Inicio

RENDIMIENTO ESCOLAR
Maldonado Herrera Victoria G.
Marín Bernal Lorena.
SUA-UNAM

Implicaciones del comportamiento del maestro en el fracaso escolar.

En la actualidad en cifras generales, y como promedio nacional, de cada 100 alumnos que inician estudios de licenciatura, entre 50 y 60 concluyen las materias del plan de estudios, cinco años después y, de éstos, tan sólo 20 obtienen su título. De los que se titulan, solamente un 10%; es decir 2 egresados, lo hacen a la edad considerada como deseable (24 ó 25 años); los demás, lo hacen entre los 27 y los 60 años (Díaz de Cossío, 1998).

Esta es una problemática que podemos ver a todos los niveles de educación, que se va agudizando conforme se eleva el nivel educativo. Es evidente que estamos hablando de un fracaso escolar que se da en estos alumnos pues no están concluyendo con el objetivo al que tenían contemplado llegar y si lo hacen es después de mucho tiempo.

Es por estas razones que nos interesa saber qué esta provocando que se presente el fracaso escolar en la educación
Para comprender un poco más el tema es necesario entender que el rendimiento escolar generalmente es evaluado, se puede medir a través de calificaciones escolares, o en términos de bien y mal. Se tiene que considerar que el rendimiento escolar además de que es un tipo de medición, también intervienen otras variables que influyen en este como el nivel intelectual, personalidad (extraversión, introversión, ansiedad, etc.) y aspectos motivacionales, así como nivel de escolaridad, sexo y aptitudes [Fernández Gil 1984:]. Cuando el rendimiento escolar de un alumno es malo o no aceptable, como reprobar, bajas calificaciones, deserción, se habla de que existe un fracaso escolar.
El fracaso escolar, según los expertos, es el hecho de concluir una determinada etapa en la escuela con calificaciones no satisfactorias, lo que se traduce en la no culminación de la enseñanza obligatoria. Las calificaciones que intentan reflejar el resultado del trabajo del alumno, lo convierten en fracasado.
Sin embargo aunque el alumno no haya alcanzado los objetivos y conocimientos establecidos previamente en la asignatura o materia, pero que si haya acreditado está, no se habla de fracaso escolar. . “...el fracaso escolar es el desfase negativo entre capacidad intelectual del niño y su rendimiento escolar. Se produce en escolares (niños o adolescentes) con normal capacidad intelectual, sin trastornos neurológicos, sensoriales o emocionales severos y que tiene una estimulación sociocultural de reprobación...”[1], Otro grave problema es el de la deserción que aunque es un problema grave es difícil investigar a aquellos que ya no asisten a clases, además de ser la gran mayoría.

Son muchas las causas por la cual un alumno no continua sus estudios, por ello hablaremos de fracaso escolar, entendiéndolo como la no acreditación de una asignatura o materia.
Hablar de fracaso escolar nos hace pensar que el alumno no avanzó, que no incremento sus conocimientos, que el alumno no se esforzó, que el alumno no se interesó para poder acreditar la asignatura durante el tiempo en que estuvo en la escuela [Marchesí y Pérez 2003:] En la mayoría de los casos se le da al alumno la responsabilidad absoluta de este fracaso.

Como podemos darnos cuenta el fracaso escolar esta determinado por diversos aspectos, que hemos mencionados y por otros como los intereses de alumno, los hábitos de estudio, relación profesor alumno, autoestima, etc.

Hay dos factores que consideramos de vital importancia en la educación de un a persona: la familia y el maestro. Factores que también influyen para que se de el fracaso escolar, estos factores son la familia, en concreto los padres, considerando las actitudes que tienen frente a la educación así como la propia educación de estos, esto implica también los hábitos de estudio que les enseñen a sus hijos; en segundo lugar esta el maestro, las expectativas que tiene sobre el alumno, así como su comportamiento ante ellos [2003:]. Lo que esta dirigiendo la atención de esta investigación es este último aspecto que interviene en el fracaso escolar: El maestro y cómo lo perciben los alumnos.

Nuestro interés parte principalmente del saber que tanto influye el maestro en el fracaso escolar, qué tanta es la responsabilidad de este para que exista éxito o fracaso escolar, y más específicamente conocer si afecta en la relación maestro alumno.

Lourdes Leticia Méndez en su tesis expresa que: un factor determinante en la relación maestro-alumno es la manera en que el alumno percibe la forma como se refiere a él sus maestros...lo cual a su vez influye tanto en la participación dentro del aula como en la relación que establece con sus maestros”[2] como vemos lo que el maestro dice a sus alumnos así como la forma en la que da su clase y se comunica influye en el desempeño de estos, pues con un comentario negativo que haga el maestro los alumnos pierden interés, dejan de participar o se sienten amenazados , tal como lo dice Arévalo: “El maestro como líder de su clase, coordinador de las actividades del aprendizaje, puede propiciar que el alumno pueda adquirir sentimientos de superación, de valor personal, de estimación, un concepto de sí mismo o todo lo contrario, sentimientos de minusvalía, frustración, apatía e inadecuación.”[3].

Es necesario conocer si el maestro es una causa importante para que se de el fracaso escolar de sus alumnos pues de esta manera se buscarían soluciones y acciones para evitar que el maestro influya en el fracaso escolar. Por lo que los objetivos de esta investigación serán:
La hipótesis de esta investigación será determinar si la mala actitud del maestro, por mala actitud consideramos o entendemos los siguientes puntos: (irrespetuoso, no permite que los alumnos se expresen, no permite el dialogo, no trata a todos los alumnos del mismo modo [es parcial]) provoca fracaso escolar.

Como mencionamos líneas arriba, para que el fracaso escolar se de hay infinidad de factores y razones como factores biológicos, pedagógicos, emocionales o socioculturales.
Para esta investigación solo tomaremos las siguientes variables: la mala actitud del profesor (variable independiente), en la cual las categorías para ésta serían: comunicación parcialidad, respeto, forma de enseñanza.
Y la variable dependiente sería el fracaso escolar, tomando como categorías para esta variable la no acreditación de una materia.
Se realizaron entrevistas de manera aleatoria a los alumnos de pedagogía del la facultad de filosofía y letras la cuál arrojaron los siguientes datos: de una muestra de 40 alumnos solo el 33% de ellos consideraron que el maestro si afecto en su rendimiento escolar y 67% no considero que la actitud del maestro influyera en el fracaso escolar.









De los encuestados que dijeron que el maestro si influyo para que tuvieran fracaso escolar se encontró que 62% considera que el que el maestro es parcial con ellos, que tiene favoritismo.





De los alumnos que no tuvieron materias reprobadas todos ellos consideran que fue por su dedicación, interés, esfuerzo, ganas, etc. que tiene este resultado, en estos casos son ellos los que propician que no tengan fracaso escolar Por otro lado el promedio de los alumnos, que tiene una media de 8.69 no da cuenta clara de las materias reprobadas (fracaso escolar) ya que esta calificación no se promedia. Por ello aunque exista fracaso escolar (materias reprobadas) no se podrá reflejar en el promedio.
Otro dato importante es que al preguntarles como consideraba que era la relación personal con su maestro la mayoría contesto que el profesor no es accesible, y a los alumnos tampoco les interesa entablar una relación con el maestro.
Por parte de los encuestados que consideraron que la actitud del maestro no influye en el rendimiento escolar encontramos que la mayoría de estos tiene problemas pero por ellos, ya sea por que no les interesa la materia, falta de disposición de ellos, no comprenden los textos, falta invertir tiempo. Consideran la mayoría que tienen una buena relación con su maestro a pesar de tener favoritismo por algunos de sus compañeros.


Conclusión
A manera de conclusión podemos decir que si bien la buena relación entre el maestro y el alumno en el aula, es un factor determinante para que este último pueda estudiar en un ambiente de armonía no le afecta en lo mas mínimo ni repercute dicha relación para que exista éxito o fracaso en su rendimiento escolar.
A la mayoría de los alumnos entrevistados no les interesa siquiera entablar una relación con sus maestros, pero desafortunadamente esto nos lleva a que debido a la falta de comunicación que existe entre ambos no se comprendan los textos, no hay apoyo del profesor, no, no les interesa la materia y como consecuencia de esto muchos tengan fracaso escolar.



BIBLIOGRAFÍA.
Arévalo Gutiérrez, Virginia.” La relación maestro-alumno: estudio etnográfico de dos grupos en el SUAFyL-pedagogía”, en Tesis Licenciatura (Licenciado en Pedagogía) UNAM, Facultad de Filosofía y Letras. México. 1994.

Avanzini, Guy. El fracaso escolar. Herder, Barcelona, 1985. Pág. 69-110

Caballed, Joaquín, Fernando Moraga y Jordi Josafat (ed.) El niño y la escuela: dificultades escolares. Alertes, Barcelona, 1994. Pág. 105-111, 121-128.

Fernández Gil, Pilar (comp.) Diccionario de las nuevas ciencias de la educación I-Z. Nuevas Técnicas Educativas, S.A. México. 1984. Pág. 832

Fragoso Franco David, “la comunicación en el salón de clases” En revista electrónica Razón y palabra. num. 13, año 4. Enero-marzo 1999. http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n13/comsal13.html

Hargreaves, David. Las relaciones interpersonales en la educación. Nacea, Madrid, 1986.
Pág. 125-213

LUCART, Liliana. El fracaso y el desinterés escolar: cuáles son sus causas y cómo se explican. Gedisa, Barcelona, 1997. Pág. 135

Marchesí, Álvaro y Carlos Hernández Gil (coord.) El fracaso escolar: una perspectiva internacional. Alianza-ensayo. Barcelona, 2003. Pág. 334

Martínez, Nuria. “Grave reprobación en el bachillerato” en El Universal. Febrero, 2005

Méndez Montes, Lourdes Leticia. “La relación maestro-alumno y sus consecuencias en el proceso enseñanza-aprendizaje” en Tesis Licenciatura (Licenciado en Pedagogía) UNAM, Facultad de Filosofía y Letras México. 1994

Nassif, R. Teoría de la educación. Cincel. Madrid. 1985.







[1] Portellano Pérez, José Antonio. Fracaso escolar, diagnostico e intervención: una perspectiva
[]
2 Méndez Montes, Lourdes Leticia. “La relación maestro-alumno y sus consecuencias en el proceso enseñanza-aprendizaje” , pág 22[]
3 Arévalo Gutiérrez, Virginia La relación maestro-alumno: estudio etnográfico de dos grupos en el SUAFyL-pedagogía. Pág 59

Inicio