Inicio



APROXIMACIÓN A LA TIPOLOGÍA
Y MODALIDADES DEL TURISMO CONTEMPORÁNEO
Emilio Velazco Gamboa
Javier Aguirre Tanús

1. Preámbulo
2. Conceptos básicos
3. Tipos y modalidades del turismo contemporáneo
4. Turismo ecológico
5. Turismo comercial
6. Turismo cultural
7. Turismo recreativo
8.. Turismo gastronómico
9. Turismo social
10. Turismo estudiantil
11. Turismo nacional
12. Turismo internacional
13. Epílogo


1. Preámbulo

El presente análisis desea definir y aclarar algunos conceptos necesarios dentro del ámbito turístico y, más concretamente, desde su estudio sistemático. En el terreno de la economía mundial, donde las relaciones entre la economía subterránea, principalmente fundada en actividades ilícitas, y el turismo no escapa de ello, y la economía formal, se hace pertinente aclarar estos conceptos.

Como ya se dijo, el turismo no puede escapar de los tentáculos de aquellos que promueven la economía subterránea, pues actualmente se ha dado en hablar sobre el llamado “turismo de guerra”, donde personas de todo el mundo acuden a zonas de conflicto armado, poniendo en grave riesgo sus vidas o su integridad física, con tal de satisfacer la morbosa curiosidad de vivir de cerca una guerra con todas las emociones –si se nos permite llamarle así, con toda frialdad– que le deben ser propias.

Igualmente se ha dado en hablar de “turismo sexual”, en el cual, personas de todo el mundo viajan a distintas regiones, especialmente de Asia y América Latina, donde la pobreza, la marginación y la impunidad permiten que florezca esta seudo industria, para encontrar gratificaciones sexuales, sobre todo con niños que son explotados o esclavizados con tales fines. Por supuesto, no es la única modalidad pero, por desgracia, es una de las más difundidas.

Ya no se hable, por citar otro ejemplo, del “turismo político”, o mejor dicho, el turismo de agitación política. Recuérdese cómo gente de muchos sitios –pero sobre todo procedentes de Europa y Estados Unidos– viajan a lugares con conflictos políticos no sólo con fines de observación sino de agitación pública, con el pretexto de que el mundo es una “aldea global” y, por ende, tienen la prerrogativa de defender los derechos de grupos o núcleos poblacionales y étnicos, violentando el Estado de derecho del país en que se encuentren.

Así, en años pasados se pudo ver a turistas –recordamos con especial desagrado a unos de nacionalidad italiana– causando desmanes y ofendiendo a las autoridades mexicanas en Chiapas, según ellos porque apoyaban la causa indígena y la labor del falazmente justiciero Subcomandante Marcos.

De todo lo anteriormente señalado podríamos ocuparnos en otra ocasión. En este momento preferimos enfocarnos al turismo contemporáneo inserto en el marco de la economía formal, de la economía legal. Sirva, pues, el presente estudio, a los interesados en este fenómeno, sin menoscabo de que otras personas hagan su labor correspondiente.


2. Conceptos básicos

La palabra turismo viene de las voces latinas “tour” y “torn”, cuyo significado es “tornar”. La definición más elemental de la palabra turismo nos dice que es la “afición a viajar por gusto de recorrer uno o varios países”. Asimismo, es la “organización de los medios conducentes a facilitar esos viajes”[1].

Al respecto, José Gómez Cerda, Secretario General de la Federación Mundial de Trabajadores de la Agricultura, Alimentación, Hotelería y Afines (FEMTA, organismo afiliado a la Confederación Mundial del Trabajo con sede en Bruselas, Bélgica), afirma que:

Etimológicamente, turismo se deriva de la palabra latina ‘tornus’, que significa la acción de movimiento y retorno. Su definición actual es la afición a viajar para conocer un país o una región y la organización de los medios que permiten y facilitan esos viajes para el recreo, paseo, conocimiento y diversión[2].

Por su parte, David Nava, investigador veracruzano, complementando lo anterior, señala que el turismo “es un fenómeno social que consiste en el desplazamiento voluntario y temporal de individuos que por motivos de descanso, recreación, cultura y salud, se trasladan de su lugar de origen a otro en el que no ejercen actividad lucrativa ni remunerada, generando interrelaciones de importancia económica y cultural”[3].

Fernando Iriarte Céspedes, de la Universidad Nacional de Colombia, indica que “el turismo contemporáneo es un tipo especifico de viaje que se realiza durante el tiempo libre de las personas”, y que “implica la utilización de una serie de equipamientos y servicios que fueron creados para atender a los viajantes, el llamado ‘trade’ turístico, compuesto por agencias, hoteles y similares, transportadoras, restaurantes y similares e implica en la existencia de un atractivo, algo que hará que el turista visite determinado lugar”[4].


3. Tipos y modalidades del turismo contemporáneo

Consecuentemente, existen muchos tipos y modalidades de turismo de acuerdo con el interés particular del viajante en cuestión. Para otro autor, el turismo tiene una filosofía, a la que él define del siguiente modo:

La Filosofía del Turismo es la actividad técnico social que pone en contacto directo al individuo con su medio natural, con el fin de integrarlo en él, que participe de sus misterios, satisfaciendo necesidades espirituales de descanso, goce y regocijo interno, e incrementando su cultura con el fin de afianzar aún más la relación amistosa entre pueblos, la solidaridad humana, el respeto a las costumbres propias y el deseo de mejorar en todo aspecto[5].

Algunas de esas modalidades de turismo, por ejemplo, son las que se enumeran a continuación, dependiendo del propósito u objetivo que motiva el viaje:

  1. Turismo ecológico.
  2. Turismo comercial.
  3. Turismo cultural.
  4. Turismo recreativo.
  5. Turismo gastronómico.

Igualmente, el turismo, dependiendo del público al que se dirigen, puede ser:

  1. Turismo social.
  2. Turismo estudiantil.

Por último, dependiendo del origen del turista o viajante, sin importar su destino, sino de dónde provenga, puede ser:

  1. Turismo nacional, o
  2. Turismo internacional.

Enseguida se definirán estos conceptos con la mayor sencillez y claridad posible.


4. Turismo ecológico

El turismo ecológico o ecoturismo, “frecuentemente confundido con los deportes de riesgo, consiste en visitas a las áreas geográficas relativamente inalteradas, con la finalidad de disfrutar y apreciar sus atractivos naturales o culturales, por medio de un proceso que promueve la conservación, tiene bajo impacto ambiental y propicia la participación activa de las poblaciones locales en los procesos de planificación y en la distribución de sus beneficios”[6].

Por su parte, David Nava indica que “el ecoturismo es una nueva modalidad de turismo ecológico que permite adoptar estilos de vida diferentes, siempre y cuando se respeten los límites de la naturaleza”, pero es más concreto al decir que:

Aquella modalidad turística ambiental responsable, consistente en viajar o visitar áreas naturales relativamente sin disturbar con el fin de disfrutar, apreciar y estudiar los atractivos naturales (paisaje, flora y fauna silvestre) de dichas áreas, así como cualquier manifestación cultural (del presente y del pasado) que pueden encontrarse ahí, a través de un proceso que promueve la conservación, tiene bajo impacto ambiental y cultural y propicia un involucramiento activo y socio económicamente benéfico de las poblaciones locales[7].

A su vez, la Empresa de Turismo Alternativo Pachamama, con sede en Lima, Perú, dice que[8]:

  1. Ecoturismo o como también es llamado, "turismo verde" o "turismo de la naturaleza", es definido de la manera más simple como viajar a lugares relativamente no perturbados con el propósito de disfrutar el entorno natural.
  2. El ecoturismo está más vinculado con el turismo de aventura en el sentido de caminar o subir cerros para contemplar el campo y apreciar las bellezas naturales desde un lugar tranquilo. Los ecoturistas quieren que se les explique como funcionan los ecosistemas, es decir, como se interrelacionan la flora y la fauna que comparten la vida en común dentro de un nicho de vida, sea este bosque, páramo, laguna o mar.


5. Turismo comercial

En relación con el turismo comercial, José Gómez Cerda, igual que otros especialistas o compañías especializadas (por ejemplo, la Empresa de Turismo Alternativo Pachamama), lo equiparan con el turismo recreativo –del que se hablará más adelante– llamándolo incluso turismo comercial, lo cierto es que constituye una modalidad distinta de turismo.

Sin embargo, la noción de ‘turismo comercial’ actualmente se refiere más a los viajes que empresarios, agentes comerciales, exportadores, importadores, negociantes, etc., realizan a distintos destinos con el fin de contactar o ubicar productores de diversos bienes de consumo final para efectos de compra de los mismos o cotización de precios con el mismo objetivo.

Pero además, el turismo comercial también es realizado por aquellos que desean vender esos productos en ferias nacionales o internacionales, o como en el caso de quienes venden servicios, realizan viajes a ferias, congresos, seminarios, etc. ya sean nacionales o internacionales, para relacionarse con clientes potenciales.

Adicionalmente, José Gómez Cerda dice que del turismo se benefician:

  1. Agricultores, que pueden para vender sus productos agrícolas.
  2. La industria de la alimentación.
  3. Pescadores.
  4. Artesanos.
  5. Transporte turístico.
  6. Artistas ( cantantes, bailarines, pintores).
  7. Cultura: elevación del nivel cultural.

En pocas palabras, se benefician todas las partes y elementos que integran a la industria turística, tanto de manera directa como indirecta, o que intervienen en sus procesos, también directa o indirectamente.


6. Turismo cultural

Sobre el turismo cultural, Iriarte Céspedes hace las siguientes observaciones, mismas que permiten delimitar el término:



7. Turismo recreativo

El turismo recreativo no es otra cosa que el turismo convencional, es decir, los viajes que realiza la gente con fines de descanso, de orden médico, de recreación y esparcimiento, etc., sin otros fines que despejarse del estrés cotidiano, descansar, conocer otros sitios, en fin, vacacionar.

Este tipo de turismo siempre conllevará la oportunidad de disfrutar de la gastronomía, los paisajes, las tradiciones, el arte, etc., de los sitios que se van a visitar. Igualmente, habrá negociantes que puedan detectar oportunidades de negocios durante sus viajes, pero ninguno de los casos anteriores es el principal motivo del viaje, sino simplemente, el deseo de vacacionar.

Este tipo de turismo es el más común y cotidiano. Curiosamente, se puede afirmar, empíricamente pero con poco temor a sufrir una equivocación, que es el más generoso y que propicia una mayor derrama económica.


8. Turismo gastronómico

En tal sentido, el turismo gastronómico es parte del turismo recreativo si se considera que los lugares donde se realicen ferias gastronómicas posean otros atractivos que capten el interés del turista para visitarlos y aprovechar la oportunidad para degustar las especialidades de la región donde se produzca este tipo de eventos.

A su vez, es parte del turismo cultural si se toma a las especialidades gastronómicas como parte del legado ancestral y tradicional de la región y que se preparan en períodos específicos que coinciden con fiestas cívicas o culturales de importancia local y/o nacional. En el caso de Puebla se pueden mencionar los dulces típicos, los chiles en nogada y otras especialidades, o las ofrendas de muertos, el mole poblano, etc.

Pero también puede ser parte del turismo comercial, por ejemplo, cuando negociantes de diversas regiones o del extranjero visitan este tipo de exposiciones para realizar contratos con las compañías productoras. Es el caso de las compañías alimenticias o que producen bebidas, caso Tequila en México.

Pero, además de las anteriores tipologías de turismo, se puede mencionar que hay muchas modalidades para el turista que viaja en temporadas o en períodos específicos del año de modo que no invierta mucho en sus viajes, ya que muchas veces los costos son altos y no toda la gente tiene posibilidades de invertir muchos recursos en la diversión turística. Entre el sinnúmero de modalidades contractuales que esta actividad genera podemos mencionar:

  1. Los contratos de tiempo compartido.
  2. Los contratos entre turistas y agencias de viajes


  1. Los contratos entre agencias de viajes y empresas de transporte:


  1. Los contratos de hoteles y empresas de transporte:


  1. Los contratos entre Asociaciones, Sindicatos, etc. con hoteles, agencias de viajes o empresas de transporte.
  2. Los contratos del Estado con empresas de transporte, agencias u hoteles para otorgar créditos y beneficios a los turistas.
  3. Contratos de tour.


9. Turismo social

En Argentina se ha adoptado la figura del turismo social, donde se han creado numerosos programas en la materia. La Secretaría de Turismo de ese país indica que “los programas de Turismo Social de la Secretaría de Turismo de la Nación, tienen como destinatario principal a la población de escasos recursos de todo el país, siendo su objetivo brindarle la posibilidad de poder contar con un período de vacaciones”[9]. Los planes vigentes en ese país son el Plan Escolar, el Plan para la Tercera Edad y el Plan Familiar.

Estas es una modalidad más de carácter corresponsable entre el gobierno y los ciudadanos que no pueden gozar de privilegios por su misma situación de limitación económica, marginación, pobreza, etc. Por ello, y por tratarse de una figura relativamente desconocida o nueva (o ambas), no se puede ahondar mucho. Sin embargo, resulta interesante para su posterior análisis y estudio con posibles fines de aplicación.


10. Turismo estudiantil

También en Argentina se ha incorporado a la legislación nacional la figura del turismo estudiantil, donde la Secretaría de Turismo de ese país otorga el Certificado Nacional de Autorización para Agencias de Turismo Estudiantil, precisamente a las agencias que brindan servicios a contingentes estudiantiles[10].

Lo anterior, debido a que se desea atender el control de los prestadores mediante la exigencia del cumplimiento de las garantías necesarias para asegurar la eficacia en los servicios a través de la autorización y fiscalización de los prestadores de servicios turísticos, especialmente los que proporcionan dicho servicio a estudiantes, con base en el control del cumplimiento de normas legales y reglamentarias vigentes a los efectos de asegurar la protección del usuario.

De ahí se desprende que el turismo estudiantil es aquella modalidad en la cual el objetivo de cualquier viaje puede ser recreativo, ecológico, cultural, etc., con la particularidad de que el turista en cuestión es una persona que, independientemente de la edad, realiza cursos de cualquier nivel académico (universitario, posgrado, etc.) y recibe promociones especiales de las agencias de viaje y demás prestadores de servicios en la materia, sólo por tener ese perfil de estudiante.

Acerca del turismo gastronómico, si bien éste forma parte del turismo recreativo y/o del turismo cultural, al menos en Puebla, la Secretaría de Turismo de esta entidad federativa le ha dado un matiz especial toda vez que se pretende el reconocimiento internacional para que la comida mexicana, y específicamente la poblana, sea considerada como patrimonio cultural de la humanidad por parte de la UNESCO y otras organizaciones relacionadas con el área.


11. Turismo nacional

El turismo nacional se puede definir sencillamente como el que realizan al punto de destino los ciudadanos que tienen la misma nacionalidad de éste, es decir, mexicanos que viven en una ciudad y viajan a otra, independientemente de si ésta pertenece a la misma o a otra entidad federativa.

Igual puede tratarse de habitantes de regiones urbanas o localidades rurales a playas o sitios arqueológicos, o que viven en grandes ciudades y que visitan sitios más provincianos, o que viajan de provincia a las grandes ciudades, etc.


12. Turismo internacional

En términos más sencillos que en el punto anterior, el turismo internacional es el formado por ciudadanos de un país que visitan a otro independientemente de sus fines, a recordar, recreativos, de negocios, culturales, etc., y que se encuentran de paso pero de conformidad con los requisitos marcados por la ley de la nación que visitan.

Lo anterior quiere decir que poseen un permiso o una visa, ya sea para vacacionar por un período determinado o de manera indefinida, algún otro permiso de carácter migratorio, etc., sin olvidar el pasaporte y otros documentos de rigor y que se encuentren vigentes.


13. Epílogo

El turismo tiene una gran importancia en la actividad económica del país o de las entidades federativas que lo componen ya que, a la vez que permite captar divisas a los empresarios por concepto de venta de bienes y servicios (alimentación, hospedaje, traslado, souvenirs, etc.), genera empleos (que en muchas ocasiones reciben el generoso y siempre oportuno sobrehaber de la propina) y permite el desarrollo económico y social de las regiones turísticas en sí, además de incrementar, consecuentemente, la captación fiscal del gobierno.

Sobre ello, el investigador dominicano Francisco Guerreo hace las siguientes precisiones[11]:


De ahí que su estudio, en cualquier modalidad, sean esenciales para el futuro económico del país, del estado y de la región. Especialmente, porque el área del turismo se encuentra descuidada en lo que a investigación académica concierne.

El turismo es un importante rubro dentro del Producto Interno Bruto de México. Además, en materia de recreación, de negocios, de cultura, de gastronomía, etc., México cuenta con infinidad de destinos sumamente atractivos y con valores agregados, ya que normalmente se conjugan para ofrecer al visitante –tanto nacional como extranjero– infinitas posibilidades de diversión así como de oportunidades diversas.

Sin embargo, el gran esfuerzo que vienen realizando tanto el sector privado como el sector público, deben ser complementados por la correspondiente labor de la comunidad académica. El presente trabajo es sólo una pequeña aportación en la materia, y se desea que no se convierta en un testimonio aislado.

Se espera que sea el primero de muchos y que detone la energía y las inquietudes de estudiantes y especialistas de las áreas de Economía, Administración, Turismo, Mercadotecnia y Comercio Exterior. El tiempo dirá si este esfuerzo dio frutos. Se espera que sea así.

EMILIO VELAZCO GAMBOA
Mexicano. Egresado de la Licenciatura en Ciencias Políticas por la Universidad del Desarrollo del Estado de Puebla y Diplomado en Derecho Electoral y en Derecho Constitucional por la Universidad Cuauhtémoc Campus Puebla. Con una amplia trayectoria académica y una sólida y también amplia experiencia en el sector público y la iniciativa privada, actualmente es Consultor Internacional en Ingeniería Política, Ingeniería Administrativa, Ingeniería Comercial e Ingeniería Legislativa.

Messenger: emiliovelazco@hotmaiil.com
E-Mail: emiliovelazco1972@hotmail.com
emiliovelazco1972@yahoo.com.mx
emilio_velazco@todito.com
Página personal: http://emilio-velazco.galeon.com

JAVIER AGUIRRE TANÚS
Egresado de la Licenciatura en Economía por la Universidad Iberoamericana Plantel Golfo Centro. Actualmente es ejecutivo de Auditoría Interna en el Área Comercial, Marca Volkswagen, en la empresa Volkswagen de México.

E-Mail: javier.aguirre@ivw.com.mx
xaviaguirre@hotmail.com.mx


[1] Diccionario Porrúa de la Lengua Española (2001). México: Porrúa, p. 777.[]
2 Gómez Cerda, José (2003). Turismo comercial. Sitio web de la Asociación Civil “Acción del Movimiento de Trabajadores en Internet” (ACMOTI). http://www.acmoti.org/TURISMO%20COMER CIAL.%20Jos%C3%A9%20G%C3%B3mez%20Cerda.htm[]
3 Nava, David (8 de diciembre de 2003).Precisiones conceptuales acerca del ecoturismo y su campo de acción. Sitio web de la comunidad académica Monografías.Com “”El centro de recursos educativos más amplio de la red”. http://www.monografias.com/trabajos14/ecoturismo/ecoturis mo.shtml[]
4 Iriarte Céspedes, Fernando (22 de julio de 2004). Cultura y turismo cultural. Sitio web de la comunidad académica Monografías.Com “”El centro de recursos educativos más amplio de la red”. http://www.monografias.com/trabajos16/cultura/cultura.shtml[]
5 Figueroa Colvin, Jorge (27 de octubre de 2000). Economía turística. Sitio web de la comunidad académica Monografías.Com “”El centro de recursos educativos más amplio de la red”. http://www.monografias.com/trabajos5/ecotu/ecotu.shtml[]
6 Iriarte Céspedes, Fernando (14 de Junio de 2004). Ecoturismo. Sitio web de la comunidad académica Monografías.Com “”El centro de recursos educativos más amplio de la red”. http://www.monografias.com/trabajos15/ecoturismo/ecoturismo.shtml[]
7 Nava, David. Op. Cit.[]
8 Turismo alternativo (2004)- Sitio web de la Empresa de Turismo Alternativo Pachamama. http://www.tours-andes.com/turalt.html[]
9 Programas de turismo social en las unidades turísticas y plan federal (28 de abril de 2004). Sitio web de la Secretaría de Turismo de la República Argentina. http://www.turismo.gov.ar/esp/menu. htm[]
10 Turismo estudiantil: Resolución 187/04 (28 de abril de 2004). Sitio web de la Secretaría de Turismo de la República Argentina. http://www.turismo.gov.ar/esp/menu.htm[]
11 Guerrero Castro, Francisco (24 de Junio de 2003). El turismo como factor de desarrollo económico en la provincia de Altagracia. Sitio web de la comunidad académica Monografías.Com “”El centro de recursos educativos más amplio de la red”. http://www.monografias.com/ trabajos13/turicomo/turicomo.shtml

Inicio