Inicio

PROPUESTA ADMINISTRATIVA PARA LA
CREACIÓN DE LA SECRETARÍA
DE SEGURIDAD PÚBLICA Y PROTECCIÓN CIVIL
DEL ESTADO DE PUEBLA (SSPYPCEP)
AUTOR: Emilio Velazco Gamboa



La misión del soberano
(sea un monarca o una asamblea)
consiste en el fin para el cual
fue investido con el soberano poder,
que no es otro sino el de procurar
la seguridad del pueblo.

THOMAS HOBBES
El Leviatán


  1. Filosofía de la propuesta
  2. Mecánica de la propuesta
  3. Organigrama de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla
  4. Estructura de las subsecretarías y de la Coordinación General de Asuntos Jurídicos
  5. Estructura de las direcciones generales y de área
  6. Sistema jerárquico y de ascensos, estímulos y recompensas de las corporaciones de seguridad pública y protección civil del Estado de Puebla
  7. Marco legislativo necesario para la creación y funcionamiento de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla
  8. Los primeros instrumentos auxiliares
  9. Comentarios a la propuesta
  10. Referencias bibliográficas


1. Filosofía de la propuesta

En los siguientes dos apartados de este capítulo se dará un breve preámbulo de por qué este sustentante propone la creación de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla (SSPyPC), así como de su estructura orgánica. Después, se dictarán algunas generalidades que el autor del presente proyecto recomienda, previos al proyecto de creación de la citada dependencia, y que tendrán como objetivo hacer más explícito este proceso.
Las razones y motivos que se mencionan en el primer apartado son de carácter meramente administrativo y social, dado que esta propuesta propone una reforma a la estructura del Poder Ejecutivo del Estado. Por tanto, se excluye cualquier posible tendencia partidista o razones de tipo político, ya que, si bien se consideran algunas ventajas de índole proyección política para los miembros del partido en titularidad del gobierno estatal, no se habla de una reforma política, o al sistema político, sino de una reforma administrativa, o mejor dicho, de una reforma a la administración pública local.
En su obra “El Leviatán”, el filósofo inglés Thomas Hobbes, respecto a las causas que generan al Estado, expone que “la causa final, fin o designio de los hombres (que naturalmente aman la libertad y el dominio sobre los demás) al introducir esta restricción sobre sí mismos (en la que los vemos vivir formando Estados) es el cuidado de su propia conservación y, por añadidura, el logro de una vida más armónica”[1].
Posteriormente, el mismo autor señala que “la misión del soberano (sea un monarca o una asamblea) consiste en el fin para el cual fue investido con el soberano poder, que no es otro sino el de procurar la seguridad del pueblo”. Pero, además, especifica que, “por seguridad no se entiende aquí una simple conservación de la vida, sino también de todas las excelencias que el hombre pueda adquirir para sí mismo por medio de una actividad legal, sin peligro ni daño para el Estado”[2].
Tal es el fin del gobierno como parte de la ecuación del Estado moderno; sólo que, en los últimos tiempos, la violencia y los crímenes se han salido de los esquemas tradicionales: Dejó de ser una delincuencia menor, una delincuencia doméstica, para convertirse en una delincuencia organizada, en una delincuencia transnacional, con influencias provenientes del extranjero, incluyendo la tecnología. Así, ciudadanía y autoridades se enfrentan a una delincuencia más preparada tanto en lo técnico como en lo intelectual. Podría decirse que ésta también fue bañada por la globalización.
Para los Doctores Víctor F. Olea y Abelardo Flores, “globalización es el nombre genérico que las ideologías dominantes atribuyen al actual proceso de mundialización capitalista, y que tales estrategias responden a diversas estrategias para internacionalizar el capital”[3]. Por tanto, “la globalización –junto a la regionalización– es una forma peculiar que asume la internacionalización del capital en la actualidad”[4], según palabras de Víctor Manuel Rodríguez Ramírez, egresado de la Universidad Madero.
Así, la delincuencia, junto con sus técnicas, métodos, ideología –si es que se puede hablar de que el crimen tenga una ideología o una filosofía reales y en el sentido correcto de dichos términos–, etc., como ya se dijo, también fue alcanzada por los beneficios de la globalización, al poder asociarse con bandas internacionales y organizaciones dedicadas al terrorismo, el secuestro, el narcotráfico, la trata de blancas, el robo de autos y una lista aún más larga y terrible.
De esta forma, los gobiernos contemporáneos, si es que desean triunfar en el combate a la delincuencia, deben emplear todos sus recursos –y disponer de muchos otros nuevos– así como recurrir a nuevas técnicas de investigación y análisis, o incluso, crearlas. Para ello, deben estar en condiciones no sólo de adquirir tecnología o nuevos métodos, sino aplicar una nueva mentalidad en tal labor: una visión más crítica, un pensamiento más analítico, una mente más lógica –que, por supuesto, no descarte incluso aquello que parezca ilógico o descabellado–, mayor capacidad de juicio, etc.
Ese es uno de los sentidos que adquiere crear un área –al nivel subsecretaría– especializada en investigación y asuntos internos, ya que, con una visión científica –la de la criminología y la criminalística–, se espera obtener mejores resultados no sólo en la búsqueda de los delincuentes, sino en la prevención del delito.
En complemento, se crea una división de combate a la corrupción que estará facultada para investigar el nivel de corrupción de los miembros de los cuerpos de seguridad pública, incluyendo al Heroico Cuerpo de Bomberos, así como para determinar su participación en actos de esta naturaleza, para así, sancionarlos. Las sanciones podrán ir desde la amonestación verbal a la baja definitiva y, de ser muy grave tal hecho, se podría dar su turno al área jurídica para iniciar un proceso que culmine en la persecución y castigo del delincuente. Para ello se crean leyes contra la corrupción y se reforman otras leyes, como en el caso del Código Penal del Estado, para que el Ministerio Público del Fuero Común pueda perseguir esta clase de casos y, de demostrarse culpabilidad del trasgresor, seguir la ruta judicial de rigor.
De esa manera, el delito se previene, o, en su caso, se detiene al delincuente y se turna a la autoridad correspondiente, es decir, se combate el delito desde afuera, pero también se va a combatir desde adentro, pues es conocido el hecho de que policías en el activo no detienen a muchos transgresores de la ley a pesar de saber dónde y cómo actúan, o que participan en hechos delictivos.
Así, la seguridad jurídica, es decir, “la garantía que representa la organización estatal en orden al mantenimiento del derecho y a la consiguiente protección del individuo, nacional o extranjero”[5], que es uno de los ideales de las Ciencias de la Política y del Derecho, será susceptible de cumplirse con mayor eficiencia con la creación de esta Secretaría.
La dependencia cuya creación se propone en este trabajo recibirá el nombre de Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla. Los Maestros Samuel González Ruiz, Ernesto López Portillo y José Arturo Yánez, dicen que “la idea de seguridad pública está ligada a la protección de la paz pública, de tal manera que puede ser conceptualizada, desde el punto de vista objetivo, como el conjunto de políticas y acciones coherentes y articuladas, que tienden a garantizar la paz pública a través de la prevención y represión de los delitos y de las faltas contra el orden público, mediante el sistema de control de penas y el de policía administrativa”[6].
En mi investigación titulada “Planeación de la Defensa Nacional y ética militar en México: Una aproximación empírica”, dije que “el sistema de penas es ejecutado por el Poder Ejecutivo, y corresponde al Ministerio Público la persecución del delito, y al Poder Judicial, la sanción y sentencia del mismo, dejando al Ejecutivo, como ya se dijo, la ejecución de las penas a través del sistema de readaptación social” [7].
Pero además, la seguridad pública y la protección civil son una de las múltiples responsabilidades a cargo del Poder Ejecutivo. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 89 fracción VI establece que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos podrá “disponer de la totalidad de la fuerza armada permanente o sea del ejército terrestre, de la marina de guerra y de la fuerza aérea para la seguridad interior y defensa exterior de la Federación”[8].
A su vez, la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Puebla, en su artículo 79 fracción X establece que el Gobernador del Estado podrá “mandar las fuerzas del Estado y la de los municipios donde residiere habitual o temporalmente[9]”, y, en su fracción XXXIV, “las demás que le confieren las leyes”[10], por lo cual se le aplica supletoriamente el precepto expresado en el párrafo anterior sobre el Presidente de la República.
“Ahora bien, seguridad pública y protección civil, teóricamente, podrían parecer conceptos equivalentes o sinónimos; sin embargo, no es así. Normalmente, la noción de seguridad pública se emplea para referir la actividad de la policía y otros organismos especializados en la prevención e investigación del delito. En cambio, protección civil es un término que se emplea para referir la prevención de desastres, ya sean naturales o provocados por el hombre, o el apoyo a la sociedad cuando se presenta uno de ellos”[11].
Una de las mejores definiciones sobre el término, es la que dispone el Reglamento de Protección Civil para el Municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León, en México, vigente desde el 25 de enero de 2002, que en su artículo 2 establece que protección civil es “el conjunto de acciones, principios, normas, políticas y procedimientos preventivos o de auxilio, recuperación y de apoyo, tendientes a proteger la vida, la salud y el patrimonio de las personas, la planta productiva, la prestación de servicios públicos y el medio ambiente; realizadas ante los riesgos, altos riesgos, emergencias o desastres; que sean producidos por causas de origen natural, artificial o humano, llevados a cabo por las autoridades, organismos, dependencias e instituciones de carácter público, social o privado, grupos voluntarios y en general, por todas las personas que por cualquier motivo residan, habiten, o transiten en la entidad municipal”[12].


2 Mecánica de la propuesta

Para la creación de la nueva Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla (SSPyPC) se tendrán que seguir las formalidades jurídicas, políticas y administrativas de rigor debidamente establecidas tanto en la Constitución Política para el Estado Libre y Soberano de Puebla como de las leyes secundarias emanadas de ésta. Pero para una mayor y mejor comprensión de este proyecto, la propuesta se divide en el análisis de los siguientes elementos del orden práctico:

  1. El organigrama jerárquico-administrativo de la dependencia, y
  2. El marco legislativo necesario para la creación y funcionamiento de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla.


2.1 Organigrama de la Secretaría de Seguridad Pública y
Protección Civil del Estado de Puebla

Antes de desarrollar la mecánica de la propuesta final de este trabajo, es prudente explicar la estructura orgánica de dicha dependencia, a efecto de que el lector, cuando revise a fondo este trabajo, pueda comprender mejor las mencionadas filosofía y mecánica.
El organigrama de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla comprende cinco niveles administrativos:

  1. Ejecutivo (correspondiente al C. Secretario);
  2. Staff (que son los órganos auxiliares del C. Secretario);
  3. Subsecretarios y Coordinadores Generales;
  4. Direcciones Generales, y
  5. Direcciones de Área.

La Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil (SSPyPC), para una mejor organización y distribución del trabajo operativo, dividirá su estructura interna en tres Subsecretarías y una Coordinación General, de las cuales, a su vez, se desprenderán, al menos como se proyectó en este estudio, veintiseis direcciones generales con carácter táctico-operativo, analítico-estratégico y administrativo. Esto, obviamente, la convierte en una dependencia bastante grande a primera vista. Sin embargo, conforme se analice el organigrama irá cobrando sentido la propuesta. El primer nivel, corresponde al titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil, quien contará con los siguientes órganos de apoyo a sus actividades:









El Secretario de Seguridad Pública y Protección Civil tendrá las siguientes atribuciones::

  1. Desarrollar las políticas de seguridad pública y proponer la política criminal en el ámbito estatal, que comprenda las normas, instrumentos y acciones tendientes a prevenir de manera eficaz la comisión de delitos;
  2. Desarrollar las políticas de protección civil y proponer la política preventiva y operativa en el ámbito estatal, que comprenda las normas, instrumentos y acciones tendientes a evitar o corregir las contingencias causadas por la actividad propia de la naturaleza, o por obra del hombre;
  3. Proponer al Ejecutivo del Estado las medidas que garanticen la congruencia de la política criminal y de desastres regionales entre las dependencias de la administración pública estatal;
  4. Presidir el Consejo Estatal de Seguridad Pública y Protección Civil;
  5. Proponer al Consejo la designación del Secretario Ejecutivo de dicho Consejo y, en su caso, removerlo libremente;
  6. Proponer en el seno del Consejo, políticas, acciones y estrategias de coordinación, en materia de prevención del delito y política criminal para todo el territorio estatal;
  7. Proponer en el seno del Consejo, políticas, acciones y estrategias de coordinación, en materia de prevención y combate de la corrupción para todo el territorio estatal;
  8. Proponer al Ejecutivo del Estado el nombramiento de los Directores de las Policías Estatal Preventiva; Auxiliar, Bancaria e Industrial; de Vialidad y Caminos, del Heroico Cuerpo de Bomberos y de la Policía Estatal Forestal, así como de los Directores Regionales Operativos y del Director del Plan Operativo Popocatépetl;
  9. Presidir la designación de los miembros de la Comisión de Honor y Justicia, así como los integrantes de las respectivas Subcomisiones;
  10. Establecer, en cooperación con otras instituciones policiales y de justicia, incluyendo la Procuraduría General de Justicia del Estado, un sistema destinado a obtener, analizar, estudiar y procesar información para la prevención de delitos, mediante métodos que garanticen el estricto respeto a los derechos humanos;
  11. Celebrar convenios de colaboración, en el ámbito de su competencia y en el marco del Sistema Nacional de Seguridad Pública y del correspondiente al Estado de Puebla, con otras autoridades federales, estatales, municipales y del Distrito Federal, así como establecer acuerdos de colaboración con instituciones similares, en los términos de los tratados internacionales, conforme a la legislación vigente;
  12. Celebrar convenios de colaboración y apoyo con las autoridades competentes o análogas de otras entidades federativas en materia de desastres regionales, así como para apoyar o recibir apoyo cuando se encuentren en posibilidades de hacerlo con mayor rapidez que las instancias o dependencias locales por cuestiones de tiempo o de distancia;
  13. Designar y remover a los servidores públicos de la Secretaría, así como de los representantes de ésta en comisiones, entidades federativas y organismos nacionales e internacionales en que participe;
  14. Aprobar el Programa Operativo Anual y el anteproyecto de presupuesto anual de la Secretaría, de las comisiones que la misma presida por ley o por encargo del Ejecutivo Poblano;
  15. Proponer al Ejecutivo Estatal los anteproyectos de leyes, reglamentos, decretos, acuerdos, convenios y demás disposiciones relativas a la seguridad pública y protección civil, así como los anteproyectos de reformas a la legislación vigente;
  16. Resolver los recursos administrativos que se interpongan en contra de resoluciones dictadas por los servidores públicos y las unidades administrativas que de él dependan directamente, así como las demás que legalmente le correspondan;
  17. Delegar las atribuciones que le corresponden en los funcionarios subalternos, en el orden que el respectivo Reglamento Interior indique;
  18. Adscribir las unidades administrativas a su mando directo, a las subsecretarías y a la oficialía mayor, mediante acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Estado;
  19. Supervisar directamente los trabajos de la Comisión de Honor y Justicia, en aras de que sólo el personal con verdaderos méritos obtenga los ascensos, estímulos y recompensas dispuestos por la ley en la materia;
  20. Refrendar los proyectos de decretos y acuerdos que deba emitir el C. Gobernador del Estado, que sean competencia de la Secretaría, y
  21. Las demás que le señalen los ordenamientos jurídicos aplicables o el Ejecutivo Poblano.

De las oficinas que apoyan las funciones del Secretario, quizá la que requiera una explicación inmediata sea la Unidad de Desarrollo Administrativo, la cual se creará siguiendo las tendencias marcadas en este período sexenal por la implementación de sistemas de calidad en imagen, administración y servicios en la Secretaría de Finanzas y Desarrollo Social del Gobierno del Estado de Puebla, los cuales culminaron en proceso de certificación de calidad ISO-9000.
Es cierto el hecho de que los subsecretarios de esta dependencia deberán ser gente de confianza tanto del C. Gobernador Constitucional como del C. Secretario, por lo que pudiera parecer excesiva la creación de una oficina que, sin tener otras funciones a cargo, vigile la actuación tanto de los subsecretarios como del personal a su cargo, desde el escalafón más alto –las Direcciones Generales– hasta el más humilde.
Pero también es evidente que el combate a la corrupción y el trato al público son factores vitales para la imagen de un gobierno, especialmente en una Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil. Por ello es que, desde la creación de ésta, se deberán establecer programas de calidad en la imagen, la atención al público, los servicios prestados y la administración de los recursos –materiales, técnicos y humanos– bajo su mando. Esta información se detallará algunas páginas más adelante.
Pero independientemente de que haya un subsecretario o subsecretarios encargados de estas labores, según sus áreas de responsabilidad e influencia, como es coherente pensar, debe existir un órgano directamente bajo las órdenes del C. Secretario para revisar que se cumpla con dichas funciones y que se lo haga saber en tiempo y forma precisos a éste.
Recuérdese que en esta delicada función de combatir al delito y la corrupción, y especialmente el esfuerzo por erradicar ésta última del interior de las Fuerzas de Seguridad de la Ciudadanía, no sólo está en juego la imagen y el prestigio de las corporaciones policiales y bomberos, sino la imagen misma del C. Secretario y, especialmente, la del C. Gobernador.
Por eso es que se requiere tanto cuidado y supervisión, pues, además, como nueva dependencia, se enfrentará a la crítica de los partidos políticos, de los grupos de interés y de muchos personajes públicos, así como del desafío que, por desgracia, es probable que quieran imponerle los grupos de delincuentes para probar su eficiencia. En cuanto a la Comisión de Honor y Justicia, ésta tendrá la siguiente estructura orgánica:











La principal responsabilidad de esta comisión es otorgar los ascensos, estímulos y recompensas dispuestos por la ley en la materia, sólo al personal que cuente con verdaderos méritos para obtenerlos. La Comisión de Honor y Justicia estará integrada por:


Uno de ellos, electo en votación secreta, será nombrado Presidente de la Comisión. Igualmente, en votación secreta, se elegirá al Vicepresidente, cuya función será honoraria y sólo fungirá para suplir al Presidente en un caso de ausencia, y siguiendo esta dinámica se designará al Secretario de la Comisión. Los demás miembros serán Vocales, y en ningún caso, dos miembros de la misma corporación podrán asumir los cargos de Presidente, Vicepresidente y/o Secretario. La Comisión tendrá la siguiente estructura:

  1. Un Presidente;
  2. Un Vicepresidente;
  3. Un Secretario, y
  4. Siete Vocales.

Cuando a la Comisión le corresponda resolver un asunto de su competencia, debidamente turnado y requisado por cualquiera de las dos Subcomisiones, lo hará estudiando el caso de manera colegiada y en votación abierta. En ningún caso podrá haber abstenciones cuando se trate de una votación definitiva sobre un tema o asunto, y el voto del Presidente contará como voto de calidad sólo en caso de empate.
Las Subcomisiones tendrán igual estructura y composición, y observarán el mismo comportamiento y características que la Comisión, y sus miembros deberán cubrir los mismos requisitos para pertenecer a ellas que los que integren a la Comisión.
El personal que haya formado parte de la Comisión o de alguna Subcomisión podrá formar parte de alguna de las otras o ser designado para repetir el cargo como miembro de aquella a la que hubiere pertenecido, pero para ello deberá esperar un plazo de cuatro años.
Los integrantes de la Comisión y Subcomisiones durarán en su encargo cuatro años y el cargo es irrenunciable, salvo en caso de que se vayan a pensionar por cesantía o por enfermedad grave o terminal, y no aplicará en caso de vejez por considerarse una deferencia el cargo. Para ser miembro de la Comisión de Honor y Justicia así como de las Subcomisiones se deberán cubrir los siguientes requisitos:

  1. Ostentar el grado de Comandante o Subcomandante, o quienes adquieran –por ascenso o actualización– el rango de Jefe de Región o de Sector;
  2. Tener una antigüedad mínima de 10 años en el servicio activo;
  3. Siendo Comandante o Subcomandante, o el equivalente como Jefe de Región o Jefe de Sector, tener escolaridad mínima de preparatoria o equivalente, incluyendo como equiparable la preparación técnica, o una antigüedad acumulada de 15 años en el servicio activo si no poseen dichos estudios;
  4. Si se tienen estudios de mitad de la licenciatura o superiores, comprobables, independientemente del área académica, se deberá ostentar el grado de Oficial Primero o Jefe de Grupo y tener una antigüedad acumulada de 6 años en el servicio activo;
  5. Nunca haber sido suspendido temporalmente del servicio por negligencia, delito cometido intencionalmente o por incumplimiento intencional de órdenes o funciones propias del servicio que hubiesen sido reportadas con mención a su expediente;
  6. En caso de tratarse de personal recontratado, no haber salido de las corporaciones por liquidación producida a manera de sanción o castigo por cualquiera de las causales mencionadas en la fracción anterior;
  7. Gozar de buen prestigio y nunca haber sido sentenciado por delito intencional o doloso, y
  8. Aprobar las evaluaciones que marque la convocatoria correspondiente y que deberán consistir en las siguientes pruebas, en el riguroso orden que se mencionan:

  1. Antidoping;
  2. Físico-médico.
  3. Orden cerrado de infantería;
  4. Cultura general;
  5. Conocimientos generales de su especialidad profesional/laboral, y
  6. Polígrafo;

Para efectos de remuneración y escalafón, el Presidente de la Comisión y los Presidentes de las Subcomisiones, ocuparán el nivel, prestaciones y percepciones correspondientes al nivel de Director General. Los Secretarios ocuparán el nivel de Subdirectores Generales, y los Vocales, sin distinción de funciones, ocuparán el nivel de Director de Área. Todo ello contará en su hoja de servicios para ascensos posteriores, designaciones directivas y/o retiro. Otro aspecto importante de esta propuesta es el relativo al escalafón de las siguientes corporaciones:


Sin embargo, este punto se dejará para su análisis un poco más adelante. Continuando con el estudio orgánico de la dependencia propuesta en este trabajo, en el segundo nivel, se puede ver que, de la Secretaría, se desprenden tres subsecretarías y una Coordinación General de Asuntos Jurídicos que, para efecto escalafonario, de percepciones y de prestaciones, ocupará un rango análogo al de subsecretaría.















2.2 Estructura de las subsecretarías y de la
Coordinación General de Asuntos Jurídicos

Los Subsecretarios tendrán las siguientes atribuciones comunes:

  1. Acordar con el Secretario los asuntos y la ejecución de los programas que le sean encomendados;
  2. Planear, programar, organizar, coordinar, controlar y evaluar el funcionamiento de las unidades administrativas que tengan adscritas, informando al Secretario de las actividades que éstas realicen;
  3. Establecer las políticas, normas, criterios, sistemas y procedimientos que deban regir en las unidades administrativas que tengan adscritas, de conformidad con la política que determine el Secretario;
  4. Ejercer las funciones que se les deleguen, realizar los actos que les correspondan por suplencia y aquellos otros que les instruya el Secretario;
  5. Asesorar directamente al Secretario en la elaboración del Programa Operativo Anual y del anteproyecto de presupuesto anual de las unidades administrativas que tengan adscritas, y vigilar su correcta y oportuna ejecución;
  6. Contribuir a la formulación, ejecución, control y evaluación de los programas de la Secretaría, en la parte que les corresponda;
  7. Proponer al Secretario la delegación de atribuciones en servidores públicos subalternos cuando así sea viable;
  8. Someter a la aprobación del Secretario los estudios y proyectos, así como las propuestas de modernización, desconcentración y simplificación administrativa que se elaboren en el área de su responsabilidad;
  9. Suscribir los convenios o bases de colaboración a celebrarse con otras dependencias o entidades de la Administración Pública Federal, estatal, municipal y del Distrito Federal o de otras entidades, así como los convenios de concertación con los sectores social y privado. En caso de que el acto jurídico incluya asuntos que correspondan a las dos subsecretarías, deberá firmarse por los subsecretarios respectivos;
  10. Coordinar con otros servidores públicos de la Secretaría las actividades que les hayan sido encomendadas;
  11. Designar y remover a su personal de apoyo, así como nombrar y remover, con aprobación del Secretario, a los servidores públicos de las unidades administrativas que tengan adscritas;
  12. Suscribir los documentos relativos al ejercicio de sus atribuciones y aquellos que les sean señalados por delegación o que les correspondan por suplencia;
  13. Proporcionar la información o la cooperación que les sean requeridas por otras dependencias del Ejecutivo del Estado, los Poderes Judicial y/o Legislativo del Estado, los municipios, o por autoridades del Distrito Federal, del Poder Ejecutivo Federal, o de otros estados, previo acuerdo con el Secretario;
  14. Resolver los recursos administrativos que se interpongan en contra de las resoluciones dictadas por los servidores públicos titulares de las unidades administrativas que tengan adscritas, así como las demás que legalmente les correspondan;
  15. Coordinar a los órganos administrativos desconcentrados que les sean asignados por este Reglamento o por el Secretario, y
  16. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Secretario.

El tercer nivel jerárquico administrativo corresponde a la organización interna de cada una de las tres subsecretarías y a la división del trabajo conforme a las funciones particulares de cada una. Si bien, la primera absorbe las funciones táctico-operativas que le son propias y que, tradicionalmente, existen en la entidad poblana, la segunda adquiere un nivel científico y una disciplina más bien estratégico-analítica.
A su vez, la tercera subsecretaría tiene funciones netamente administrativas y, en el caso del área jurídica, de apoyo legal directo al Secretario y al cargo de estas responsabilidades de toda la Secretaría. A continuación se revisa la estructura de la Subsecretaría de Seguridad Pública y Protección Civil, que estará compuesta por las siguientes áreas:



















Además de las Direcciones correspondientes a funciones de vialidad, policía, bomberos y Plan Popocatépetl, se considera la creación de ocho Direcciones Regionales Operativas que estarán integradas por:

  1. La oficina del C. Director Regional Operativo.
  2. Una estación del Heroico Cuerpo de Bomberos, con sus respectivas unidades y mandos.
  3. Un destacamento de la Policía Estatal Forestal, con sus respectivas unidades y mandos.
  4. Una delegación de Apoyo y Operación en caso de Desastres Regionales, para las regiones de Acatlán de Osorio, Chignahuapan, Ciudad Serdán, Tlatlauqui y Tehuacán, y para las regiones de Atlixco, San Pedro Cholula e Izúcar de Matamoros, además, una delegación del Plan Operativo Popocatépetl.

La intención de crear estas direcciones es dotar de los servicios de combate a incendios y movilización y auxilio en caso de inundaciones, y, en el segundo caso, del servicio de combate a incendios y/o movilización popular en caso de contingencia provocada por una eventual erupción del volcán, además de garantizar elementos de seguridad que combatan el tráfico de madera, la destrucción de las áreas naturales y preparación de apoyo a las unidades de bomberos. No se incluyen delegaciones de las corporaciones policiales, puesto que dicha función es absorbida por los Ayuntamientos y, de hacerse así, se estaría invadiendo su esfera de competencia.
En cambio, no es tan rigurosa la necesidad de una estación del Heroico Cuerpo de Bomberos y de la Policía Forestal en cada municipio, por lo que su instalación en las regiones citadas viene a complementar esta función estatal que, no por ello, deja de ser vital para la protección de la ciudadanía. No obstante, cada Dirección Regional será un enlace entre las fuerzas policiales municipales y la central estatal.
Para efectos administrativos, las Direcciones Regionales se recomienda que tengan nivel de Dirección de Área o de Subdirección General.
Por su parte, la Subsecretaría de Investigación y Asuntos Internos es el área que viene a instituir el toque especializado en la prevención de muchos vicios de las corporaciones de seguridad –entre ellas la incursión y comisión de delitos por parte de los mismos encargados de prevenir y combatir dichos males–, principalmente, así como de problemas ocasionados por la misma actividad de la naturaleza o por la acción del hombre.
El estudio científico para la prevención del delito y la prevención y combate de la corrupción, que era inexistente, será ampliamente respaldado por una estructura inusual en las corporaciones policiales mexicanas: la división de honor y justicia, que, en contraparte, estará facultada para otorgar ascensos, estímulos y recompensas a los elementos más distinguidos por su valor, honestidad, celo profesional, iniciativa, abnegación y altruismo.
De tal forma, se premiará el servicio, lo cual no se hace en la actualidad, y se sancionará al mal servidor, empezando a erradicar los vicios y malas prácticas que, por desgracia, han conducido, principalmente a las instituciones de seguridad, a la maledicencia y el oprobio público. Así, la estructura orgánica de la Subsecretaría de Investigación y Asuntos Internos, queda como a continuación se describe:




















Como ya se vio, el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil tendrá a su cargo a las siguientes dependencias:

  1. Dirección General de la Policía Estatal Preventiva;
  2. Dirección General de la Policía Auxiliar, Bancaria e Industrial;
  3. Dirección General de Fuerzas Especiales;
  4. Dirección General de la Policía Estatal de Vialidad y Caminos;
  5. Dirección General del Heroico Cuerpo de Bomberos;
  6. Dirección General del Plan Operativo Popocatépetl;
  7. Dirección Regional Operativa Noroeste: Chignahuapan;
  8. Dirección Regional Operativa Noreste: Tlatlauqui;
  9. Dirección Regional Operativa Oriente: Ciudad Serdán;
  10. Dirección Regional Operativa Sur: Izúcar de Matamoros;
  11. Dirección Regional Operativa Sierra Negra: Tehuacán;
  12. Dirección Regional Operativa Centro: Atlixco;
  13. Dirección Regional Operativa Poniente: San Pedro Cholula, y
  14. Dirección Regional Operativa Mixteca: Acatlán de Osorio.

El Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Coordinar la integración del Programa Estatal de Seguridad Pública;
  2. Coordinar con las demás áreas de la Secretaría, la aplicación y operación de los programas, estrategias, líneas de acción y metas en materia de seguridad pública y protección civil, pero con carácter directivo dada su naturaleza operativa;
  3. Colaborar con el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos en la realización de estudios e investigaciones sobre el fenómeno criminal, con la finalidad de elaborar estrategias de planeación y proyectos de normatividad para combatirlo;
  4. Colaborar con el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos en la realización de estudios e investigaciones sobre los desastres regionales, tanto naturales como propiciados por el hombre, así como otras contingencias ambientales;
  5. Coordinarse con el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos en la realización de estudios e investigaciones propias de la Policía Estatal Preventiva, que a su vez trabajará en estrecha colaboración con la Dirección General de Investigación para la Prevención del Delito;
  6. Coordinar los aspectos táctico, operativo y de mando de las dependencias directamente subordinadas a él;
  7. Gestionar los aspectos administrativos, financieros y demás relativos a dichas dependencias ante las instancias correspondientes;
  8. Supervisar el buen uso y correcto aprovechamiento de los recursos materiales, técnicos y humanos por parte de las dependencias y unidades bajo su mando;
  9. Promover las acciones de coordinación interinstitucional con otros cuerpos de seguridad pública federales, estatales, municipales y del Distrito Federal;
  10. Coordinar las actividades institucionales para la integración de programas a mediano y largo plazo, que permitan la modernización operativa de la Secretaría en lo que a sus atribuciones concierne;
  11. Presentar proyectos de mejora en los mecanismos de control, supervisión y evaluación de los servicios de seguridad pública y protección civil que proporciona la Secretaría;
  12. Implementar los programas de seguimiento para el logro de los objetivos de seguridad pública y protección civil en la entidad;
  13. Promover con organismos nacionales, de otros estados e internacionales, mecanismos de cooperación e intercambio que permitan el fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública y protección civil de la entidad;
  14. Suplir inmediatamente las ausencias temporales del Secretario y/o encargarse del despacho de la oficina de éste en caso de ausencia definitiva y hasta que el C. Gobernador del Estado lo ratifique en el cargo o designe nuevo titular, y
  15. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Secretario.

Por su parte, el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos tendrá a su cargo a las siguientes dependencias:

  1. Dirección General de Investigación para la Prevención del Delito;
  2. Dirección General de Formación Profesional y del Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil;
  3. Dirección General de Investigación para la Prevención de Desastres Regionales;
  4. Dirección General de Investigación para la Prevención y Combate de la Corrupción;
  5. Dirección de Protección a los Derechos Humanos;
  6. Dirección de Registro y Supervisión a Empresas y Servicios de Seguridad Privada;
  7. Dirección de Desarrollo Tecnológico, y
  8. Dirección de Planeación y Estadística.

Aquí, las primeras cuatro áreas tienen nivel administrativo de Dirección General y las otras cuatro, de Dirección de Área. Por su parte, el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Organizar la realización de estudios e investigaciones sobre el fenómeno criminal, con la finalidad de elaborar estrategias de planeación y proyectos de normatividad para combatirlo;
  2. Organizar la realización de estudios e investigaciones sobre los desastres regionales, tanto naturales como propiciados por el hombre, así como otras contingencias ambientales, con la finalidad de elaborar estrategias de planeación y proyectos de normatividad para prevenirlos;
  3. Diseñar, normar y coordinar el Sistema Estatal de Información Estadística de Seguridad Pública y Protección Civil;
  4. Planear la instrumentación de los diagnósticos de la seguridad pública y protección civil en el estado y su clasificación geodelictiva, y a nivel regional cuando se celebre convenio con otras entidades y/o autoridades federales;
  5. Instrumentar y manejar un sistema de medición con indicadores de desempeño que permitan evaluar los resultados obtenidos en el combate a la delincuencia y prevención del delito en todo el país y en cada nivel de gobierno, así como de la clasificación geodelictiva;
  6. Difundir la información estadística delictiva a los diferentes cuerpos policiales y de protección civil en el Estado de Puebla y, cuando así se haya convenido, de nivel federal y al Sistema Nacional de Seguridad Pública, así como a otros estados de la República;
  7. Deslindar responsabilidades cuando se presuma que elementos de las fuerzas, unidades u oficinas de la Secretaría hayan incurrido en actos de corrupción, violaciones a los derechos humanos, faltas o delitos, y, en su caso, proceder a esclarecer tales acusaciones, o aplicar las sanciones administrativas correspondientes con base en la investigación previa interna realizada por la Dirección General de Investigación para la Prevención del Delito;
  8. Cuando, de comprobarse la culpabilidad del personal acusado o incriminado, y la gravedad de la falta amerite la baja definitiva e incluso acción penal, turnará el caso a la Dirección General Jurídica para que éste determine la ruta a seguir;
  9. Favorecer las acciones tendientes al descubrimiento, adquisición o mejoramiento de recursos tecnológicos que ayuden a prevenir y a combatir la corrupción y el delito, y a prevenir o subsanar los desastres naturales o propiciados por el hombre;
  10. Favorecer y fomentar las estrategias y programas de capacitación y formación moral y profesional de las fuerzas de seguridad pública y protección civil, así como del resto del personal de la Secretaría;
  11. Coordinar, junto con el titular del área correspondiente, la emisión de registros y permisos para el establecimiento y operación de empresas y servicios de Seguridad Privada;
  12. Con base en la fracción anterior, observar el cumplimento estricto de las disposiciones jurídicas y administrativas relativas al registro, autorización y control de empresas y servicios de seguridad privada que se brindan en el Estado, siempre que su existencia se circunscriba exclusivamente al Estado; cuando una empresa tenga existencia en dos o más entidades federativas, turnará el caso a la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Gobierno Federal;
  13. Colaborar con el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil en la realización de estudios e investigaciones sobre los desastres regionales, tanto naturales como propiciados por el hombre, así como otras contingencias ambientales;
  14. Coordinarse con el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil en la realización de estudios e investigaciones propias de la Dirección General de Investigación para la Prevención del Delito, que a su vez trabajará en estrecha colaboración con la Policía Estatal Preventiva;
  15. Suplir inmediatamente las ausencias temporales del Secretario cuando por alguna causa no pueda asumir esta función el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil, o encargarse del despacho de la Secretaría hasta que el Gobernador del Estado designe nuevo titular, y
  16. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Secretario.

El Subsecretario de Administración tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Someter a la consideración del Secretario el Programa Operativo Anual, el anteproyecto de presupuesto anual y los demás programas que se le encomienden;
  2. Autorizar la documentación necesaria para el ejercicio del presupuesto asignado y presentar al Secretario lo que corresponda a las erogaciones que deberán ser autorizadas por él, conforme a la legislación aplicable y a los respectivos Ley Orgánica y Reglamento Interior de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla;
  3. Coordinar la formulación y ejecución de los programas anuales y acciones en materia de obra pública, adquisiciones, arrendamientos, servicios, conservación y mantenimiento de bienes de la Secretaría, así como la regularización de estos últimos;
  4. Aprobar los lineamientos para la operación de los comités de obras, adquisiciones, arrendamientos, servicios y enajenación relacionados con bienes de la Secretaría;
  5. Establecer las políticas, normas, sistemas y procedimientos para la organización y funcionamiento de la Secretaría, y para la administración de los recursos humanos, financieros, materiales, informáticos, de comunicaciones y equipo diverso que requiera de soluciones tecnológicas en la Secretaría, darles seguimiento, verificar su observancia y evaluar sus resultados;
  6. Suscribir los contratos, convenios y acuerdos relativos al ejercicio de sus atribuciones, así como los demás documentos que impliquen actos de administración, de acuerdo con las disposiciones legales aplicables y previa opinión, en su caso, de la Coordinación General de Asuntos Jurídicos;
  7. Conducir, con apoyo de la Coordinación General de Asuntos Jurídicos, las relaciones laborales de la Secretaría conforme a los lineamientos que al efecto establezca el Secretario;
  8. Acordar los sistemas de motivación al personal, otorgar los premios, estímulos y recompensas que se prevean en los ordenamientos aplicables, así como aplicar las sanciones por incumplimiento a las obligaciones laborales, de conformidad con las resoluciones tomadas por la Comisión de Honor y Justicia, y por las Direcciones Generales de Investigación para la Prevención del Delito, de Investigación para la Prevención y Combate de la Corrupción, y de Protección a los Derechos Humanos de acuerdo a sus ámbitos de acción;
  9. Coordinar y apoyar la ejecución de los programas de capacitación técnico-administrativos para el personal de la Secretaría;
  10. Expedir los nombramientos de los servidores públicos de la Secretaría y resolver sobre los movimientos del personal y los casos de terminación de los efectos del nombramiento, previo acuerdo con el Secretario;
  11. Establecer y coordinar la ejecución del Programa de Seguridad y Vigilancia de la Secretaría;
  12. Coordinar la formulación y ejecución del Programa de Modernización y Desarrollo Administrativo de la Secretaría;
  13. Someter a la consideración del Secretario propuestas de cambios a la organización interna de la Secretaría y las medidas técnicas y administrativas que mejoren su funcionamiento, así como apoyar la actualización del Reglamento Interior de la misma;
  14. Someter a la consideración del Secretario el anteproyecto de Manual de Organización General de la Secretaría y los demás manuales de organización, procedimientos y servicios al público, así como gestionar su aprobación ante la instancia correspondiente;
  15. Expedir certificaciones de los documentos existentes en el archivo a su cargo, cuando proceda;
  16. Establecer el sistema de orientación, de información y de recepción de sugerencias de los servidores públicos de la Secretaría;
  17. Establecer y difundir, en el ámbito de su competencia, las normas, políticas, estrategias y criterios adecuados para la adquisición y óptima explotación de la infraestructura y los recursos informáticos de cómputo, telecomunicaciones y de modernización tecnológica y administrativa, que requieran las unidades administrativas de la Secretaría;
  18. Planear, diseñar, desarrollar, implantar, evaluar y coordinar el mantenimiento preventivo y correctivo de los sistemas informáticos de telecomunicaciones y de modernización tecnológica y administrativa de la Secretaría y sus unidades administrativas, así como instrumentar el apoyo técnico que requieran en estas materias;
  19. Establecer propuestas para lograr la cooperación de diversos organismos públicos, sociales y privados, tanto locales como nacionales e internacionales, para fortalecer y consolidar los sistemas informáticos y de telecomunicaciones de la Secretaría;
  20. Vincularse con las unidades administrativas de las corporaciones de seguridad pública y protección civil a efecto de supervisar su funcionamiento así como el correcto aprovechamiento de
  21. Procesar y controlar la información estadística de las unidades administrativas de la Subsecretaría, que incremente su eficiencia y coadyuve en la toma de decisiones y el cumplimiento de los objetivos propuestos;
  22. Evaluar la ejecución y el cumplimiento de las metas comprometidas en el programa presupuesto anual de la Secretaría, y
  23. Las demás que le señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Secretario.

Finalmente, se presenta la propuesta para la estructura orgánica de la Subsecretaría de Administración, cuyas atribuciones se citaron anteriormente:










El Coordinador General de Asuntos Jurídicos tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Acordar con el Secretario los asuntos relevantes cuya tramitación le corresponda;
  2. Representar legalmente al Secretario y, en su caso, a los titulares de las unidades administrativas de la Secretaría en los procedimientos judiciales, laborales y administrativos o cualquier otro asunto de carácter legal, en que tenga interés e injerencia la Secretaría, con todos los derechos procesales que las leyes reconocen a las personas físicas y morales;
  3. Formular, a nombre de la Secretaría, las denuncias y querellas que legalmente procedan, así como desistirse de las primeras y otorgar el perdón en aquellos delitos que se persigan a petición de parte, en estos dos últimos casos previo acuerdo del Secretario;
  4. En el caso al que hacen referencia las fracciones VII y VIII de las atribuciones del Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos, con base en los resultados arrojados por las investigaciones internas previas, determinará la ruta a seguir para la sanción del o de los infractores, que, dependiendo de su gravedad, podrían consistir en:

  1. La baja definitiva con notificación a todas las empresas e instituciones públicas y privadas de seguridad del país;
  2. La baja definitiva con ejercicio de acción penal. En este caso, representará a la Secretaría como acusador del delincuente a efecto de dar un castigo ejemplar para todos aquellos que estén incurriendo, hayan incurrido o tengan la pretensión de incurrir en actos delictivos;
  3. De conformidad con lo establecido en la fracción III de este apartado, podrá acordar con el Secretario el otorgamiento del perdón y el retiro de cualquier demanda al infractor, salvo en los casos en que el delito es perseguido de oficio, cuando éste reconozca voluntariamente sus culpas y preste colaboración para aprehender a más delincuentes, o a infractores mayores, sea dentro o fuera de la Secretaría.

  1. Presentar demandas o contestarlas, reconvenir a la contraparte, ejercitar acciones y oponer excepciones, así como ofrecer pruebas, formular alegatos, interponer toda clase de recursos y, en general, vigilar y atender la tramitación de los juicios y procedimientos judiciales, laborales o contencioso-administrativos, y en aquellos asuntos en los que la Secretaría participe;
  2. Proporcionar asesoría jurídica al Secretario y a los Subsecretarios;
  3. Opinar sobre las consultas que en materia jurídica formulen los integrantes de la Secretaría con motivo del desempeño de sus funciones, así como fijar, sistematizar y difundir los criterios de interpretación y aplicación de las disposiciones jurídicas que normen su procedimiento;
  4. Suscribir, en ausencia del Secretario, escritos y desahogar los trámites que correspondan a los casos urgentes relativos a términos, interposición de recursos y recepción de toda clase de notificaciones;
  5. Requerir, por cualquier medio de comunicación, a las demás unidades administrativas la documentación e información necesarias para el cumplimiento de sus atribuciones. En caso de omisión, podrá solicitarse a través de su superior jerárquico;
  6. Asesorar, en materia jurídica, a los órganos colegiados e integrantes de la Secretaría con relación a los actos del servicio y dictaminar sobre las bajas del personal de la Secretaría, por las causas establecidas en las disposiciones aplicables en la materia, así como reconsiderar, en su caso, los dictámenes que hubiere emitido;
  7. Emitir opiniones sobre proyectos de leyes, decretos reglamentos, acuerdos, circulares, manuales, convenios y contratos relacionados con la competencia de la Secretaría, que le sean sometidos a su consideración;
  8. Dictaminar convenios, acuerdos, contratos y bases de coordinación celebrados con las autoridades locales, dependencias o entidades de la Administración Pública Federal, de la Administración Pública Local, municipios, gobiernos de otras entidades y organismos del extranjero, así como de los sectores público y privado, para el desarrollo y operación de las acciones y programas del ámbito de competencia de la Secretaría;
  9. Asesorar a las unidades administrativas de la Secretaría en los procedimientos de licitación y adjudicación de contratos;
  10. Llevar el registro y control de convenios, acuerdos y demás actos jurídicos de los que se generen derechos y obligaciones a cargo de la Secretaría;
  11. Compilar y sistematizar las leyes, reglamentos, decretos, acuerdos federales, locales y particularmente, las normas relacionadas con la competencia de la Secretaría;
  12. Participar en los procesos de actualización y adecuación del orden jurídico que rige el funcionamiento de la Secretaría;
  13. Elaborar estudios comparados sobre las legislaciones de las entidades federativas en materia de seguridad pública, reglamentos, bandos de policía y gobierno;
  14. Coordinar las áreas jurídicas que existan en la Secretaría, y
  15. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Secretario.
  16. En todos los asuntos en que participe el Director General Jurídico, o algún representante acreditado por el mismo, las acciones legales que éstos lleven a cabo a nombre, en representación o por acuerdo del Secretario, se entenderán ratificadas por este último para todos los efectos legales.

En seguida se revisarán las atribuciones y responsabilidades de los demás funcionarios de la Secretaría.


2.3 Estructura de las direcciones generales y de área

El Director General de la Policía Estatal Preventiva tendrá, entre otras, las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Asumir el mando jerárquico y operativo de la Policía Estatal Preventiva y designar los mandos de las unidades de la corporación de acuerdo con el escalafón previsto en el Reglamento correspondiente;
  2. Supervisar la actuación de los mandos y del personal de las unidades tanto en el trabajo administrativo como en el operativo;
  3. Dirigir y coordinar la aplicación y desarrollo de los programas, estrategias, líneas de acción y metas en materia de seguridad pública en lo que a su ámbito de influencia concierna;
  4. Supervisar el buen uso y correcto aprovechamiento de los recursos materiales, técnicos y humanos por parte de las oficinas y unidades bajo su mando;
  5. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil.

El Director General de la Policía Auxiliar, Bancaria e Industrial tendrá, entre otras, las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Asumir el mando jerárquico y operativo de la Policía Auxiliar, Bancaria e Industrial, y designar los mandos de las unidades de la corporación de acuerdo con el escalafón previsto en el Reglamento correspondiente;
  2. Supervisar la actuación de los mandos y del personal de las unidades tanto en el trabajo administrativo como en el operativo;
  3. Dirigir y coordinar la aplicación y desarrollo de los programas, estrategias, líneas de acción y metas en materia de seguridad pública o de las instituciones y en todo lo que a su ámbito de influencia concierna;
  4. Supervisar el buen uso y correcto aprovechamiento de los recursos materiales, técnicos y humanos por parte de las oficinas y unidades bajo su mando;
  5. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil.

El Director General de la Policía Estatal de Vialidad y Caminos tendrá, entre otras, las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Asumir el mando jerárquico y operativo de la Policía Estatal de Vialidad y Caminos, y designar los mandos de las unidades de la corporación de acuerdo con el escalafón previsto en el Reglamento correspondiente;
  2. Supervisar la actuación de los mandos y del personal de las unidades tanto en el trabajo administrativo como en el operativo;
  3. Dirigir y coordinar la aplicación y desarrollo de los programas, estrategias, líneas de acción y metas en materia de seguridad pública en lo que a su ámbito de influencia concierna;
  4. Supervisar el buen uso y correcto aprovechamiento de los recursos materiales, técnicos y humanos por parte de las oficinas y unidades bajo su mando;
  5. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil.

El Director General del Heroico Cuerpo de Bomberos tendrá, entre otras, las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Asumir el mando jerárquico y operativo del Heroico Cuerpo de Bomberos, y designar los mandos de las unidades de la corporación de acuerdo con el escalafón previsto en el Reglamento correspondiente;
  2. Supervisar la actuación de los mandos y del personal de las unidades tanto en el trabajo administrativo como en el operativo;
  3. Dirigir y coordinar la aplicación y desarrollo de los programas, estrategias, líneas de acción y metas en materia de protección civil en lo que a su ámbito de influencia concierna;
  4. Supervisar el buen uso y correcto aprovechamiento de los recursos materiales, técnicos y humanos por parte de las oficinas y unidades bajo su mando;
  5. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil.

El Director General de la Policía Estatal Forestal tendrá, entre otras, las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Asumir el mando jerárquico y operativo de la Policía Estatal Forestal, y designar los mandos de las unidades de la corporación de acuerdo con el escalafón previsto en el Reglamento correspondiente;
  2. Supervisar la actuación de los mandos y del personal de las unidades tanto en el trabajo administrativo como en el operativo;
  3. Dirigir y coordinar la aplicación y desarrollo de los programas, estrategias, líneas de acción y metas en materia de seguridad pública en lo que a su ámbito de influencia concierna;
  4. Supervisar el buen uso y correcto aprovechamiento de los recursos materiales, técnicos y humanos por parte de las oficinas y unidades bajo su mando;
  5. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Seguridad Pública y Protección Civil.

El Director General de Investigación para la Prevención del Delito tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Elaborar el Programa Anual de Investigación para la Prevención del Delito y coordinar y dirigir su desarrollo;
  2. Realizar, en el marco del Programa, todas las investigaciones científicas de índole psicológica, sociológica, biológica, criminológica, toxicológica, jurídica, y todas los que tengan injerencia en el factor delito, encaminadas a la prevención de éste como tendencia del comportamiento en los individuos y las colectividades;
  3. Informar regularmente al Subsecretario sobre los resultados de su trabajo;
  4. Informar inmediatamente al Subsecretario sobre cualquier descubrimiento relevante realizado en el marco de sus funciones;
  5. Evaluar, con base en los datos proporcionados por la Dirección General de Planeación y Estadística, los resultados de las campañas preventivas u operativas que se realicen con objeto de combatir o erradicar la actividad delictiva en la entidad;
  6. Evaluar el perfil y la actuación del personal bajo el mando de la Secretaría, a efecto de analizar y evaluar su predisposición hacia el delito para, en caso de necesidad, darle el tratamiento adecuado a fin de evitar que los miembros de las fuerzas de seguridad pública y protección civil incurran en hechos de esta naturaleza, o bien, fortalecer su moral y rechazo a la incursión en actos delictivos;
  7. Para efectos de la fracción anterior se apoyará en las Direcciones Generales de Recursos Humanos y de Investigación para la Prevención de la Corrupción, que le proveerá del personal necesario para la realización de los exámenes;
  8. En caso de detectar la participación directa o indirecta, y en cualquiera de sus demás modalidades, de personal de la Secretaría en actos delictivos, realizar la investigación correspondiente con el objetivo de deslindar responsabilidades y esclarecer los hechos;
  9. Cuando los resultados de una investigación como la referida en la fracción anterior indiquen que el presunto infractor es culpable, turnará el asunto al Subsecretario de Asuntos Internos, quien, de conformidad con lo establecido en las fracciones VII y VIII del apartado dedicado a las atribuciones exclusivas de éste, decidirá lo conducente a la resolución final del caso;
  10. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos.

El Director General de Investigación para la Prevención y Combate de la Corrupción tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Elaborar el Programa Anual de Investigación para la Prevención y Combate de la Corrupción, y coordinar y dirigir su desarrollo;
  2. Realizar, en el marco del Programa, todas las investigaciones científicas de índole psicológica, sociológica, biológica, criminológica, toxicológica, jurídica, y todas los que tengan injerencia en el factor delito, encaminadas a la prevención de éste como tendencia del comportamiento en los individuos y las colectividades;
  3. Informar regularmente al Subsecretario sobre los resultados de su trabajo;
  4. Informar inmediatamente al Subsecretario sobre cualquier descubrimiento relevante realizado en el marco de sus funciones;
  5. Evaluar, con base en los datos proporcionados por la Dirección de Planeación y Estadística, los resultados de las campañas preventivas u operativas que se realicen con objeto de combatir o erradicar la corrupción en la entidad;
  6. Evaluar el perfil y la actuación del personal bajo el mando de la Secretaría, a efecto de analizar y evaluar su predisposición hacia la corrupción para, en caso de necesidad, darle el tratamiento adecuado a fin de evitar que los miembros de las fuerzas de seguridad pública y protección civil incurran en hechos de esta naturaleza, o bien, fortalecer su moral y rechazo a la incursión en actos de corrupción;
  7. Para efectos de la fracción anterior se apoyará en la Dirección de Recursos Humanos, que le proveerá del personal necesario para la realización de los exámenes;
  8. En caso de detectar la participación directa o indirecta, y en cualquiera de sus demás modalidades, de personal de la Secretaría en actos de corrupción, realizar la investigación correspondiente con el objetivo de deslindar responsabilidades y esclarecer los hechos;
  9. Cuando los resultados de una investigación como la referida en la fracción anterior indiquen que el presunto infractor es culpable, turnará el asunto al Subsecretario de Asuntos Internos, quien, de conformidad con lo establecido en las fracciones VII y VIII del apartado dedicado a las atribuciones exclusivas de éste, decidirá lo conducente a la resolución final del caso;
  10. Apoyar a la Dirección General de Investigación para la Prevención del Delito y a la Dirección de Protección a los Derechos Humanos, cuando ésta se lo requiera expresamente, en las investigaciones internas encaminadas a detectar y/o a comprobar la participación de elementos de cualquiera de las áreas de la Secretaría en actos delictivos;
  11. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos.

El Director de Protección a los Derechos Humanos tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Fomentar entre los servidores públicos de la Secretaría, así como entre la ciudadanía, una cultura de respeto a los derechos humanos;
  2. Establecer políticas de respeto entre los elementos de las fuerzas de seguridad pública y protección civil
  3. Intervenir, conforme a las normas aplicables, en la investigación, resolución y seguimiento de quejas, propuestas de conciliación y recomendaciones, así como en las visitas que realice la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Puebla a la Secretaría;
  4. Solicitar se inicie el procedimiento de responsabilidad administrativa en contra de los servidores públicos de la Secretaría, a quienes se les imputen actos violatorios de los derechos fundamentales de las personas;
  5. Establecer las relaciones de la Secretaría con la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla y los organismos no gubernamentales de la entidad;
  6. Verificar el cumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla a la Secretaría;
  7. Facilitar la presentación de quejas y denuncias por violaciones a los Derechos Humanos por parte de los servidores públicos de la Secretaría;
  8. Realizar, en el marco del Programa, todas las investigaciones científicas de índole psicológica, sociológica, biológica, criminológica, jurídica, y todas los que tengan injerencia en la violación de los derechos humanos, encaminadas a la prevención de este acto como tendencia del comportamiento en los individuos y las colectividades;
  9. Informar regularmente al Subsecretario sobre los resultados de su trabajo;
  10. Informar inmediatamente al Subsecretario sobre cualquier descubrimiento relevante realizado en el marco de sus funciones;
  11. Evaluar, con base en los datos proporcionados por la Dirección de Planeación y Estadística, los resultados de las campañas preventivas u operativas que se realicen con objeto de combatir o erradicar la violación de los derechos humanos en la entidad por parte de los miembros de cualquiera de las áreas de la Secretaría;
  12. Evaluar el perfil y la actuación del personal bajo el mando de la Secretaría, a efecto de analizar y evaluar su predisposición hacia la violación de los derechos humanos para, en caso de necesidad, darle el tratamiento adecuado a fin de evitar que los miembros de las fuerzas de seguridad pública y protección civil incurran en hechos de esta naturaleza, o bien, fortalecer su moral y rechazo a la incursión en actos violatorios a los derechos humanos;
  13. Para efectos de la fracción anterior se apoyará en la Dirección de Recursos Humanos así como en la Dirección Generalde Investigación para la Prevención y Combate de la Corrupción, que le proveerán del personal necesario para la realización de los exámenes;
  14. En caso de detectar la participación directa o indirecta, y en cualquiera de sus demás modalidades, de personal de la Secretaría en actos de violación a los derechos humanos, sea hacia el público o hacia otros miembros de la Secretaría, en cualquier rango, área o modalidad, realizar la investigación correspondiente con el objetivo de deslindar responsabilidades y esclarecer los hechos;
  15. Cuando los resultados de una investigación como la referida en la fracción anterior indiquen que el presunto infractor es culpable, turnará el asunto al Subsecretario de Asuntos Internos, quien, de conformidad con lo establecido en las fracciones VII y VIII del apartado dedicado a las atribuciones exclusivas de éste, decidirá lo conducente a la resolución final del caso;
  16. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos.

El Director General de Investigación para la Prevención de Desastres Regionales tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Elaborar el Programa Anual de Investigación para la Prevención de Desastres Regionales, y coordinar y dirigir su desarrollo;
  2. Realizar, en el marco del Programa, todas las investigaciones científicas de índole meteorológica, climatológica, ecológica, físico-química, vulcanológica, sismológica, y todas los que tengan injerencia en el factor desastre natural o intencional, encaminadas a la prevención de los efectos de la acción de la naturaleza, o bien, para prevenir posibles contingencias producidas por la imprudencia o la intencionalidad humana;
  3. Informar regularmente al Subsecretario sobre los resultados de su trabajo;
  4. Informar inmediatamente al Subsecretario sobre cualquier descubrimiento relevante realizado en el marco de sus funciones;
  5. Apoyarse recíprocamente con el Heroico Cuerpo de Bomberos en el desarrollo de investigaciones tendientes a prevenir desastres regionales;
  6. Colaborar, previo convenio realizado por la Secretaría con otras instancias de la Administración Pública Estatal, de la Administración Pública Federal o de otras entidades federativas, en la realización de investigaciones encaminadas a la prevención y atención de desastres naturales o de desastres que se deban a la actividad humana, de conformidad con lo establecido en la fracción XII de las atribuciones del C. Secretario;
  7. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos.

El Director General de Formación Profesional tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Proponer, implantar y operar políticas, lineamientos y normatividad en materia de desarrollo de personal, en colaboración con la Dirección de Recursos Humanos;
  2. Diseñar, operar y administrar, junto con la Dirección de Recursos Humanos, el Programa de Capacitación, Adiestramiento y Desarrollo de Personal de la Secretaría, con base en las necesidades de las diferentes unidades administrativas y corporaciones de seguridad pública y protección civil;
  3. Establecer las normas en materia de prevención de riesgos profesionales y accidentes de trabajo, atendiendo las recomendaciones de la Comisión Nacional Mixta de Seguridad e Higiene;
  4. Desarrollar y coordinar las estrategias para la profesionalización de los aspirantes e integrantes de la Secretaría;
  5. Emitir los criterios académicos aplicables y definir criterios y lineamientos para el desarrollo y ejecución de los programas y planes de estudio aplicables en la Secretaría;
  6. Con base en la fracción anterior, diseñar los planes de estudio que se impartirán en el Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil;
  7. Dirigir todos los aspectos operativos y administrativos del Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil;
  8. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos.

El Director de Planeación y Estadística tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Diseñar, coordinar y manejar el Sistema Estatal de Información y Estadística de Seguridad Pública y Protección Civil;
  2. Aportar, por parte de la Secretaría, la información requerida para el Plan Estatal de Desarrollo;
  3. Elaborar el Programa Estatal de Seguridad Pública y Protección Civil;
  4. Recabar la información para elaborar los diagnósticos de la seguridad pública en el país, así como para su clasificación geodelictiva;
  5. Organizar y desarrollar mecanismos permanentes de coordinación y comunicación con las unidades administrativas generadoras de información criminal en los tres niveles de gobierno, a efecto de unificar y definir criterios, mecanismos y estrategias para su obtención precisa y oportuna;
  6. Diseñar un sistema de medición que permita evaluar el desempeño y resultados en la prevención y combate del delito;
  7. Verificar e integrar la información estadística proporcionada por las diferentes unidades administrativas de la Secretaría y de las dependencias federales, estatales, municipales y del Distrito Federal, generadoras de la misma;
  8. Desarrollar estrategias de prevención del delito y de combate a la delincuencia;
  9. Recibir las propuestas en materia de seguridad pública del Secretariado Ejecutivo del Sistema, para su análisis e integración en el proyecto de Programa Estatal;
  10. Diseñar, actualizar y vigilar la aplicación de políticas y normas para el desarrollo de recursos humanos de las instituciones de seguridad pública y protección civil de acuerdo a las atribuciones de la Secretaría;
  11. Elaborar el Plan Estratégico de la Secretaría;
  12. Diseñar el sistema de indicadores estratégicos, de gestión, de resultados y demás del Sistema Estatal de Planeación;
  13. Establecer el sistema de evaluación de la gestión y resultados del sector, y
  14. Las demás que señalan los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos.

El Director de Registro y Supervisión de Empresas y Servicios de Seguridad Privada tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Expedir, suspender y cancelar las licencias oficiales individuales de portación de armas a los empleados estatales, previa inscripción, en su caso, de las armas en el Registro Federal de Armas de la Secretaría de la Defensa Nacional;
  2. Autorizar, suspender y cancelar las credenciales de identificación que expidan los responsables de las instituciones policiales al amparo de una licencia colectiva oficial de portación de armas, y que se asimilen a licencias individuales;
  3. Regular los servicios de seguridad privada a cargo de particulares en el Estado de Puebla, conforme a lo dispuesto por la Ley General que Establece las Bases de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública y por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos; dichos servicios comprenden la protección o custodia de personas, inmuebles e instalaciones; establecimiento y operación de sistemas y equipos de seguridad; de bienes y valores, incluido su traslado; registro de clubes o asociaciones de deportistas o similares de tiro o cacería y, en general, los relacionados con toda actividad vinculada directamente con los servicios de seguridad privada;
  4. Llevar el Registro Estatal de Empresas de Seguridad Privada;
  5. Supervisar que el funcionamiento de las empresas que brindan el servicio de seguridad privada se adecue a las disposiciones legales en los términos de la autorización expedida;
  6. Aplicar las infracciones y sanciones que, por el incumplimiento de las normas jurídicas aplicables, incurran los prestadores de servicios de seguridad privada;
  7. Recibir las consultas de particulares que presten el servicio de seguridad privada, debidamente autorizado, respecto de la justificación para que su personal operativo pueda portar armas de fuego en el desempeño del servicio, y dar respuesta a través de la emisión de la opinión correspondiente;
  8. Comprobar que el personal operativo de las empresas de seguridad privada esté debidamente capacitado;
  9. Denunciar ante el Ministerio Público los hechos presuntamente delictivos de que tenga conocimiento en el ejercicio de las atribuciones que le confiere la Ley;
  10. Expedir, a costa del prestador del servicio, la cédula de registro al personal operativo, la cual será de uso obligatorio;
  11. Concertar, con los prestadores del servicio, acuerdos para la instrumentación de los planes y programas de capacitación y adiestramiento a través de las instituciones educativas de la Secretaría, y
  12. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos.

El Director de Desarrollo Tecnológico tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Elaborar el programa de desarrollo informático, de telecomunicaciones y de desarrollo tecnológico en general de la Secretaría;
  2. Proponer políticas, normas y lineamientos en materia de cómputo, telecomunicaciones y equipamiento en general de dispositivos científicos y técnicos especializados para la operación de la Secretaría;
  3. Apoyar a las unidades administrativas de la Secretaría y de las corporaciones de seguridad pública y protección en el desarrollo, implantación y operación de los sistemas de información definidos en el programa institucional de desarrollo informático y de telecomunicaciones;
  4. Realizar investigaciones, evaluaciones y estudios comparativos de programas y dispositivos de cómputo, de sistemas de telecomunicaciones y de equipos especializados, para adoptar las mejores soluciones disponibles en el mercado en las tareas de seguridad pública;
  5. Participar en los procedimientos de contratación de bienes y servicios informáticos, de telecomunicaciones y de equipos especializados de la Secretaría;
  6. Fungir como Secretario Técnico del Comité de Informática y Telecomunicaciones de la Secretaría;
  7. Planear, establecer, coordinar y supervisar los servicios de mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos de informática, telecomunicaciones y de equipamiento especializado, instalados en las unidades administrativas de la Secretaría;
  8. Vigilar el cumplimiento de las garantías otorgadas por los proveedores de bienes y servicios informáticos y de telecomunicaciones adquiridos por la Secretaría;
  9. Mantener el control y resguardo de licencias de paquetes de programación para computadoras de la Secretaría y aportar los criterios para la descripción de bienes en el inventario general de activos tecnológicos;
  10. Proporcionar los servicios de transmisión de voz, información e imágenes que requieran las unidades administrativas de la Secretaría;
  11. Evaluar en forma permanente las tecnologías de punta en materia de informática y de telecomunicaciones en la Secretaría;
  12. Diseñar las políticas de seguridad en cuanto al manejo de la información y las telecomunicaciones así como coordinar los mecanismos de control de éstas;
  13. Ser el enlace de la Secretaría con dependencias, entidades, instituciones y empresas tanto locales, nacionales como internacionales relacionadas con la informática, las telecomunicaciones y el desarrollo tecnológico en general;
  14. Asesorar a los gobiernos municipales en la actualización y adopción de tecnologías para la atención de responsabilidades en el campo de la seguridad pública;
  15. Vincularse con la Dirección General de Formación Profesional y del Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil para la actualización de contenidos y métodos para la enseñanza, derivada de las investigaciones y planes de desarrollo tecnológico a su cargo, y
  16. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Investigación y Asuntos Internos.

El Director de Administración y Finanzas tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Registrar los egresos de la Secretaría por conceptos ordinarios así como extraordinarios;
  2. Acordar con el Subsecretario de Administración la autorización de las solicitudes de modificación programático-presupuestal que presenten las unidades administrativas de la Secretaría, así como llevar su registro y control;
  3. Coordinar el trámite de pago de la documentación comprobatoria de operaciones realizadas que afecten el presupuesto autorizado de la Secretaría, supervisar su aplicación y llevar al cabo el resguardo de dicha documentación;
  4. Controlar los ingresos de ley que sean captados en las unidades administrativas de la Secretaría, y enterarlos a la Secretaría de Finanzas y Administración del Gobierno del Estado;
  5. Llevar la contabilidad general de la Secretaría conforme a la normatividad estatal y federal según corresponda;
  6. Evaluar, conjuntamente con la Dirección de Desarrollo Tecnológico, el funcionamiento de los sistemas informáticos de programación, presupuesto, operación financiera y contabilidad de la Secretaría;
  7. Elaborar y tramitar las declaraciones fiscales que deban presentarse ante las autoridades estatales y federales que corresponda, así como realizar los trámites, para el ejercicio del presupuesto, ante las instituciones bancarias;
  8. Supervisar el cumplimiento de los lineamientos y criterios técnicos en materia de organización, funcionamiento, modernización y simplificación administrativa de la Secretaría;
  9. En acuerdo con el Subsecretario de Administración, dictaminar las estructuras orgánicas de las unidades administrativas de la Secretaría y gestionar su aprobación ante las autoridades competentes;
  10. Dictaminar y difundir, en coordinación con la Dirección de Administración de Recursos Humanos, las estructuras ocupacionales y salariales de la Secretaría, así como establecer y aplicar las políticas y lineamientos de productividad administrativa de la dependencia;
  11. Normar, integrar y mantener actualizado el manual de organización general, normar y dictaminar los proyectos de manuales de organización y procedimientos de las unidades administrativas de la Secretaría, así como coordinar la integración de los manuales de servicios al público de la Dependencia y establecer los lineamientos para su actualización;
  12. Proporcionar asesoría en el ámbito de su competencia a las unidades administrativas de la Secretaría, y
  13. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Administración.

El Director de Recursos Humanos tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Proponer, implantar y operar políticas, lineamientos y normatividad en materia de desarrollo de personal, en colaboración con la Dirección General de Formación Profesional;
  2. Diseñar, operar y administrar, junto con la Dirección General de Formación Profesional, el Programa de Capacitación, Adiestramiento y Desarrollo de Personal de la Secretaría, con base en las necesidades de las diferentes unidades administrativas y corporaciones de seguridad pública y protección civil;
  3. Expedir los nombramientos del personal operativo y de enlace de la Secretaría, así como las constancias y certificaciones que con motivo de la relación laboral se requiera;
  4. Emitir, con la aprobación del Director de Administración y Finanzas, normas y procedimientos para el pago de las remuneraciones al personal de la Secretaría, determinar la emisión o suspensión de cheques y la aplicación de descuentos y retenciones autorizados conforme a la ley y, en su caso, la recuperación de las cantidades correspondientes a salarios no devengados, así como aplicar las medidas disciplinarias y sanciones administrativas contempladas en la normatividad aplicable;
  5. Formular el anteproyecto de presupuesto anual de la Secretaría en lo concerniente al capítulo de servicios personales, autorizar a las unidades administrativas de la Secretaría así como de las corporaciones de seguridad pública y protección civil, el ejercicio de las asignaciones presupuestales correspondientes a dicho capítulo, y supervisar su correcta aplicación;
  6. Formular el programa operativo anual y el anteproyecto de presupuesto anual e informar del avance y cumplimiento de metas, así como del ejercicio del gasto correspondiente a la dirección general a su cargo;
  7. Operar, normar y coordinar el sistema de pago al personal de la Secretaría, de acuerdo con los lineamientos emitidos por la Tesorería de la Federación;
  8. Atender, con el apoyo de la Coordinación General de Asuntos Jurídicos, las relaciones con el personal y con los organismos competentes en materia de derechos, obligaciones y prestaciones del personal al servicio de la Secretaría;
  9. Aplicar las políticas en materia de administración de personal emitidas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con la formulación, instrumentación y ejecución de los programas y medidas específicos para la Secretaría;
  10. Definir, elaborar, emitir y promover sistemas y procedimientos en materia de reclutamiento, selección, contratación, nombramientos, inducción, remuneraciones, prestaciones, servicios sociales, motivación, capacitación y movimientos del personal, así como de medios y formas de identificación de los servidores públicos de la Secretaría;
  11. Integrar, controlar y mantener actualizados los expedientes que contengan los documentos personales y administrativos de los servidores públicos de la Secretaría;
  12. Formular y mantener actualizados el Catálogo Institucional de Puestos y el Tabulador de Sueldos de la Secretaría, . en concordancia con los del Gobierno Federal;
  13. Mantener actualizado el registro presupuestal de las estructuras orgánicas ocupacionales y salariales de la Secretaría y verificar que sus unidades administrativas se ajusten a lo autorizado;
  14. Cuantificar, costear y validar, en su caso, los programas de reclasificación y requerimientos de recursos humanos que demanden las unidades administrativas de la Secretaría, en coordinación con las instancias competentes de la misma;
  15. Instrumentar y operar el sistema escalafonario, así como difundirlo entre el personal operativo y administrativo de confianza y a las demás comisiones mixtas establecidas y las que se establezcan de manera análoga;
  16. Coordinar el sistema de evaluación del desempeño y el otorgamiento de premios, estímulos, recompensas y reconocimientos a los trabajadores de la Secretaría, de acuerdo con las disposiciones jurídicas aplicables;
  17. Operar y mantener actualizado el Sistema Integral de Información de Recursos Humanos y proporcionar asesoría y apoyo en esta materia a las unidades administrativas de la Secretaría;
  18. Establecer, promover y coordinar programas internos de bienestar social, salud y acciones de protección al ingreso económico de los trabajadores, a través del otorgamiento de servicios y el fomento de la participación de ellos y sus familias en actividades culturales, deportivas y recreativas;
  19. Operar los servicios del Centro de Desarrollo Infantil y del Centro Cultural y Deportivo de la Secretaría;
  20. Coadyuvar con la Coordinación General de Asuntos Jurídicos en las diligencias e investigaciones relativas al incumplimiento de obligaciones laborales en que pudiera incurrir el personal e instrumentar las medidas correctivas de carácter administrativo a que se haga acreedor;
  21. Participar en la formulación, instrumentación y evaluación de los programas en materia de recursos humanos;
  22. Instrumentar la aplicación de los dictámenes sobre la composición de la fuerza de trabajo de las unidades administrativas de la Secretaría;
  23. Brindar los apoyos y servicios necesarios para el desarrollo de los actos sociales y culturales, festividades dirigidas a los trabajadores de la Secretaría y, en su caso, eventos institucionales;
  24. Diseñar, actualizar y vigilar la aplicación de políticas y normas para el reclutamiento y selección de candidatos a formar parte de la Secretaría;
  25. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Administración.

El Director de Comunicación Social y Relaciones Públicas tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Difundir las actividades de la Secretaría, así como los resultados de las mismas a través de los medios de comunicación;
  2. Diseñar, proponer y coordinar la realización de publicidad y programas de difusión en materia de prevención de delitos y seguridad pública;
  3. Registrar, analizar, evaluar y procesar la información que difundan los medios de comunicación referente a las materias de interés de la Secretaría;
  4. Contribuir con las unidades administrativas de la Secretaría así como con las corporaciones de seguridad pública y protección civil y con otras instituciones para la difusión de programas de servicio y orientación, con el objeto de garantizar la participación de la Secretaría ante la ciudadanía;
  5. Concentrar, supervisar y aprobar los programas de difusión y relaciones públicas de las unidades administrativas de la Secretaría y orientar los servicios de apoyo en esta materia;
  6. Proponer, organizar y supervisar entrevistas y conferencias de prensa con los medios de comunicación estatales, nacionales o internacionales, en las materias de competencia de la Secretaría, así como emitir comunicados de prensa y ser la vocería oficial de la Secretaría;
  7. Aprobar el diseño de las campañas de difusión de interés de la Secretaría, intervenir en la contratación y supervisión de los medios de comunicación que se requieran para su realización, así como ordenar la elaboración de los elementos técnicos necesarios;
  8. Coordinar y apoyar a las instancias correspondientes, principalmente la Dirección General de Formación Profesional y del Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil de la Secretaría así como a las organizaciones ciudadanas o académicas, en la realización de cursos, coloquios, mesas redondas, foros o cualquier otra actividad de carácter cultural o académico en materia de prevención de corrupción, delitos y seguridad pública y protección civil, incluidos los desastres regionales;
  9. Someter a la consideración del Secretario los programas de comunicación social y relaciones públicas de la Secretaría que elaborará con la intervención de las unidades administrativas competentes y otras instituciones a fin de mantener debidamente informada a la sociedad;
  10. Diseñar y proponer los lineamientos de participación y enlace ciudadano en materia de prevención del delito y de seguridad pública;
  11. Preparar con la participación de las unidades administrativas correspondientes al material de difusión de la Secretaría;
  12. Coordinar y apoyar, a solicitud de las unidades administrativas de la Secretaría, la celebración de conferencia, congresos y seminarios relacionados con la competencia de las mismas;
  13. Difundir estudios e investigaciones que se realicen en materias de prevención del delito y de seguridad pública, así como promover el intercambio de resultados y experiencias en el ámbito local, nacional e internacional;
  14. Evaluar los resultados de la estrategia de comunicación y de la imagen institucional de la Secretaría;
  15. Coordinarse con las demás unidades de comunicación social de la Secretaria y de las corporaciones de seguridad pública y protección civil;
  16. Diseñar, proponer y supervisar la ejecución de las estrategias para fomentar y consolidar la imagen institucional, interna y externa, de la Secretaría;
  17. Elaborar instrumentos y dar seguimiento a encuestas, estudios de opinión, prospectiva policíaca e impacto de imagen institucional para conocer la percepción de la ciudadanía respecto a los programas de la Secretaría, y
  18. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Administración.

El Director de Recursos Materiales y Servicios Generales tendrá las siguientes atribuciones, facultades y responsabilidades:

  1. Emitir y supervisar la aplicación de las políticas y procedimientos para la administración de recursos materiales, prestación de servicios generales y obra pública de la Secretaría;
  2. Establecer lineamientos para la formulación de los programas anuales de las unidades administrativas de la Secretaría y de las corporaciones de seguridad pública y protección civil, en materia de adquisiciones de bienes y servicios y de obra pública, así como coordinar su integración y dar seguimiento a su ejecución;
  3. Realizar las adquisiciones, arrendamientos y prestación de servicios autorizados y normar, dictaminar, vigilar y supervisar las que efectúen las unidades administrativas de la Secretaría y de las corporaciones de seguridad pública y protección civil, de acuerdo con la normatividad aplicable;
  4. Proponer lineamientos y normas para regular la asignación, utilización, conservación, aseguramiento, reparación, mantenimiento, rehabilitación y aprovechamiento de todos los bienes muebles e inmuebles al servicio de las unidades administrativas de la Secretaría y de las corporaciones de seguridad pública y protección civil, así como mantener regularizada la posesión de estos últimos;
  5. Atender las necesidades de las unidades administrativas de la Secretaría en materia de espacio físico, adaptaciones, instalaciones y mantenimiento de inmuebles;
  6. Realizar la contratación y supervisión de la construcción, reparación, mantenimiento y rehabilitación de los inmuebles al servicio de las unidades administrativas de la Secretaría;
  7. Proponer las directrices generales en materia de asesoramiento y supervisión de obras de construcción, remodelación o remozamiento, en los aspectos técnicos y administrativos que competan a las unidades administrativas de la Secretaría, así como para los dictámenes correspondientes a licitaciones públicas;
  8. Aplicar las normas y supervisar los sistemas de control de inventarios de bienes, y dictaminar y vigilar su afectación, baja y destino final;
  9. Formular lineamientos para aprobación superior y proponer y operar sistemas electrónicos para el adecuado registro y sistematización de la información de adquisiciones, servicios y almacenes;
  10. Vigilar el cumplimiento de los requisitos establecidos para dar curso al trámite de pago de las adquisiciones, arrendamientos, servicios en materia de bienes muebles, así como de obra pública y verificar el cumplimiento de las condiciones y garantías que deban otorgar los proveedores;
  11. Realizar y controlar el aseguramiento de bienes muebles e inmuebles al servicio de la Secretaría;
  12. Proponer y vigilar la aplicación de normas y lineamientos para la prestación de los servicios de administración y distribución de documentos oficiales y el sistema de archivo de la Secretaría, de conformidad con las disposiciones del Archivo General del Estado, así como determinar los esquemas para su control y supervisión;
  13. Contratar y coordinar los servicios de vigilancia y seguridad de los inmuebles y sus contenidos, así como de los demás bienes y valores de la Secretaría;
  14. Controlar el uso, mantenimiento y reparación del equipo de transporte de la Secretaría, así como el consumo de los combustibles e insumos que requiera dicho equipo;
  15. Dirigir, controlar y evaluar los servicios generales de apoyo;
  16. Participar en la formulación, instrumentación y evaluación de los programas sectoriales en materia de recursos materiales y servicios generales;
  17. Supervisar el registro, control, asignación, resguardo, mantenimiento, baja y en su caso, sustitución o reemplazo del armamento, municiones y herramientas de la Secretaría, y
  18. Las demás que señalen los ordenamientos jurídicos aplicables y el Subsecretario de Administración.


2.4 Sistema jerárquico y de ascensos, estímulos
y recompensas de las corporaciones de seguridad pública
y protección civil del Estado de Puebla

Actualmente, las diferentes corporaciones de seguridad pública y protección civil poseen diferentes escalafones, y aunque todos poseen en general los niveles de Tropa, Oficiales y Comandantes, carecen de igualdad para efectos jerárquicos. Por tanto, se propone el siguiente sistema, a efecto de homologar los niveles y equivalencias de grados, además de, con la creación de la ley correspondiente, darle formalidad jurídica a los nombramientos de los miembros de estas fuerzas.
Por otro lado, se desea eliminar la graduación de tipo militar ya que se trata de una corporación civil, si bien para efectos disciplinarios se van a observar cuestiones tales como la instrucción en orden cerrado de infantería, el uso de uniformes e insignias, etc.
El nivel jerárquico será similar en todas las corporaciones, aunque, claro, recibirán diferentes títulos en algunos casos. Esto se ve mejor en la tabla que se presenta a continuación. En primer lugar, se tiene que especificar que los grados de la escala jerárquica en las corporaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla se clasifican en:

  1. Jefes, y
  2. Clases.

Los grados, en orden decreciente, son como sigue:

  1. Jefes:

  1. Jefes de Región;
  2. Jefes de Sector, y
  3. Jefes de Grupo.

  1. Clases:

  1. Agente C o Bombero Subjefe;
  2. Agente B o Bombero Tanquero, y
  3. Agente A o Bombero.

El sistema de ascensos, que será debidamente establecido en la correspondiente ley, deberá marcar que para ascender a cualquiera de los grados superiores, inmediatos o más altos, se podrá seguir cuatro rutas:

  1. Por promoción;
  2. Por efectos de retiro;
  3. Por méritos extraordinarios, y
  4. Post Mortem.

Cuando se busque un ascenso por promoción, se obtendrá única y exclusivamente el nombramiento superior inmediato al grado que se ostente al momento de presentar dicha promoción. En esta evaluación, todos los aspirantes, sin distinción o excepción alguna, deberán presentar los siguientes exámenes, en el riguroso orden que se mencionan:

  1. Antidoping;
  2. Físico-médico.
  3. Orden cerrado de infantería;
  4. Cultura general;
  5. Conocimientos generales de su especialidad profesional/laboral, y
  6. Polígrafo;

Cuando se trate de efectos de retiro, el aspirante podrá obtener el grado superior inmediato al que se ostente en el momento de alcanzar el derecho de pensión por antigüedad en los servicios prestados o, en su defecto, por cesantía causada en cumplimiento del servicio. Para lograr dicho ascenso, deberá reunir las siguientes condiciones:

  1. Tener una antigüedad mínima de tres años en el grado que se ostente en la actualidad;
  2. Haber buscado el ascenso por promoción cuando menos dos veces, para retiro por antigüedad, y una vez, en caso de cesantía.
  3. Que el acto desarrollado en cumplimiento del deber cause cesantía o invalidez al aspirante y a la vez resulte de un heroísmo digno de mención y amerite el ascenso
  4. Cuando el acto desarrollado en cumplimiento del deber cause cesantía o invalidez al aspirante y a la vez resulte de un heroísmo digno de mención y amerite el ascenso, pero el individuo no cubra los requisitos señalados en los dos incisos anteriores, se turnará a la Subcomisión de Ascensos por Méritos Extraordinarios.

Cuando el acto desarrollado en cumplimiento del deber haya causado la muerte al candidato y ello resulte de un heroísmo digno de mención y amerite el ascenso, independientemente de que el difunto cubra o no los requisitos señalados en los dos primeros incisos referidos en el punto anterior, se turnará a la Subcomisión de Ascensos por Méritos Extraordinarios para su estudio.
Cuando se trate de ascenso por méritos extraordinarios, la Subcomisión de Ascensos por Méritos Extraordinarios evaluará las propuestas existentes y emitirá un dictamen aprobatorio o reprobatorio dirigido a la Comisión de Honor y Justicia, la cual, basándose en este criterio, podrá decidir si lo otorga o no, o si procede a realizar una nueva investigación interna con el propósito de tener elementos de juicio para emitir una resolución final al respecto.
Las propuestas de ascenso por méritos extraordinarios deberán ser dirigidas a la Subcomisión correspondiente por conducto del Director General de la Corporación previa convocatoria emitida por la Comisión y con el visto bueno del C. Secretario.
Para efectos internos, las propuestas podrán ser formuladas por los compañeros y/o superiores del prospecto, incluido el C. Director o cualquiera de sus Subdirectores Generales o Directores de Área, pero observando lo dispuesto en el párrafo anterior para entrega a la Subcomisión de Ascensos por Méritos Extraordinarios.
En cualquier caso, los candidatos al ascenso por méritos extraordinarios deberán cumplir con los mismos requisitos marcados que para la obtención de ascenso por promoción. En caso de ascenso post mortem, la Subcomisión correspondiente y la Comisión emitirán resoluciones previa investigación testimonial y de servicios.
Los ascensos por méritos extraordinarios no se sujetarán al escalafón riguroso, por lo que incluso el personal raso podrá obtener desde el grado superior inmediato hasta el de Comandante si se demuestra que las pruebas obtenidas en la investigación previa confirman los méritos referidos por aquellos que lo proponen y de conformidad con la convocatoria correspondiente y la ley en la materia.
El otorgamiento de un ascenso por méritos extraordinarios no eximirá al candidato, de recibir cualquiera de las recompensas establecidas en la ley de la materia, y que se mencionan dentro de los siguientes párrafos.
En cualquiera de los casos, una vez que se obtenga un ascenso y se permanezca en el servicio activo, el aspirante o candidato deberá realizar el curso de perfeccionamiento para el grado correspondiente en el Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil. Si el ascenso remonta más de dos grados del escalafón, el aspirante o candidato que lo hubiere obtenido sólo realizará el curso correspondiente al grado final recibido.
En el aspecto concerniente a los estímulos y recompensas, se sugiere la creación de las siguientes modalidades, las cuales se darán con el fin de premiar a los miembros de las fuerzas de seguridad pública y protección civil del Estado, a las corporaciones de la Secretaría o a las unidades de dichas corporaciones:

  1. Condecoraciones;
  2. Preseas, y
  3. Menciones honoríficas.

El otorgamiento de cualquiera de las recompensas antes establecidas excluirá la concesión de otra por el mismo hecho, pero no le impedirá al recipiendario obtener, al mismo tiempo, un ascenso por méritos extraordinarios. Las condecoraciones que se otorgará a los miembros de las fuerzas de seguridad pública y protección civil del Estado serán las siguientes:

  1. Valor en el cumplimiento del deber.- Esta condecoración tiene por objetivo premiar a los miembros de las fuerzas de seguridad pública y protección civil del Estado que, en el cumplimiento del deber, ejecuten actos de heroísmo excepcional, calificados por el C. Gobernador a propuesta del Secretario de Seguridad Pública y Protección Civil.
  2. Mérito al servicio.- Se otorgará por disposición del C. Gobernador del Estado a propuesta del Secretario de Seguridad Pública y Protección Civil a los miembros de las fuerzas de la dependencia, o de sus similares de otras entidades federativas que hayan prestado servicios de manera conjunta con los de la entidad poblana, y que hubieren redundado en un beneficio para ésta.
  3. Mérito facultativo.- Esta condecoración será otorgada por el C. Secretario a los egresados de los diferentes cursos especializados del Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil, que hayan realizado en forma brillante los estudios correspondientes, siendo dicha condecoración de tres clases:

Por mencionar algunos casos que se podrían prever en la ley correspondiente, las modalidades del Heroico Cuerpo de Bomberos, serían Rescate Acuático, Rescate Canino, Urgencias Médicas y Primeros Auxilios, Radio Operaciones, Informática y Comunicaciones, etc. De igual forma se aplicaría a cada una de las corporaciones de la Secretaría

  1. Mérito docente.- Esta condecoración será otorgada por el C. Secretario al personal directivo o docente, tanto profesional superior y técnico profesional, como de las fuerzas de seguridad pública y protección civil[13].
  2. Mérito deportivo.- Esta condecoración será otorgada por el C. Secretario al personal que se distinga en cualesquiera de las ramas del deporte propio de las fuerzas de seguridad pública y protección civil, o del deporte popular.
  3. De perseverancia.- Esta condecoración será otorgada por el C. Secretario para premiar los servicios ininterrumpidos en el activo, a los miembros de las fuerzas de seguridad pública y protección civil del Estado, y será de seis clases:


Asimismo, se sugiere la creación de las siguientes preseas, para premiar la disposición en el cumplimiento del deber, tanto en lo operativo como en lo estratégico y lo administrativo, en cualquiera de las unidades y corporaciones de la Secretaría:

  1. Presea Dragón, para los Bomberos con más de seis años en la fuerza, por su participación relevante en operativos de combate a incendios, rescate acuático o canino, o en cualquiera de las diferentes actividades o especialidades del servicio.
  2. Presea Rinoceronte, para los Bomberos novatos con un mínimo de seis meses y con un máximo de cinco años once meses en la fuerza, por su participación relevante en operativos de combate a incendios, rescate acuático o canino, o en cualquiera de las diferentes actividades o especialidades del servicio.
  3. Presea Águila, para los Policías Preventivos, Auxiliares y de Vialidad con más de seis años en la fuerza, por su participación relevante en operativos de su jurisdicción y en cualquiera de las diferentes actividades o especialidades del servicio.
  4. Presea Halcón, para los Policías Preventivos, Auxiliares y de Vialidad con un mínimo de seis meses y con un máximo de cinco años once meses en la fuerza, por su participación relevante en operativos de su jurisdicción y en cualquiera de las diferentes actividades o especialidades del servicio.
  5. Presea Tigre, para los elementos de la Policía Estatal Forestal con más de seis años en la fuerza, por eficiencia, responsabilidad y disposición, en el cumplimiento de sus funciones, y en cualquiera de las diferentes actividades o especialidades del servicio.
  6. Presea Lobo, para los elementos de la Policía Estatal Forestal con un mínimo de seis meses y con un máximo de cinco años once meses en la fuerza, por eficiencia, responsabilidad y disposición, en el cumplimiento de sus funciones, y en cualquiera de las diferentes actividades o especialidades del servicio.

La propia Secretaría señalará la forma, tamaño, material y demás características de estas condecoraciones y preseas. En la misma ley de la materia se deberá señalar que el derecho a la obtención y uso de las condecoraciones se perderá por contravención de la Ética de los Miembros de las Corporaciones de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla, mismas que serán establecidas en el Código de Ética correspondiente, contándose, entre otros, como actos en contra de dicha ética, a la participación directa o indirecta en hechos delictivos, corrupción, violación a los derechos humanos, sublevación, desobediencia grave, y faltas y/o delitos contra el decoro y la dignidad de estos servidores.
Asimismo, las condecoraciones y preseas serán entregadas de manera individual, aun cuando las acciones merecedoras de las mismas hayan sido ejecutadas por un grupo de elementos o por una Unidad de las fuerzas de seguridad pública y protección civil del Estado. De ninguna manera se podrá entregar una condecoración o presea colectiva. En cambio, en el período correspondiente se le dará una mención honorífica.
Las menciones honoríficas serán entregadas por el C. Secretario mensualmente a propuesta de cualquiera de los Subsecretarios, y servirán para premiar a algún elemento, grupo de elementos o Unidades de las corporaciones de seguridad pública y protección civil del Estado, que ejecuten acciones que, sin alcanzar el merecimiento de obtener una condecoración o presea, o en el caso referido en el párrafo anterior.
Las menciones se darán a cualquier elemento de las fuerzas de seguridad pública y protección civil del Estado sin distinción de adscripción, grado o cargo. Éstas serán publicadas en el Periódico Oficial del Estado, en todas las oficinas de la Secretaría y comunicadas por escrito a los interesados.
Asimismo, se darán a conocer a los medios de comunicación, y, además, en el caso de que la mención fuese colectiva, se hará de conocimiento del jefe de la Unidad a la que se haya otorgado, registrándose el hecho en las hojas de servicio de sus integrantes. Las menciones consistirán en las siguientes distinciones:

  1. Policía del Mes, o su equivalente: Bombero del Mes, etc., y/o
  2. Unidad del Mes.



3. Marco legislativo necesario para la creación
y funcionamiento de la Secretaría de Seguridad Pública
y Protección Civil del Estado de Puebla

La creación de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla, sin duda, implica no sólo una importante inversión financiera para el Gobierno de la entidad en la profesionalización de los miembros de las corporaciones encargadas de velar por la tranquilidad y la integridad de los habitantes de Puebla así como para su reorganización, y para la optimización de dicha responsabilidad pública.
Implica, también, un importante trabajo legislativo encaminado a definir de manera clara y precisa las facultades, funciones, deberes y obligaciones de los miembros de los cuerpos de seguridad pública y protección civil así como de los demás funcionarios, a efecto de hacerlos más eficientes y capaces. Pero también, a hacerlos más honestos y con una elevada conciencia del deber que les ha sido encomendado.
Dicha conciencia es totalmente patente en los miembros de las Fuerzas Armadas Mexicanas, pero, para asegurarse de ello, el Gobierno Federal cuenta con todo un conjunto de leyes, códigos y reglamentos que rigen la organización, funcionamiento y comportamiento de las dependencias, unidades e integrantes del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada de México.
Por ello, para respaldar la creación de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla, así como para regir óptimamente su organización y funcionamiento y el comportamiento tanto personal como profesional de sus integrantes, se recomienda la promulgación de los siguientes ordenamientos:

  1. Decreto de Creación de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla.
  2. Ley Orgánica de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla.
  3. Reglamento Interior de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla.
  4. Reglamento Interior de la Policía Estatal Preventiva y de la Policía Auxiliar, Bancaria e Industrial del Estado de Puebla.
  5. Reglamento Interior del Heroico Cuerpo de Bomberos del Estado de Puebla.
  6. Reglamento Interior de la Policía Estatal de Vialidad y Caminos.
  7. Reglamento Interior de de la Policía Estatal Forestal de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla.
  8. Código de Ética para los Funcionarios y Miembros de los Cuerpos de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla.
  9. Ley de Ascensos, Estímulos y Recompensas de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla.
  10. Ley Estatal para la Prevención del Delito.
  11. Ley Estatal para la Prevención y Combate de la Corrupción.
  12. Ley Estatal para la Prevención de Desastres Regionales.
  13. Ley de Formación Profesional de los Cuerpos de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla.
  14. Ley del Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil.
  15. Reglamento Interior del Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil.

Asimismo, se propone una serie de reformas y adiciones a los siguientes ordenamientos legales, por efecto de la promulgación de las leyes anteriores, ya que, indiscutiblemente, se requiere para su cumplimiento y observancia, a saber, los siguientes:

  1. Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Puebla.
  2. Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Puebla.
  3. Ley Orgánica de la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla.
  4. Reglamento Interior de la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla.
  5. Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Puebla.
  6. Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos en el Estado de Puebla.

La reforma a la Constitución Política del Estado implica modificar la fracción X de su artículo 79 para quedar de la siguiente manera:

Artículo 79.- Son facultades y obligaciones del Gobernador del Estado:

  1. ...
  2. ...
  3. Mandar las Fuerzas de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado para mantener, garantizar y prever la seguridad, el orden público, la paz social y la integridad de la persona y los bienes de los habitantes de la entidad.
  4. ...



4. Los primeros instrumentos auxiliares

Es recomendable que, tan pronto como empiece a funcionar la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla, se sigan estas estrategias:

  1. Que se cree una poderosa imagen de solidez, eficiencia y fuerza moral, intelectual, física y administrativa de las corporaciones de seguridad pública y protección civil. Esta es una función más propia de la mercadotecnia, pero, si ésta se encuentra al servicio de la propaganda de los partidos políticos, ¿por qué no al servicio de una dependencia gubernamental?
  2. Por poner el caso, se sugiere la imagen de un Agente de la Policía Estatal Preventiva, con rasgos mestizos, pero con una constitución física y apariencia bastante apegada al concepto occidental de belleza –con un nuevo diseño de los uniformes, para crear la sensación de gusto y aceptación en la ciudadanía–, en el cual se resalte la preparación, la disposición y la capacidad para el servicio y sus exigencias propias: Abnegación, sacrificio y valor.
  3. Este personaje deberá aparecer en acciones de patrullaje y cumplimiento de sus deberes, a bordo de modernas unidades vehiculares y un adecuado guión video-cinematográfico, para culminar su jornada volviendo a casa y siendo recibido quizá por sus hermanos pequeños, los amigos de su edad –con una obvia imagen de ser gente provechosa–, y por sus padres. O bien, por su esposa e hijos pequeños, pero siendo saludado afablemente al pasar, por sus vecinos.
  4. Estas palabras podrían enmarcar los preceptos ideológicos de la Subsecretaría de Seguridad Pública y Protección Civil: “Abnegación, sacrificio y valor”, y podrían insertarse en los emblemas de dicha Subsecretaría así como del Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil, y convertirlo así en el credo de los elementos integrantes de las corporaciones.
  5. Igual procedimiento se deberá seguir para los Bomberos, Agentes de Vialidad y Estatal Forestal.
  6. En cuanto a los elementos de la Subsecretaría de Investigación y Asuntos Internos, podría presentarse el prototipo del joven y la joven de clase media y media alta poblana. Sería el caso de un individuo recién egresado de una licenciatura, o con principios de una especialidad o maestría, cuya vocación por el servicio se tradujo en el trabajo científico para la prevención y combate de la corrupción y el delito. Aquí también se destacaría una frase, que, por supuesto, formaría parte de los emblemas de esta Subsecretaría y del Instituto Poblano de Seguridad Pública y Protección Civil: “Vocación, inteligencia y lealtad”.

Este primer instrumento, una poderosa, intensa y extensa campaña publicitaria, transmitida principalmente por televisión, sería el ingreso de la Secretaría a la aceptación del público y a la comprensión de su delicada y peligrosa pero noble labor. Este sería el principio de la reivindicación de una largamente deteriorada y vilipendiada imagen de las corporaciones, especialmente policiales y de vialidad, y se denominaría “Campaña de Reivindicación de las Corporaciones de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado de Puebla”. El segundo instrumento seguiría estos pasos:

  1. Que se cree una poderosa y sólida imagen de unidad y cohesión entre la sociedad poblana, los partidos políticos, las asociaciones civiles y el gobierno local, no para respaldar un proyecto político o gubernamental, sino la seguridad, la salvaguarda, la protección y el respeto a las instituciones y a la ciudadanía poblana, tanto de los nacidos aquí, como de aquellos que emigraron, sin hacer distinciones de credo, sexo, color, raza, posición económica o social, estatus académico o intelectual, etc.
  2. Lo ideal para que esta campaña triunfe es que los líderes políticos y sociales más importantes de la entidad inviten a la juventud y a todo el público –pero especialmente a los sectores más jóvenes– a no delinquir, a no caer en las falsas tentaciones del robo, el secuestro y el crimen; a no caer en las falsas salidas de la droga y el alcoholismo; a no ceder a las falsas pasiones que conducen a los excesos como los arrancones, las carreras de autos, a no conducir a altas velocidades, y mucho menos a hacerlo en estado de ebriedad.
  3. Un gran éxito sería que Monseñor Rosendo Huesca y Pacheco aceptara participar en esta campaña y que, en una cápsula televisiva, invitara a los jóvenes a ser honrados, a no conducir con exceso de velocidad y menos en estado de ebriedad, a respetar a los demás, y –remarcando–, a no delinquir, y que rematase haciendo esta reflexión: “Joven poblano: No he venido a hablarte sobre Dios, pero quiero que pienses ¿cuál es la mejor forma de honrar a tu padre y a tu madre? Pues siendo honrado. No caigas en los vicios ni en la delincuencia”, y que lo mismo hicieran los líderes religiosos de los mormones, los metodistas, etc. Vaya, esta idea podría ser mejorada de acuerdo a lo que indique el C. Gobernador del Estado.
  4. Otra invitación sería hecha por los rectores de las universidades –y quisiera dar énfasis a mi querida Universidad del Desarrollo el Estado de Puebla– y por los líderes de las cámaras empresariales, para hacerle ver a los jóvenes que el único camino de éxito seguro y libre de penalidades es el que se sigue a través del esfuerzo en el trabajo y el estudio.
  5. Igualmente, hablarían para la televisión los líderes de los partidos políticos, quizá los líderes de algunas asociaciones de chavos banda o similares, etc.

Esta segunda idea, denominada “Campaña de Concientización para la Seguridad y el Respeto”, podría incluir la invitación para que la ciudadanía consigne el delito ante la autoridad ministerial y deje de callar las vejaciones ocasionadas por la impunidad del delincuente y el funcionario corrupto, y para que la juventud huya de las falsas salidas de la delincuencia, el vicio, la corrupción y los excesos, y canalice su vida a través del deporte, el trabajo y el estudio, así como el respeto a sus autoridades, iniciando desde sus padres, y culminando por aquellos que dirigen su empresa, su escuela, su comunidad y su estado.
El tercer instrumento, inicial pero igualmente efectivo, toca aspectos escabrosos pero necesarios, y a los cuales los funcionarios de todos los niveles e instancias gubernamentales han rehuido, pero que ya no permite más espera ni demora. Por fortuna, el actual mandatario poblano es un hombre del pueblo, consciente de la realidad social de la entidad y de su ciudadanía, como lo demostró cuando, en el 2001, elevó las percepciones de los sacrificados miembros del Heroico Cuerpo de Bomberos del Estado de Puebla.
Quiero hacer una reflexión: ¿Cómo puede evitarse la corrupción? ¿Cómo erradicar los vicios del soborno y todo lo que ello implica en materia de impunidad, omisión y comisión de delitos? La respuesta no la da una conclusión académica, sino el sentido común fundado en una visión imparcial y objetiva: No dándole pretexto al policía, al agente de seguridad vial, ni a ningún miembro de las corporaciones de seguridad pública y protección civil, para ser corrupto y aceptar sobornos.
Al respecto, el primer instrumento es la creación de un marco jurídico que establezca que la corrupción, en cualquiera de sus modalidades –que podría surgir o complementarse a partir de consultas populares–, cometida o propiciada tanto por los servidores públicos como por la ciudadanía, es un delito grave y, por tanto, susceptible de persecución judicial. De igual modo, que establezca que la participación de cualquier miembro de las corporaciones de seguridad pública y protección civil en actos delictivos, en cualquiera de sus caracteres o modalidades, también será un delito grave.
Así, el funcionario o miembro de esta Secretaría, en cualquier escalafón o adscripción, estará obligado –por decirlo coloquialmente– “a portarse bien”, pues, de fallar, su patrón –la Secretaría– podría llegar a convertirse en su principal acusador y perseguidor, y arruinar su futuro así como el de su familia, con una sanción penal. Sin embargo, también existe el argumento de que el policía, el agente vial, etc., arriesgan su vida y ni siquiera les alcanza su salario para que su familia viva de manera digna.
Por tanto, es urgente una nivelación de sueldos y la creación de un sistema de compensaciones para los miembros de las corporaciones de seguridad pública y protección civil, pues, por un lado, tienen la obligación moral de cumplir sin delinquir o corromperse, pero, por otro, se ven obligados a aceptar dádivas y sobornos para completar el gasto, aunque se debe reconocer que hay mucho personal que incurre en acciones de este tipo por gusto.
Así, la idea no es sólo corregir, sino, ante todo, prevenir. Y para prevenir, se debe dar al servidor la oportunidad de percibir un sueldo digno por arriesgar su vida a cambio de proteger la vida y la tranquilidad de otros, pues no pide riquezas, sino salarios dignos. Y sería bueno pensar qué tan digno es un sueldo de 3 mil o 4 mil pesos mensuales, pues si soltero no alcanza para vivir, con esposa y dos o tres hijos, menos.





5. Comentarios a la propuesta

Es importante resaltar algunos aspectos de la propuesta para darle mayor inteligibilidad, practicidad y sentido. Una de ellas es que las funciones que actualmente desarrolla la Policía Estatal Preventiva las absorbería la Policía Estatal de Vialidad y Caminos, que sería entonces una Policía Estatal de Seguridad, Vialidad y Caminos, si bien no se maneja dicho nombre en la propuesta por considerarse redundante hablar de una “policía de seguridad” cuando ese es, precisamente, el sentido de dicha corporación: proporcionar seguridad.
Además, se permitiría que dichos elementos pudieran andar armados, ya que actualmente los elementos de vialidad no pueden portar armas. Así, en caso de alguna persecución o necesidad de intervención, tendrían facultades y posibilidades de usar la fuerza para cumplir con sus misiones.
En cuanto hace a la Policía Estatal Preventiva, esta tendría la misión de convertirse en una policía científica, una policía de investigación, con obvia capacidad para intervenir en el momento que se requiera pues conservaría el uso de la fuerza para cumplir con sus misiones propias o en apoyo de otras corporaciones, tanto locales como federales.
Al respecto se recomienda trasladar a su personal por completo a la Policía de Vialidad y Caminos o pensionarlo, y contratar y adiestrar nuevos mandos, especialmente, con nivel de Licenciatura, equivalente o postgrado, a efecto de tener mejores recursos intelectuales, físicos y morales para el cumplimiento de sus funciones.
Asimismo, se propone que se enuncien los valores, misión y objetivos de la dependencia así como de sus áreas, unidades y corporaciones.



6. Referencias bibliográficas

Reglamento Interior de la Secretaría de Seguridad Pública (Martes 6 de febrero de 2001). Diario Oficial de la Federación Primera Sección. México, D. F. Presidencia de la República.
Rodríguez Ramírez, Víctor Manuel (2000). Globalización: La inserción de México en el nuevo orden global. Tesis de la Licenciatura en Comercio Exterior. Puebla, Pue. Universidad Madero.



EMILIO VELAZCO GAMBOA

Mexicano. Egresado de la Licenciatura en Ciencias Políticas con Especialidad en Administración Pública, Gobierno y Política Mexicana por la Universidad del Desarrollo del Estado de Puebla (UNIDES).

Tiene los Diplomados en Derecho Electoral y en Derecho Constitucional, por la Universidad Cuauhtémoc. Actualmente es consultor-gestor académico e investigador independiente, e imparte cátedra en el Centro Universitario Irlandés A. C. (Irish University Mexico).

emiliovelazco@hotmail.com
emiliovelazco1972@hotmail.com
http://emilio-velazco.galeon.com


[1] Hobbes, Thomas (1994). El Leviatán. Serie de Obras de Política y Derecho. México: Porrúa, p. 137.[]
2 Ibidem p. 275.[]
3 Olea, Víctor F. y Flores, Abelardo M. (1999). Crítica de la globalidad: Dominación y liberación en nuestro tiempo. México: Fondo de Cultura Económica, p. 11.[]
4 Rodríguez Ramírez, Víctor Manuel (2000). Globalización: La inserción de México en el nuevo orden global. Tesis de licenciatura. Puebla: Universidad Madero, p. 4.[]
5 De Pina y De Pina Vara, Rafael (1988). Diccionario de Derecho. México: Porrúa, p. 438.[]
6 González Ruiz, Samuel; López Portillo V., Ernesto y Yánez, José Arturo (1994). Seguridad pública en México. Serie “Justicia”. México: Universidad Nacional Autónoma de México, p. 49.[]
7 Velazco Gamboa, Emilio (2002). Planeación de la Defensa Nacional y ética militar en México: Una aproximación empírica. Tesina de la Licenciatura en Ciencias Políticas. Puebla: Universidad del Desarrollo del Estado de Puebla, inédito, p. 225.[]
8 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (2000). México: H. Cámara de Diputados, p. 56.[]
9 Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Puebla (1995). Puebla: H. Congreso del Estado p. 25.[]
10 Ibidem p. 27.[]
11 Ibidem p. 224.[]
12 Reglamento de protección civil para el Municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León (2002). En dirección web: http://www.sanpedro.gob.mx/ Reglamentos/ Reglamento-Proteccion.htm#C1[]
13 Aquí se puede ver que existe la intención de que haya profesionales y técnicos superiores de diferentes disciplinas impartiendo clases en el Instituto, así como oficiales y comandantes de las corporaciones de la Secretaría desempeñando tal labor por poseer conocimientos relevantes, capacidad o preparación para la docencia, etc. Para estos últimos, dicha función sería, de cierto modo, un reconocimiento a su trayectoria profesional (N. A.).

Inicio