Inicio

Título: Ventajas y beneficios del Kaizen

El Kaizen es un sistema de mejora continua e integral que comprende todos los elementos, componentes, procesos, actividades, productos e individuos de una organización. No importa a que actividad se dedique la organización, si es privada o pública, y si persigue o no beneficios económicos, siempre debe mejorar su performance a los efectos de hacer un mejor y más eficiente uso de los escasos recursos, logrando de tal forma satisfacer la mayor cantidad de objetivos posibles. Mucho más es necesario la mejora continua cuando se trata de actividades plenamente competitivas, se trate de lo económico, en lo deportivo, o en cualquier otro orden.

La mejora continua es no sólo necesario, sino además una obligación permanente del ser humano para consigo mismo y la sociedad. La mejora continua hace a la cultura, ética y disciplina de toda sociedad que piense avanzar y participar en los avances y adelantos de la humanidad.

El kaizen ideado por consultores y empresas japonesas se ha diseminado en empresas de otras naciones vía círculos de calidad, sistemas de producción just-in-time, mantenimiento productivo total, tablas de costes, sistema de sugerencias, y métodos rápidos de preparación de máquinas-herramientas; logrando sorprendentes e importantes resultados.

De lo que se trata es de adecuar las diferentes herramientas, instrumentos y métodos que hacen al kaizen, a las características de cada empresa y cultura. Es en éste particular aspecto donde el Desarrollo Organización cobra como técnica y disciplina un incuestionable y gran valor, permitiendo evaluar las características socio-culturales propias de cada empresa, ajustando los diversos sistemas productivos a las características de las mismas, como así también facilitando el reacomodamiento y cambio psico-social por parte de los integrantes de la organización.

A la hora de inventariar las ventajas y beneficios en la implementación y puesta en práctica del sistema kaizen cabe apuntar las siguientes:

  1. Reducción de inventarios, productos en proceso y terminados.

  1. Disminución en la cantidad de accidentes.

  1. Reducción en fallas de los equipos y herramientas.

  1. Reducción en los tiempos de preparación de maquinarias.

  1. Aumento en los niveles de satisfacción de los clientes y consumidores.

  1. Incremento en los niveles de rotación de inventarios.

  1. Importante caída en los niveles de fallas y errores.

  1. Mejoramiento en la autoestima y motivación del personal.
  2. Altos incrementos en materia de productividad.

  1. Importante reducción en los costes.

  1. Mejoramiento en los diseños y funcionamiento de los productos y servicios.

  1. Aumento en los beneficios y rentabilidad.

  1. Menores niveles de desperdicios y despilfarros. Con su efecto tanto en los costes, como así también en los niveles de polución ambiental, entre otros.

  1. Notables reducciones en los ciclos de diseño y operativos.

  1. Importantes caídas en los tiempos de respuestas.

  1. Mejoramiento en los flujos de efectivo.

  1. Menor rotación de clientes y empleados.

  1. Mayor y mejor equilibrio económico-financiero. Lo cual trae como consecuencia una mayor solidez económica.

  1. Ventaja estratégica en relación a los competidores, al sumar de forma continua mejoras en los procesos, productos y servicios. Mediante la mejora de costos, calidad, diseño, tiempos de respuesta y servicios a los consumidores.

  1. Mejora en la actitud y aptitud de directivos y personal para la implementación continua de cambios.

  1. Acumulación de conocimientos y experiencias aplicables a los procesos organizacionales.

  1. Capacidad para competir en los mercados globalizados.

  1. Derribar las barreras o muros interiores, permitiendo con ello un potente y auténtico trabajo en equipo.

  1. Capacidad para acomodarse de manera continua a los bruscos cambios en el mercado (generadas por razones sociales, culturales, económicas y políticas, entre otras).

Estas son razones suficientes para pensar seriamente en aplicar el kaizen en las organizaciones. No hacerlo privará a sus propietarios, directivos, personal, clientes y a la sociedad en su conjunto, de las ventajas de generar auténticos y sólidos puestos de trabajo que permitan generar productos con valor agregado, calidad de vida laboral, altos rendimientos sobre la inversión, más y mejores productos y servicios, y menores niveles de desperdicios.
La mejora continua es lo que permite al mundo gozar cada día de mejores productos, mejores comunicaciones, mejores medicamentos, entre muchísimas otras cosas. Hay empresas, sociedades, gobiernos y países que aceptan el reto, y otras que sólo se limitan a ver como otros mejoran. La mejora continua es compromiso con el conocimiento, la calidad y la productividad. Requiere de ética y disciplina, como de planes estratégicos que permitan lograr mejoras graduales, continuas e integrales. En una era del conocimiento como lo es ésta Tercer Ola pasarán a ocupar los primeros lugares aquellos individuos, organizaciones, y sociedades que hagan del conocimiento y perfeccionamiento sistemático su objetivo prioritario.

Autor: Mauricio Lefcovich

Consultor en Administración de Operaciones y Estrategia de Negocios
Especialista en Kaizen y Seis Sigma

E-mail: mlefcovich@hotmail.com


Inicio