Anterior | Siguiente | Inicio

4. Innovación. La creatividad puesta en práctica


Innovar implica introducir algo nuevo, lo que significa crear nuevos conceptos e ideas, en este caso en el mundo de los negocios, que originen nuevos procesos, productos, servicios y estrategias en el campo empresario. De tal forma la innovación es la creatividad puesta en práctica, o sea crear nuevas ideas y llevar éstas al campo de la producción. Lo que hasta ese momento era un esbozo, un plano, una fórmula, un programa, pasa a desarrollarse en el terreno material. La idea del escultor pasa a estar plasmada en el mármol, deja de ser sólo una idea para ser una escultura. Dicho en términos aristotélicos, lo que la idea representaba como potencia, paso a ser un acto como escultura.

Que implicancia tiene ello en el mundo de los negocios? Los líderes y estrategas deben comprender que mientras sólo se posea una idea, por más buena que ésta sea, representa tan sólo una potencialidad. La labor del líder es hacerse de los recursos y administrarlos eficazmente para transformar esas ideas en negocios concretos. Pensemos en cualquier campo de la alta tecnología, desde la farmacéutica a la informática, tener la mejor idea y no pasarla rápidamente a la práctica puede ser quedarse sólo con papeles, pues en el mundo actual super-informatizado e hipercomunicado, muchos investigadores y empresas trabajan con ideas semejantes al mismo tiempo. De ello tenemos una nueva e importante regla: no sólo se debe ser creativo sino que además las ideas generadas deben ponerse rápidamente a rodar en el campo de los negocios.

Vivimos en una época en la cual ya se mide el tiempo en nanosegundos, mostrando aún más lo valioso del mismo y de su medición. En un mundo totalmente intercomunicado el tiempo tiene un gran valor, y mucho más si tomamos en consideración que a partir del año 2000 los conocimientos se han de duplicar cada diez años.


Anterior | Siguiente | Inicio