Inicio

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
COLEGIO DE CIENCIAS Y HUMANIDADES
ÁREA DE TALLERES DE LENGUAJE Y COMUNICACIÓN









COMENTARIO CRÍTICO SOBRE LA NOVELA
BUSCA MI ESQUELA” DE ELENA GARRO






AUTOR:

PROF: FERNANDO VELÁZQUEZ HERNÁNDEZ
LICENCIADO EN CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN
















2003



COMENTARIO CRÍTICO DE LA NOVELA: BUSCA MI ESQUELA DE ELENA GARRO.

Para comenzar esta crítica, me gustaría destacar que durante mi formación como Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales no tuve ningún tipo de acercamiento con Elena Garro, y mucho menos con sus publicaciones, por lo que en esta ocasión es menester nuestro conocer algunos aspectos relevantes de esta importante escritora mexicana.

A pesar de no poseer una formación estética tan rigurosa como la que se adquiere en otras carreras artísticas que ofrece nuestra máxima casa de estudios (UNAM), sí existe un verdadero anhelo de aprender a valorar un texto literario, y sobre todo, de desarrollar la fascinante pasión por la lectura.

¿QUIÉN FUE ELENA GARRO?

Elena Garro, una de las figuras artísticas mexicanas más importantes del siglo XX nació un 11 de diciembre de 1920 en el estado de Puebla, y curiosamente desde sus primeros años de vida mostró una actitud hiperactiva y una precocidad intelectual que en un futuro la llevaron a convertirse en una excelente escritora, narradora, guionista, coreógrafa y periodista.

En algún momento de su adolescencia, esta ensayista viajó a la Ciudad de México para estudiar literatura, coreografía y teatro en la UNAM. Aunque durante su época de estudiante conoció a Octavio Paz, con el que posteriormente se casaría y tuviera una hija: Helena Paz Garro, vínculo amoroso que resultó muy intenso y sonado entre el círculo de los intelectuales mexicanos, pues fue precisamente con el impulso de Octavio Paz que esta dramaturga comenzó a escribir.

En la agitada década de 1960 a 1970, esta importante personalidad se divorció de Paz y tuvo que abandonar el país debido a que los gobiernos de Díaz Ordaz y de Luis Echeverría la acusaron de haber participado en el movimiento estudiantil del 68. Ante este inminente exilio, Garro tuvo que vivir una larga temporada en Francia al lado de su hija Helena, pero ante la imposibilidad de seguir manteniendo un nivel de vida aceptable con tan sólo algunos pesos de la venta de sus libros, se vio obligada a regresar a México acompañada de su primogénita.

Cuando regresó a nuestro país, se fue a vivir en un pequeño departamento de la ciudad de Cuernavaca, al lado de Helena y de 14 gatos, pero su salud comenzó a deteriorarse a tal grado que su única actividad era esperar el final de su vida a causa del cáncer en los pulmones que padecía, por lo cual:
Sus últimos días los pasaba recostada en un sillón rasgado por los gatos, entre libros amontonados por todos lados y entre sus ataques de tos lograba sobrevivir gracias a un tanque de oxígeno que financiaba el Consejo Nacional Para la Cultura y las Artes, misma institución que se hizo cargo de su tratamiento, pero mientras se sentía bien no dejaba sus largos cigarros mentolados que la acompañaron hasta el día de su muerte.[1]

En este sentido, la autora Guadalupe Loaeza manifiesta:

En 1995 busque a Elena en Cuernavaca y encontré a una mujer de no más de 50 kilos, totalmente encorvada, rodeada de coca-colas, humo de cigarro, gatos que iban y venían en un minúsculo departamento inundado de un olor difícil de soportar. En la casa de Elena todos los objetos estaban llenos de resentimiento y ella se pasaba las tardes colmada de melancolía, era muy triste.[2]

En los preludios de su muerte Garro ya no leía ni escribía pues decía que metida en su casa, qué estímulo podría tener y en una de sus últimas entrevistas demandaba que el reconocimiento a su trayectoria literaria se le hiciera en vida, cuando aún respiraba. Esta distinguida figura de la literatura contemporánea, murió el 23 de agosto de 1998 en la Ciudad de México a la edad de 77 años, dejándole a las letras hispanoamericanas un gran mensaje de humanidad, carácter, sabiduría y sobre todo, pasión por el arte de escribir.[3] Algunas de sus creaciones son:

TEATRO
FELIPE ÁNGELES, UN HOGAR SÓLIDO, LOS PILARES DE DOÑA BLANCA, EL REY MAGO, ANDARSE POR LAS RAMAS, VENTURA ALLENDE, EL ENCANTO, TENDAJÓN MIXTO, LOS PERROS, EL ÁRBOL, LA DAMA BOBA, EL RASTRO, BENITO FERNÁNDEZ, LA MUDANZA, PARADA SAN ÁNGEL, LA SEÑORA EN SU BALCÓN.
NOVELA
LOS RECUERDOS DEL PORVENIR (1963, PREMIO XAVIER VILLAURRUTIA), TESTIMONIOS SOBRE MARIANA (1981), REENCUENTRO DE PERSONAJES (1982), LA CASA JUNTO AL RÍO (1983), Y MATARAZO NO LLAMÓ (1991), INÉS (1995), BUSCA MI ESQUELA (1996, PREMIO SOR JUANA INES DE LA CRUZ), PRIMER AMOR (1996), UN TRAJE ROJO PARA UN DUELO (1996), UN CORAZÓN EN UN BOTE DE BASURA (1996).
CUENTO
LA CULPA ES DE LOS TLAXCALTECAS (ORIGINALMENTE LA SEMANA DE COLORES) (1964), ANDAMOS HUYENDO LOLA (1980), EL ACCIDENTE Y OTROS CUENTOS INÉDITOS (1997).
TESTIMONIO
MEMORIAS DE ESPAÑA 1937 (1992).
REPORTAJE
REVOLUCIONARIOS MEXICANOS. [4]


En el presente trabajo, se hace un análisis de la famosa novela BUSCA MI ESQUELA, escrita por Garro en 1996 y que se hizo acreedora al premio SOR JUANA INES DE LA CRUZ en el mismo año. Dicha composición constituye una de las últimas publicaciones de esta gran mujer, pues como se menciona previamente murió en 1998, tan sólo dos años después de haberla terminado.



CONTEXTO DE PRODUCCIÓN E HISTORIA DE BUSCA MI ESQUELA

Durante 1996, diferentes conflictos sociales, económicos y políticos en México inundaban las primeras planas de los principales diarios, revistas y noticiarios del país, algunos de los encabezados destacaban que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) celebraba el segundo aniversario de su levantamiento en Chiapas, otros denunciaban que 17 miembros de la policía y 4 funcionarios del gobierno del estado de Guerrero fueron arrestados con relación a la muerte de 17 campesinos que participaron en una demostración pacífica contra el gobierno local (en 1995) y algunos más indicaban que el Gral. Jesús Gutiérrez Rebollo, en ese entonces Comisionado del Instituto Nacional del Combate a las Drogas, era destituido al ser descubiertos sus vínculos con el narcotráfico.[5]

Es en este contexto de la Historia de México, en donde Elena Garro (muy afectada por su enfermedad) escribe BUSCA MI ESQUELA, un excelente episodio de amor que forma parte de la corriente literaria conocida como Realismo Mágico. En este relato de pasión y desencuentro, una eventualidad imprevista reúne a Miguel un hombre maduro de 32 años con Irene una joven de 22 años que provenía de una familia acaudalada de Las Lomas. En medio de una tormenta veraniega, ambos personajes se conocen y comienzan un romance que poco a poco fue creciendo y haciéndose más profundo.

Miguel, un varón muy desdichado e infeliz con su esposa Enriqueta encontró en Irene a su verdadera amante y en ocasiones era tanta su desesperación por volverla a ver que dejó atrás trabajo, salud e incluso horas de sueño. Decidido a todo, este individuo buscaba constantemente a Irene pero las señoritas Rosalía y Clementina, dueñas de la residencia en donde supuestamente vivía Irene, le aseguraban a Miguel que la linda muchacha estaba dormida, indispuesta e incluso de viaje.

A pesar de que todo fue una mentira que Rosalía y Clementina montaron para no herir los sentimientos del joven galán, Irene le había advertido con anterioridad a su amado que buscara su esquela en los periódicos, cosa que este buen mozo no había entendido, hasta que unos días después descubrió en la sección “SOCIEDAD” de un diario matutino, la foto de una joven llamada Paulina (nombre verdadero de Irene) vestida de novia, seria y con gran tristeza en sus ojos.




Ante esta situación Miguel:

Hizo planes locos: iría a buscar a Irene, la obligaría a anular su matrimonio, él se divorciaría, el escándalo sería mayúsculo. No importaba, él no podía vivir sin ella. Al oscurecer volvió a la casa de la señorita Rosalía y tiró sin esperanzas de la campanilla. La viejecita salió de prisa y llegó a las rejas con aire confidencial.
-¡Es una pena!...¡Una tragedia!... La pequeña lloró mucho antes de salir para la iglesia, pero su mamá y su hermana se mostraron inflexibles. ¡Inflexibles! Se fue con su marido a Venecia, volverán a México dentro de dos meses...
-Dos meses... lloraba mucho... -repitió Miguel.
Se alejó de las rejas tambaleante, se alejó despacio, muy despacio, no llevaba rumbo... [6]

DISCURSO Y SIGNIFICADO SOCIAL DE LA NOVELA


Estéticamente, BUSCA MI ESQUELA es una obra sumamente descriptiva, tanto en escenarios como en personajes y la voz narrativa que se distingue en el interior del texto alterna el carácter impersonal con los diálogos entre personajes, aunque a primera vista sí es posible identificar un elemento femenino dentro del lenguaje usado en toda la narración.

Algunos ejemplos de ello serían:
DESCRIPCIÓN
Las calles, solitarias a esa hora, sólo ofrecían árboles graciosos mecidos por la lluvia y prados de crisantemos húmedos que iluminaban las sombras como minúsculos soles apagados. No había nadie, sólo ella andando de prisa en las aceras angostas y resbaladizas...[7] ó,

Estacionó el auto frente a la casa, que debía datar de principios de siglo. Sus rejas pintadas de negro, el jardín poblado de árboles viejos, los macizos de rosas y el camino de grava que conducía a la pequeña escalinata que daba a la terraza de entrada pertenecían a aquella época.[8]
NARRACIÓN
-¿Por qué te niegan en tu casa?-preguntó él mirándola tendida hacia él con los ojos cerrados.
-No lo sé...-dijo ella sin cambiar de actitud.
-¿Quiénes son las dos viejecitas que viven en tu casa?-preguntó Miguel mirando aquella cara joven que continuaba esperando el beso.
-Mis tías...[9]

La coherencia, el léxico y la manera en que se cuenta la historia es entretenida y bastante comprensible, sin demasiados efectos estéticos complicados como suele utilizarlos el reconocido escritor Gabriel García Márquez, por lo que Garro logra una verdadera interacción entre el enunciador y el enunciatario.

Por otra parte, la narración plantea una serie de valores de carácter humano muy importantes para la comunidad mexicana de hoy en día, pues en primer lugar, se hace una interesante denuncia sobre las injusticias que sufren Paulina y Miguel en su corta relación por culpa de una sociedad materialista, cerrada e ignorante.[10]

Esta publicación de Garro, es quizá una muestra de resentimiento hacia Octavio Paz y una crítica a su carácter machista, ya que mientras éste cosechaba triunfos y premios a raudales ella tenía que soportar el desamparo, la necesidad y la desatención de una comunidad distinguida por una enorme crisis de valores.

De igual manera, se aborda el antiguo problema de la infidelidad, en este caso de Miguel hacia Enriqueta, aunque lo rescatable de esta actitud masculina es que dicho personaje no se resignó al papel mediocre que la sociedad le asigno al lado de una esposa envidiosa e interesada. Desde una óptica humana, esta forma de actuar es justificable a partir de que Miguel fue en busca del amor, de su crecimiento como ser humano, y sobre todo, de su felicidad ejerciendo su derecho de decidir en dónde quiere estar independientemente de la presión social.

Además, es notable que Irene (Paulina) se encuentra un paso más adelante que Enriqueta, pues a pesar de su corta experiencia tiene un grado de conciencia más desarrollado y suspicaz que en un momento dado le permitirá orientar el rumbo de su existencia. En este sentido, se podría decir que Irene forma parte de una generación de mujeres mexicanas más criticas, liberales, y sobre todo, dispuestas a satisfacer sus necesidades afectuosas en el instante que ellas decidan.

Evidentemente, dice Elena Poniatowska:

El enamoramiento suele ser así, inicia cuando un hombre no oculta ni puede esconder la admiración y el gusto que siente por ver a una mujer, cuando intenta apresar los movimientos y palabras de ella, cuando está frente a la mujer que le atrae y ella sabe y se da cuenta de las pasiones que provoca. Pero eso sí, podrá haber mucha admiración, respeto, asedio, cortejo, palabras más, palabras menos, silencios, miradas, pero la última decisión será de las mujeres, porque ellas son las únicas que tienen la posibilidad de aceptar o rechazar.[11]

Conviene destacar que tanto mujeres como hombres implicados en el escrito hacen un papel muy digno, gracias a que Paulina y Miguel fueron honestos con sus sentimientos y entablaron una relación muy intensa que lamentablemente la sociedad no permitió. En este ámbito, la persona más perjudicada sería Enriqueta, quien a sabiendas de que su marido la engañaba con otra no hizo nada por recuperarlo y mucho menos por darle una mejor calidad de vida.

Desde esta perspectiva, Enriqueta no fue capaz de superar el escaso horizonte que la vida le asignó e Irene sí tenía conocimiento de que si en algún momento de su juventud se casaba con alguien que no amaba, en cualquier etapa de su vida madura podía rehacer su vida al lado de una pareja que ella misma escogiera.


Hubiera resultado grandioso que los protagonistas disfrutaran de su romance hasta la eternidad, pero quizá el final planteado por Garro es una invitación para reflexionar que tanto mujeres como hombres merecen vivir una vida llena de paz, armonía y felicidad, alejada de cualquier envidia o prejuicio sexista que afecte las relaciones entre personas de diferente género. En todo caso, en menester de todo ser social reconocer la labor de mujeres y hombres que trabajan en aras de superarse, todo esto con el firme propósito de construir una sociedad unida por las mejores ideas que alienten y desarrollen el progreso mismo de la humanidad.

De ahí que Erich Fromm advierta:

La vivencia en la separatidad (o estado de separación) provoca angustia; es, por cierto, la fuente de toda angustia. Estar separado significa estar aislado, sin posibilidad alguna para utilizar mis poderes humanos. De ahí que estar separado signifique estar desvalido, ser incapaz de aferrar el mundo -las cosas y las personas- activamente; significa que el mundo puede invadirme sin que yo pueda reaccionar. Así, pues, la separatidad es la fuente de una intensa angustia. Por otra parte, produce vergüenza y un sentimiento de culpa. El relato bíblico de Adán y Eva expresa esa experiencia de culpa y vergüenza de la separatidad.[12]

En conclusión, BUSCA MI ESQUELA es una obra valiosa por su categoría como novela literaria, por su cercanía con el enunciatario, por su sencillez para comprenderla y por la gran reflexión que deja de tarea a todo aquel lector interesado en estos temas tan interesantes como el papel de la mujer, el machismo y la vida en pareja, que sin duda alguna, deben ser vistos con peculiar atención en el marco de este contexto social caracterizado por la crisis de valores humanos.

A pesar de que no había leído ningún libro de Elena Garro, creo que es una escritora que merece ser retomada en las clases, con el fin de que estudiantes y maestros nos pongamos a recapacitar este tipo de problemas y nos convirtamos en seres humanos más sanos y sensibles ante los conflictos sociales que la vida nos plantea cotidianamente.



FIN.





BIBLIOGRAFÍA

Fromm, Erich, EL ARTE DE AMAR, México, Editorial Paidós Mexicana, 1997. 128 pp.

Garro, Elena, BUSCA MI ESQUELA, México, Ediciones Castillo, 1998. 59 pp.

HEMEROGRAFÍA

Almanaque Mundial 2000, México, Editorial Televisa, 2000. 466 pp.

INTERNET

Arturo Mendoza
“Mujeres, mujeres...”
2 páginas electrónicas
http://www.mil-libros.com.mx/poniato1.htm
8 de mayo de 2003. 6:21 p.m.

Elena Poniatowska
“El golpe del rayo”
2 páginas electrónicas
http://www.jornada.unam.mx/2000/may00/000515/cul4.html
8 de mayo de 2003. 6:25 p.m.

Instituto de las Mujeres del Distrito Federal
“Elena Garro”
1 página electrónica
http://www.inmujer.df.gob.mx/muj_destacadas/elenagarro.html
8 de mayo de 2003. 6:32 p.m.

Maria Elena Solórzano Salinas, et. al.
“Elena Garro”
3 páginas electrónicas
http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/publicaciones/publi_quepaso/elena_garro.htm
8 de mayo de 2003. 6:40 p.m.

Nelly Sánchez
“Fue Paz causante de la autodestrucción de Elena Garro: Loaeza”
4 páginas electrónicas
http://www.noroeste.com.mx/Culiacan/ 20021230/cultural/cultural2.php3
8 de mayo de 2003. 6:52 p.m.


[1] Instituto de las Mujeres del Distrito Federal, “Elena Garro”, http://www.inmujer.df.gob.mx/muj_destacadas/elenagarro.html, Página 1.[]
2 Nelly Sánchez, “Fue Paz causante de la autodestrucción de Elena Garro: Loaeza”, http://www.noroeste.com.mx/Culiacan/ 20021230/cultural/cultural2.php3, Página 2.[]
3 Esta breve biografía de Elena Garro se realizó a partir de las páginas electrónicas: http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/ publicaciones/publi_ quepaso /elena_garro.htm y http://www.inmujer.df.gob.mx/muj_destacadas/elenagarro.html []
4 Maria Elena Solórzano Salinas, et. al., “Elena Garro”, http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/publicaciones/publi_que paso/elena_garro.htm, Página 2. []
5 Datos recabados del Almanaque Mundial 2000.[]
6 Elena Garro, BUSCA MI ESQUELA, p. 59.[]
7 Ibid, p. 9.[]
8 Ibid, p. 21.[]
9 Ibid, p. 34.
[10] Paulina fue obligada a casarse por dinero y Miguel tuvo que soportar durante 10 años las consecuencias de un matrimonio tormentoso al lado de Enriqueta.
[11] Arturo Mendoza, “Mujeres, mujeres...”, http://www.mil-libros.com.mx/poniato1.htm, Página 1.[]
12 Erich Fromm, EL ARTE DE AMAR, p. 19.

Inicio