Inicio

Se fue.


De nuevo noche solitaria,
me traes el recuerdo de mi amada,
y sólo la difusa imagen,
y los ecos que parten.


Las noches volverán a ser,
aquellas sombras que no quería ver,
aquellos gritos que desgarran almas,
es esta soledad que no esperé ver jamás.


Ella se fue sin remordimiento,
y yo, yo la liberé de este triste encantamiento,
solo y con mil lágrimas al viento,
me preparo para este largo, casi eterno invierno.


Soñar es tan mal hábito,
porque el sueño y la ilusión,
te hacen terminar con algo muerto,
o quizá te hacen hasta perder la razón.






















Extraña rosa.


Rosa que ahora te marchitas,
enterrado en el fondo del corazón,
me doy cuenta que es el fin del amor,
que tus pétalos cayeron sin darme cuenta.


Pero ahora que ya es tarde,
ya no estas, quizá confíe, quizá me distraje,
y no me di cuenta del fin de este hermoso viaje,
qué, el amor también cobra peaje?.


Al final tu corazón se fue sin avisar,
sin arrepentimiento, sin llorar,
ya no estas, termino no que no había de terminar,
la rosa se murió, marchito, comenzó a deshojar.


Vivía en mi sueño en una estúpida realidad,
y por querer a tu lado siempre estar,
te aburriste, o me cambiaste por alguien más?,
igual en mi corazón no hay una rosa para plantar.






















Compartir.


Comparto la noche con el recuerdo,
el recuerdo de tu voz, tu risa, tu mirar,
y me doy cuenta que mi tumba comencé a cavar,
junto a la ilusión de a tu lado siempre estar.


Me duele hasta el fin del dolor,
me quema como la llama del amor,
me mata como una daga a través del corazón,
como una tumba al lado de nuestro amor.


Ese recuerdo que no sale de mi mundo,
en cada esquina el toque de tu amor,
y muero por que no estas aquí,
y me arranco el alma y es por ti.

Maldito el día en que te conocí,
pues la razón y el corazón perdí,
ahora comparto la noche con la soledad,
ahora tú,
tú,
no estabas aquí.





















Para nada.


Luchamos tanto por este amor,
contra vientos de adversidad,
contra llamas de calamidad,
soportando el más intenso dolor,


Ahora tu te vas, ya no estas,
tres primaveras y seis lunas,
y el cariño te acompaña,
no hay otro camino, todo esta perdido.


Con mi sangre entre las manos,
estuviste cuidando mi corazón,
ahora te vas sin una sola razón,
y yo, yo no sé que sucedió.


Luchamos a sangre y fuego,
y ahora muero solo,
dónde esta todo ese amor?,
es que acaso se cegó.


Es que acaso no miré que te alejabas,
te ibas a pesar de jurar jamás dejarme,
es que acaso te atreviste a engañarme,
es que esta bala mato todo lo que amabas?.
















Sin poder volar.


La lluvia humedece el cuerpo,
y mis lágrimas el corazón,
tú, el ángel que corto mis alas y escapo,
sin embargo al huir tu disfraz cayó.


Y vi con horror que un demonio eras tú,
a pesar de ser lo más bueno contigo,
con la temible espada del engaño,
destrozaste mi alma, mi cielo pintado de azul.


No hay ya sonrisas en mi vida,
no hay ya más razones para vivir,
en la batalla entre el amor y la infidelidad,
halló la promiscuidad una aliada en ti.


Pero tu no sufres, tienes quien te consuele,
algún servil ahora te acompaña,
mientras este perro muere y se duele,
las heridas son profundas y no sanan.






















Corazón traidor.


Debí haberlo supuesto,
tu corazón era de poca confidencia,
y sin embargo por ti lo di todo,
sin mirar, sin darme cuenta.


Era el final supuesto,
era el final que había olvidado,
muero solo aquí, oh!, desilusión,
con una daga en el corazón.


Si sabía que tú eras así,
si imaginaba que podrías cambiar,
todo fue cuestión de soñar,
y el sueño terminó en el vivir.


Si sabía que eras así,
sabía que tú amor era comprado,
sabía que todo sería terminado,
porqué?, porqué espere tanto?.






















Sin percepción.


Señal de radio, imagen de video,
me bombardean señales de información,
que triste es este dolor,
y ahora se detiene mi corazón.


Señal de radio sonido mágico,
tráeme el susurro de su voz,
a través de este espacio desolador,
tranquiliza estas descargas de pasión.


Imagen de video muéstrame una vez más su figura,
que es tan hermosa, tan divina, para mi única,
que el sólo verla y contemplarla me traerá felicidad,
el sólo verla me ayudara a por un momento escapar...


Escapar?.


Me llegan mil señales pero nada tuyo,
y el corazón se rompe, lo destruyo,
pues de que sirve si no estas,
sólo estaba diseñado para poderte amar.



















Ortografía sin razón..


Sólo escribo por escribir,
escribo porque ya no sé que hacer,
escribo para ayudarme a vivir,
escribo quizá para olvidar tu querer.


Entre estas líneas distraigo a la tristeza,
y con puntos detengo esta depresión,
con una coma recuerdo la naturaleza,
y al final he perdido la razón.


Sólo escribo porque tú no estas,
sólo escribo por que el cielo no para de llorar,
mi corazón apagado, ya sé lo detestas,
mi alma perdida, atravesada por mil flechas.


Entre líneas escondo mi dolor,
entre paréntesis escondo mi amor,
entre exclamaciones te grito ¡ vuelve!,
entre interrogaciones me pregunto ¿ porqué?...



Y me das un no como punto final.


















Con el cielo a mi lado.


Cielo llora conmigo por su amor,
que se ha ido y jamás regresará,
como un alma que se pierde, ella no esta,
ahora en mi vida no abra más color.


Te presiento aún cuando sé que ya no estas,
que quizá ni siquiera quieras estar,
pues mi corazón lo lanzaste al mar,
y se ahogo por la falta de tú amor.


Me alejaste de tú vida por un simple gusto,
sin pensar cuanto te ame, así, desertaste,
ahora solo entre las sombras, con dolor,
con la sangre fuera de mí, al fin terminaré.


Pero con el recuerdo de un amor,
que fue tan intenso, casi perfecto,
solos tú y tu liado, sin pensar en mi,
ahora toda mi vida lloraré por ti.


Cielo acompáñame una vez más.



















Olvido.


Sangre escurre por mi cuello,
sin ella ya no hay cielo,
en una sombra me convierto,
un silencio, siempre ignorado.


Que la vida se me escapa,
y no puedo retenerla,
a su lado soy olvido,
a su lado ya no existo.


Esta angustia me desgasta,
de lo que fui, ya no soy nada,
y tú aroma no regresará,
tú sonrisa no se escucha.


Estoy vacío como un día sin sol,
vacío como una noche sin luna,
triste como un grito de dolor,
triste como un romance que termina.






















Y te necesito.


Fuiste el sueño más hermoso de mi vida,
fuiste sombra, luz, amor, toda mi ilusión,
y me dejaste solo entre tanta confusión,
no sé que sucederá, tú eras toda mía.


Ahora solo con luz artificial,
con tu imagen impresa en un placard,
con esa sonrisa que me hacía la vida hermosa,
con tus ojos que me mataban de pasión.


Con estas lágrimas de sangre te lloro,
con todas mis fuerzas te llamo,
te amo pero sé que no volverás,
fue sólo un sueño, un amor de sólo un día.


Te alejaste por tu propia voluntad,
eras mi vida y mi vida me dejó,
eras mi ilusión y el futuro se perdió,
te necesito, te llame y nunca miraste atrás.






















Futuro en venta.


Caricias que compre sin darme cuenta,
sin saber que tú no me querías,
pues el cuerpo ya no avanza, no camina,
tu lástima y necesidad a esto te obliga.


Fuiste todo y no eres nada sólo polvo,
fuiste amor, pasión, mi luz, mi mundo,
y me dejaste sin razón ni explicación,
tu sonrisa, tu amor, pasión sólo ilusión.


Yo soñaba con mirarnos hasta el final,
morir joven, quizá viejo pero a tu lado estar,
me engañaste porque el cuerpo no quería caminar,
te vendiste por monedas, por viajar...


Sin embargo por las noches te he de recordar,
en silencio lloraré frente a tu altar,
acariciando con la vista la silueta que tanto amé,
y sabiendo que jamás te olvidaré.






















Olvidando.


Recorro los caminos del olvido,
me muestran las imágenes de lo que fue,
sin embargo me cuesta olvidar lo que se ve,
la sonrisa, el dolor, todo lo que llevo dentro.


Recorro los paisajes de la memoria,
todo lo bueno y malo que pasé,
no se como continuar más, día con día,
simplemente estoy tan solo y no sé que hacer.


No quiero olvidar la verdad,
no quiero dejar de ser lo que soy,
más sin embargo ya no quiero llorar,
no quiero seguir aquí donde estoy.


Llegaré al final del camino,
solo, quizás contigo,
pues la llave es dejar todo al olvido,
perder el corazón, todo lo vivido.


Dios, ayúdame a seguir adelante,
que se incendien las neuronas de la mente,
y sólo Tú eres el único Ser que me hace fuerte,
eres mi esperanza, mi sonrisa, mi dolor, ser valiente.

















Inicio