Inicio

A mi madre...


Has sufrido tanto por mi causa lo sé,
has llevado mi mundo en tu espalda,
yo no he sabido como aligerar tu carga,
no sé si soy una esperanza o solo un lastre.


He visto lágrimas de sangre rodar por tus mejillas,
las he querido mitigar con mil sonrisas,
he tratado de sanar todas tus heridas,
pues si yo sufro tus estas sufriendo y yo aún más.


Mi alma, mi corazón, mi cuerpo tienen cicatrices,
que por desgracia no se han curado, no sanaran,
por que el corazón ya no palpita igual, y los dolores...
Estos caminos son más breves y las piernas no caminan.


No hay más señales de mí, no hay vida,
solo sé que estoy sufriendo y también tu,
ya no quiero verte preocupada, eso me mata,
mi cielo se obscurece y no es mas azul.


Mamá perdóname por lo que te he hecho,
mamá perdónalos por lo que hicieron,
si me dejaron muerto en vida,
igual y te regalo todas mis sonrisas.


Te doy mi sangre, pero no sufras por mi mamá,
por que simplemente se entristecen los cielos,
la luz de la luna simplemente se opaca,
con la tristeza en el brillo de tus ojos.



01.
Este es un poema con toda conciencia y amor para mí ma´.





Por primera vez.


Por primera vez en la vida,
a través de miles de ilusiones,
se origina en mi alegría,
la sonrisa del claro amor,
ante ti me rindo yo.


Me has dado tu cariño,
me has cuidado sin una razón,
me has amado desde niño,
me has otorgado tu perdón..


Gracias por permanecer a mi lado,
por no dejar este corazón desolado,
cuando todos me dejaron abandonado,
Solo Dios, la muerte y tu me han cuidado.





90.





















Lo que podría ser.


A cada momento muero un poco,
en la soledad de mi oscuro desierto,
con el corazón entre mis manos, muerto,
y le ruego que no te vayas, te necesito tanto.


Abro mi pecho y te guardo con toda esperanza,
quizá el toque mágico de un ángel me dé la vida,
de nuevo el ensueño surgirá de entre las sombras,
esta vez la ilusión será realidad este cariño vivirá.


Esos lamentos que una vez fueron se terminaron,
sonrisas y suspiros de nuevo abra en el corazón,
tus lágrimas que con la lluvia se confundían,
como un río bajo el sol se evaporarán, desaparecerán.


Ya no habrá más recuerdo de esos días de agonía,
para ti mi corazón descubrirá un hermoso nuevo día,
estaremos sin preocupación los dos mirando el sol,
recibiendo el viento, sintiendo la armonía alrededor.


Y dejaremos de morir, seremos eternos,
no habrá soledad ni obscuros desiertos,
viviremos como nunca se ha vivido,
no en la tierra, lejos de tanto dolor asesino.





01.
Para mí ma´.









Esperando.


Soledad compañía y destierro,
me pregunto si al fin estaré solo,
sin tu mirada burlona que me da miedo,
miedo de saber si serás mi hielo perpetuo.


Silencio acallado con frases que no se escuchan,
sonrisas congeladas en este corazón se estrechan,
como buscando refugiarse de aquel silencio insaciable,
es como el sonido del corazón vacío, inmutable.


Guardo tantos sonidos en mi mente,
pero no puedo forzarlos a salir,
son solo recuerdos de tu voz, de tu reír,
que termino por ahogarme en mi propia muerte.


Déjame seguir soñando que no estoy solo,
déjame seguir creyendo que no me he vuelto loco,
que la locura es el único escape a este delirio,
delirio que me lleva a esta triste soledad de nuevo.


Déjame solo soledad,
no quiero más tu compañía,
pues como ave de rapiña,
Solo espera a que este cuerpo desfallezca.





89.
Para mi padre, desde siempre fuiste así...









Dónde estas?


Hoy me siento diferente esperándote,
pero al mismo tiempo deseando no verte,
creo que me intoxique por no estar a tu lado,
pues sin ti soy el hombre menos afortunado.


Ahora espero que me traigas todo ese amor que me ofreces,
o es que acaso olvidaste tu pequeña condena,
trato de mantener la cordura a pesar de que no estas,
no quiero que sea mi último momento, no te quiero perder.


Donde estas que no te veo llegar,
creo que se te olvido todo esto de nuevo,
poderme dar un poco de tu cariño es tu problema,
son todos tus asuntos o yo el problema.


Es que ya no hay amor en tu corazón?,
lo tiraste?, lo olvidaste?, o no tiene razón...
Solo sigo aquí, solo sin ti, sin nada,
con el viento de testigo y la noche desordenada.


Me asfixio con el gas letal de tu aroma,
me muero en esta calma que me condena,
pero no olvides que nadie se salva,
no olvides que la historia no sirve de nada.


Todo es cíclico ... ... No?






Para mi padre, gracias por los hermanos extra... ahora s donde estabas.
Igual y te agradezco lo que me diste y me sigues dando, menos el desprecio y el disparo, esos no te lo agradezco.




Porque???.


Soledad, inmensa soledad, que me destruye sin cesar,
como soñar contigo y saber que a mi lado no estarás,
imaginar tu sombra a mi lado, solamente imaginar,
aún cuando sé que regresaras, será todo tan fugaz?


Me niego a seguir en lo profundo de este mar,
me niego a ser ejecutado por el dolor, por el olvido,
simplemente me gustaría alzar el vuelo sin destino,
recorrer cada camino, cada cielo, esta inmensidad.


Pero al final no estarás tu, no habrá nadie,
yo sé que quizá no habrá nada que recordar,
de nuevo imaginar que no estoy solo, imaginarte,
saber que aún cuando no estés siempre te he de amar.


Tomaré este cuerpo, esta alma y voy a descansar,
soñare que hay un lugar donde siempre estarás,
que tu sonrisa, tu mirada todo el tiempo me acompañaran,
no habrá más dolor, ni soledad, ni condenas.


Estoy en paz con la vida y con mi soledad,
no tengo porque seguir sepultado en este inmenso mar,
no tengo porque seguir soportando esta estúpida ansiedad,
es que todo lo que deseaba era poderte amar.









Nov. 2001.
Porque me sigues cobrando la vida padre, sino verbalmente, con la mirada.





No más.


No, no necesito que te acerques a mí,
no, no necesito que me digas que sí,
tan solo déjame ir,
tan solo déjame vivir.


Ya, ya lo sé,
no lo repitas más,
yo soy la ausencia de razón,
que soy un cuerpo sin expresión,
soy un alma sin corazón,
y una mirada sin discreción.


No necesito escucharte más,
soy la sangre de la guerra,
soy un grito aquí en la tierra?,
las cadenas de la libertad,
y la tristeza de tu andar.







1989.
Cuando eres joven es tan rebelde el ser. Pero debería haber sido diferente, ya me habías disparado, te acuerdas, ya sé porque siempre lo mismo, pero acaso no es el pasado el pilar del presente y los cimientos del futuro, no me lo dijiste tu padre lo aprendí yo solo.














Padre. (Abba).


Abba donde estas?,
sabes, no he podido levantar,
solo sé que tengo que salir,
luchar contra uno, contra mil.


Y solo sé que tu abba,
trataste de darme lo mejor,
trataste de transformarme en ganador,
pero, abba...


Pero algún día tu pensaste,
que las causas y las razones
sobrarían entre los dos,
que mi mente estaba afuera...


Desglosando el vasto mundo,
mutilando nubes en el aire,
y creciendo el terrible munshi,
que tomaría venganza contra todo.


Y ahora que todo llega a su fin,
siento la tibia sangre,
por mi cara recorrer,
y esta es solo parte de tu obra,
una obra que tu llevaste a su fin.


Y solo sé que tu abba,
trataste de darme lo mejor,
abba trataste de transformarme en ganador,
pero abba, ahora donde estas???.







1988.
Hace años de esto.
El arlequín.


Quisiera ser un arlequín,
borrar esa tristeza de tu vida,
quisiera ser un arlequín,
una sonrisa en tu alma hacer brotar.


Y sé que algún día lograré,
que a mi lado estés,
juntos tu y yo,
como un arlequín de dulce alegría tu vida llenaré.


Tu dicha y mi pasión,
la guerra ganaran,
contra este mundo violento y doloroso,
lleno de odio y postración.


Como un arlequín,
la risa haré surgir,
de tu triste corazón,
sé que tu dolor no tiene descripción.


Quisiera ser un arlequín,
borrar esa tristeza de tu vida,
quisiera ser un arlequín,
y una sonrisa en tu faz,


lograr delinear...







1990.
Ma´, si pudiese quitar la tristeza de tu vida dándote mi vida lo haría, pero no puedo, sólo tratare de darte menos preocupaciones, y todo lo que pueda producir esta mente trabajando.


Un momento.


Si lo nuestro no se da,
si la vida es un momento,
y el momento no se dio,
es tan solo una luz que se extinguió.


Es cuestión de soñar, pero que?,
somos nubes solitarias,
que en el cielo se acarician,
y en el suelo se evaporan.


Somos llamas encendidas,
en la hoguera de esta vida,
silogismo equivocado,
conclusión que no se da.


Suavemente cae la noche,
silenciosa oscuridad,
me pregunto si aquí estas,
dos estrellas me iluminan,
me recuerdan tu mirar,
es algo que voy a extrañar.


Y una luz es la esperanza,
que la vida nos da,
mis recuerdos y memorias,
han quedado atrás.


Corazón en simulacro,
no te escapes sin mirar,
que la vida es un momento,
y el momento ya se va.






1987. Esto es para mi padre, pero es increíble que después de tantos años, la situación siga igual o peor.
Muerte.


Muerte aléjame de este mundo,
donde solo hay dolor y engaño,
donde perdí el amor eterno,
donde ya nada, ni nadie es sincero.


Muerte déjame entre quimeras espectrales,
donde seguramente encontrare la paz del alma,
déjame soñar mil ilusiones, mis verdades,
encontrar al fin la más perfecta estrella.


Y en esa estrella escribir mil poemas,
exprimir el inconsciente y dejar recuerdo,
pequeños trozos de mi alma en la nada,
saber que quizá por alguien seré amado.


Muerte es acaso el fin la destrucción del cuerpo,
no, yo creo que se puede estar muerto en vida,
cuando todo el mundo es indiferente y te olvida,
estoy muerto entre los vivos muertos, siempre solo.








Oct. 2000.
Este es después de ver a mis padres pelear.












Junto a mí.


Estoy triste como el sonido del trino de las aves,
estoy triste porque solo con tristeza ardo en llamas,
estoy solo, como un cadáver entre tumbas,
preferiría morir colgado pero yo sé que vales más.


Préstame tu corazón para seguir viviendo,
piensa en mi para saber que sigo existiendo,
dame un roce de tus manos,
para saber que estas conmigo.


Pero todo pasa tan rápido, menos el dolor,
que no me doy cuenta del clamor,
que estalla en mi corazón,
por tenerlas por siempre a mi lado.


Déjame visitar tu alma hermosa,
con el rocío de una rosa,
todo es nada sino estas,
nada es mi cuarto vacío cuando te vas.


No, no te vayas esta tarde,
que mi corazón padece y muere,
cuando tu no estas yo nada soy,
cada vez que te vas con el viento me voy.







May. 2000.
Este es para mis hermanas, mi madre y mi enfermera de cabecera, cuando me enfermaba y ahí estaban para cuidarme. Después de más de nueve operaciones. Es muy poco esto, pero: Gracias.





Alejándote.


Siento tu presencia, aún estas aquí,
escucho tu sonrisa, no puede mentir,
eres un murmullo muy lejano a mí,
eres parte del paraíso donde quiero vivir.


Como el sol sobre el agua del mar,
como la luna llena que no para de brillar,
como esa paz interior que no dejare escapar,
solo déjame contigo de vez en cuando soñar.


Para no sentirme tan solo.


Y es que no comprendo porque es que te vas,
y es que ya no entiendo porque sufrir más,
pues el mundo es nada si es que tu no estas,
mi alegría sin ti no volverá jamás.


Aunque grite con todas mis fuerzas,
aunque quisiera detenerte con un mil cadenas,
si te quieres ir, te iras,
si no quieres volver, no volverás.








Mar. 2000.
Por aquellas veces que tuviste que huir de casa... –sabemos las razones-.









Padres y consecuencias.


Soledad, humano sentimiento, soledad,
solo me queda refugiarme fuera de la realidad,
soledad, humana, terrible necesidad,
me da miedo que dures toda una eternidad.


Solo crucificado en mi dolor,
solo desangrado por su amor,
y ahora todo ha perdido su color,
ahora solo siento temor, temor.


Estoy tan desgarradamente solo y triste,
que pienso solamente en la muerte,
es que acaso he dejado de ser fuerte,
o simplemente es otro juego de la mente.


Solo como las noches sin luna,
solo como el fuego que no quema,
solo como el dolor en el alma,
solo como cuando la muerte te lleva.


Soledad con tu daga me partes el corazón,
y veo mi sangre correr sin razón,
sobre tus manos padre,
sobre tus manos madre,
sobre la soledad de cada uno de ustedes...






Mar. 2000.








Un deseo.


Ilusión, fantástica quimera sé real,
déjame ser joven por siempre,
que nunca llegue algún termino fatal,
déjame tener una juventud que no termine.


Es ese sueño de ser por siempre saludable,
es esa ilusión de mirar un cuerpo insuperable,
quiero vivir mi juventud rodeado de alegría,
quiero vivir la noche y el día.


Sin preocuparme si el tiempo me tocará,
sin preocuparme del futuro que me espera,
caminar, correr sin freno alguno,
encontrar sabiduría en el momento oportuno.


Quiero que mi cuerpo estalle de alegría,
quiero que mi vida, sea realmente mía,
no depender de esto, aquello o que será,
tomar una daga y morir cuando quiera.


Quiero saltar enloquecido de amor,
saber que nunca habrá temor,
que nunca perderé mi soñada juventud,
por siempre miraré el cielo y su quietud.







Ene. 2000. Para mí, lo que quería, quise o quiero para mi.








Mi mundo.


Soñé con un mundo extraño, no había muerte,
soñé con una vida larga, días hermosos, dorados,
noches pintadas de luz, reflejos plateados,
caminaba sin detenerme lleno el corazón de fe.


Me llegaba la brisa del viento tan fresca,
esa brisa que creaba sonidos entre la hierba,
que murmuraba palabras dulces entre los árboles,
y que al final me gritaba desesperada que me quedara.


También había peces que se deslizaban en el agua,
tan clara, tan cristalina como un alma recién nacida,
a veces corría entre mis manos, entre mis pies,
al final lloró sobre mi cuerpo y me hizo desfallecer.


Era mi mundo, yo sé que era mi mundo,
quizá extraño, sin pecado, sin razón,
pero sé que en él estaba reflejado mi corazón,
y al despertar sin querer lo perdí todo.


Pero antes de morir podría decir cuanto disfrute,
el sueño y la realidad que me ofrecieron,
esa realidad cruda, cruel, que solo me dio la demostración,
y ese sueño completo tan hermoso que duró sólo un instante.







Sep. 2001. Pues es directo para mi vida, un agradecimiento.








A mis padres.


Gracias por darme todo lo que nunca necesite,
gracias por esos consejos que siempre yo esperaba,
por todas las sonrisas que ahora sé, siempre fingiste,
por hacerme creer que la felicidad sí existía.


Ahora ya no pensare más en todos los recuerdos,
que fueron los más hermosos y divinos momentos,
son solo nada, como haber mirado al mar,
el problema es que estoy hundido en este mar.


La sangre que llenaba mi corazón con amor,
ahora se diluye con las gotas de este olvido,
que me tiene en agonía y me llena de terror,
solo sé que me mataron la ilusión, el sueño, el mundo.


Gracias porque sin querer entre en otra dimensión,
gracias porque ahora soy yo quien baja o sube el telón,
no esperen nada, porque nada puedo darles ya,
imaginen solo fui una fugaz y tenue estrella.


Es tiempo de mirar al horizonte más lejano,
de sonreírle al destino, sin más engaños,
de saber si mi vida es solo mía, mi destino,
me doy cuenta que por desgracia mataron a sus hijos.



Nov. 2001. Este poema es para ti, sí para ti que me cortaste lo hilos de guiñol que tenía
atados, y me lanzaste lejos, sin nada, pero llegue solo a Nueva York!!! Y
regrese.

Nota.- Pero aún así los quiero mucho, gracias por apoyarme en lo poco o mucho que
hayan considerado, han hecho todo con mucho empeño, pero padre es y fue
por orgullo, gusto o necesidad???, te respeto, pero yo te veo como lo que eres un
hombre, no sé porque la gente te teme, creo que si sé, pero después de la bala que
amablemente me disparaste, debería de temerte, debería de pagarte lo que gastaste
cuando me dispararon en el asalto, no era tu obligación, pero que no lo hiciste de
corazón???, bueno solo llevemos lo poco que nos quede de vida en paz, no???.

Gracias a los dos, por todo, por traerme al mundo.

Inicio