Inicio

LA SUPREMACÍA CONSTITUCIONAL


Para comprender este ente jurídico, habrá que ver desde su significado gramatical, hasta la concepción del mismo, partiendo desde los diferentes puntos de vista que nos compete en los diversos campos de estudio dentro del derecho, para así poder concebirlo con la importancia que se le debe.

La palabra constitución proviene del latín constitutio, - onis, de la cual se desprenden varios significados, pero solo se hará mención a los que en este tema nos compete; forma o sistema de gobierno que tiene cada estado y ley fundamental de un estado que define el régimen básico de los derechos y libertades de los gobernados, división de poderes e instituciones de la organización política. En cuanto a la supremacía la real academia de la lengua sostiene que significa; preeminencia, superioridad jerárquica.

En cuanto a su historia, en el pasado, cuando las sociedades primitivas se deslindaron de creencias místicas para legitimar el poder de sus lideres, se tendía a exigir una justificación racional para el ejercicio del poder. Esto para regular las funciones del los gobernantes y permitir a los gobernados el acceso al proceso del poder. Es aquí cuando se tiene la necesidad de un instrumento jurídico supremo, es entonces cuando nace lo que hoy conocemos como constitucionalismo.

Ahora bien, en la doctrina mexicana Ignacio Burgoa define la constitución como el ordenamiento jurídico que proclama los principios políticos, sociales, económicos, culturales y humanos que derivan del ser, del modo de ser y del querer ser de un pueblo en su devenir histórico mismo. Por otra parte Kelsen en su obra teoría pura del derecho se refiere a la constitución como la norma superior ya que esta regula la producción de otras normas, es decir, normas inferiores. También dice que el orden jurídico no es un sistema de normas de derecho situadas en un mismo plano, sino una construcción escalonada de diversos estratos de normas jurídicas. Entorno a lo anterior la Suprema Corte de la Nación señala que la constitución es la norma fundamental que unifica y da validez a todas las demás leyes que constituyen un orden jurídico determinado, también dice que toda norma fundamental constituye un instrumento permanente de gobierno, cuyos preceptos aseguran la estabilidad y la certeza necesaria para la existencia del estado y del orden jurídico. De estos criterios se desprende la importancia que ha adquirido la consideración jurídico – positiva de la carta magna, fundamentada en la ya mencionada teoría de Kelsen.

La constitución mexicana, determina la forma de ser del estado, establece la integración y competencia de poderes públicos y otorga los derechos fundamentales de que goza cada individuo que se encuentra en territorio nacional; además constituye el fundamento de validez de ordenamientos secundarios.

Como consecuencia de los antecedentes históricos, doctrinarios y jurisprudenciales señalados anteriormente, se puede afirmar y a la misma vez llegar a concluir que la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos es la norma fundamental del estado, base y justificación de toda la producción legislativa y directriz de la realidad político-social en un momento histórico determinado de nuestro país. Por lo tanto con las características ya mencionada se puede deducir que estamos viviendo una Supremacía Constitucional.






Bernardo Trujillo Gastelum.

Inicio