Inicio

LA ÉTICA IMPLÍCITA EN EL ACTUAR HUMANO
Por:
Francisco X. González Garza.


Desde que la ética nació, se estableció una re definición del actuar humano y del ser en relación con otros seres y consigo mismo. Kant mencionaba la importancia de los postulados a priori, y quería universalizarlos; como si el actuar humano es universal y constante.
Definitivamente muchas de las acciones no se pueden cuantificar, ni existen parámetros para determinar hasta dónde un sujeto ha perjudicado más que otro, para ello habría que tener un punto de vista relativo, entonces los absolutos ya no aplicarían.
Habría autores como Tomás de Aquino que consideraba que existían acciones en los animales. La bondad o maldad dependería de diversos factores. Sin embargo, en la época actual con tantos bits y bytes de información, con diversas formas de pensamiento y transmisión de información en cuestión de segundos, es posible observar diversas formas de actuar humano, lo que en algunas ocasiones pone en duda el propio ya que se contrasta, independientemente de la cultura, ideología o etnia.
¿Quién tiene el derecho, la capacidad y el poder de juzgar quién es ético y quién no lo es?, una persona dentro de una organización miente para salvar un proceso de producción, y sin embargo, es un factor obligado en la consciencia humana, el ser es trascendente y se da cuenta que a veces llega a realizar acciones que van en contra de su propia voluntad de decisión.
Habría que preguntarse el rol de la ética en la actualidad. Diversidad de organizaciones pretenden una estructura ética basada en la armonía, en la confianza, dignidad humana, respeto y en los procesos de relación con otros seres pensantes, ¿no es acaso esto el fin del ser humano? ¿por qué la ética debe ser pronunciada tan constantemente como para reafirmar que estas acciones no se presentan? Todavía la situación es más caótica cuando el ser ético trata de ver las acciones y acontecimiento de una manera fría y supuestamente muy objetiva, cuando ninguna persona humana puede ser desligada de su educación previa, axiología, formación espiritual, estereotipos positivos y negativos que posea, todo esto de una forma o de otra empaña la observación del actuar humano.
Es preciso aclarar que las Ciencias Sociales y Exactas, como cualquier campo de acción necesitan de la ética, no es posible tener una bona fide sin entender las intencionalidades del sujeto. Esto es algo similar a lo que sucede en religión, alguna persona cree cometer un pecado “mortal”, no obra por un temor a un castigo, inconscientemente sufre y sabe de las consecuencias de esa acción, pero su intención no necesariamente fue cometer ese pecado porque obviamente si supiera las consecuencias no llegaría a cometer esa atrocidad.
De esa manera la ética se distingue en el actuar individual y social, con este post modernismo tan interesante, ya muchos grupos sociales no saben ni lo que es bueno y deseable a lo que es malo y negativo. El post modernismo viene a relativizar muchas ideas, a decir que todo puede ser justificado y que cada acción depende de una cultura o contexto, esto no se niega, muchas de las conductas humanas y sobre todo habituales son formadas por una familia, por una cultura que expresa estos valores como deseables. Sin embargo, es preciso considerar que el valor de una acción humana no depende de quién la observe, sino depende de las consecuencias y repercusiones que produzca a nivel personal y social.
Es también conveniente subrayar que una acción no hace a una persona ética, si alguien roba una tienda hoy no significa que es una mala persona necesariamente, significa que su acción fue mala, no prevista, inconveniente pero a lo mejor esa persona realizó cien acciones positivas para sí mismo y para los demás. Así que es bastante difícil catalogar o “etiquetar” de bueno o malo a una persona basada en un simple hecho o juicio. Estoy convencido que personas en las cárceles que han sido declaradas culpables han tenido muchos aciertos y la sociedad debe de darles de una forma o de otra la oportunidad de demostrar esos lados positivos, ya que tener a un ser humano privado de su libertad física –no necesariamente mental-, por un solo hecho es reprimirlo y enviarle la señal que no vale, que no es persona y que no posee dignidad además de que la misma sociedad los orilla en muchas ocasiones a ser desadaptados, pocos los aceptan y muchos los ven con mala cara, cuando justamente lo que necesitan es una readaptación, es decir que la sociedad los vea como personas de utilidad y dignas de ser respetadas.
En las escuelas, la ética debe estar implícita en el ejemplo constante, diario. Ya no es un menester de adultos, es precisamente como decía O. Fullat en alguna conferencia a través de los hábitos que se van formando estas cuestiones.
Los dilemas éticos y morales, la ejemplificación de casos ayudan a imaginarse cómo se resolvería un problema, son utilizados en grandes universidades, y habría que añadir que el actuar diario necesita de la ética y el ser humano ético debe saber distinguir entre lo ético de lo moral. Considerar que un agnóstico o un ateo pueden ser personas éticas y morales aunque no tengan como líder a un Dios o deidad.
En la Biblia, el Sermón de la Montaña es considerado como una obra de ética para algunos teólogos, en lo personal no veo que exista una imposición o instructivo qué hacer o cómo actuar porque si así fuere dejaría de ser ético, es decir, cuartear esa libertad de acción.
Afirmo que existe una gran confusión entre la prevención de una acción y el juicio. Lo ideal es que una persona no cometiera errores, todos lo hacemos consciente o inconscientemente son áreas de mejora, oportunidades de aprender, por otro lado, muchos grupos de personas juzgan a la acción ya que está terminada, realizada, y otros prefieren recurrir a la prevención, si alguien sabe que mentir va a tener consecuencias negativas, entonces evitemos el mentir. Si alguien sabe que fumar puede causar problemas pulmonares mejor hay que prevenirlo... Así las acciones éticas, pero en la praxis humana diaria esto se da muy poco, muy pocas personas se detienen a pensar lo que sigue, la acción siguiente, muchos las realizamos por instinto o mecánicamente porque así estamos diseñados, no hay demasiado tiempo para pensar si alguien me grita, no cuento hasta diez, simplemente reacciono como mi naturaleza me lo permite y lo pasado quedó atrás.
El individuo necesita crear una sociedad más ética, más justa de confianza y esto se logra empezando por el actuar individual, mediante el ejemplo, a través de las obras que permiten el Bien Común que encaminan a la construcción de nuevos proyectos de nación, que son resultado del amor a la patria y a la humanidad. La necesitamos y nuestras futuras generaciones la requerirán todavía más.


Inicio