Inicio

La revolución industrial cambio la forma de comercializar bines
Hipótesis
La revolución industrial impulsó el expansionismo del comercio europeo

La Revolución Industrial aportó relevantes beneficios en las formas de producción, pero de manera simultánea trajo una serie de cambios en la calidad de vida de la sociedad contemporánea de fines del siglo XVIII y principios del XIX. Con la Revolución Industrial se aligeró la producción, y al mismo tiempo los obreros fueron parte de una explotación de vida para la obtención de productos.
Referente a la vida industrial, lo que hay que reprocharle a la revolución industrial son las jornadas inhumanas de trabajos, las condiciones insalubres, la adopción de niños para el trabajo y muchas otras características inaceptables por la sociedad, pero con la única finalidad de poder tener la mano de obra barata para reducir los precios de productos y engrandecer sólo el beneficio del patrón.
La Revolución Industrial generó también una extensión de los mercados extranjeros y una nueva segmentación cosmopolita del trabajo. Los nuevos mercados se apresaron por razón del abaratamiento de productos realizados con las grandes maquinarias, por las nuevas formas de transporte y la expansión de las vías de comunicación, así como también, mediante una política expansionista.
Jesús TapIa Corral en una investigación reciente afirmó: “La industrialización ha supuesto el mayor cambio para la humanidad desde la llamada Revolución Neolítica". Si entendemos a la revolución neolítica como el expansionismo de la agricultura, entonces estaremos seguros que la revolución industrial produjo y trajo consigo un sin fin de nuevas formas de comercialización, como lo fue la venta por plazos, o las llamadas agencias de viajeros, expertos en la colocación de los productos. La industrialización abre el panorama de posibilidades para el intercambio de productos y un auge en la culturización.
Con base en lo anterior se puede mencionar la necesidad del surgimiento de nuevos métodos de venta para la posición de un producto, como lo son las ventas a plazos que pudieron adquirir un mayor número de compradores interesados en el producto, los agentes de viajes, que se dedicaban a viajar por las zonas donde un producto pueda ser aceptado con mayor facilidad, de esta forma prestaban sus servicios para colocar productos y lograr el auge de éstos, surgen las organizaciones de publicidad, la cuales buscaban atraer adquirientes, por último podemos ver el apoyo del estado, con el nombramiento de funcionarios para vigilar la seguridad del mercado nacional. Estas son una de las múltiples formas de vender que surgieron a partir de la revolución industrial, marcando su trascendencia hasta nuestros días.
Lo que se refiere a la Industrialización no fue un manifestación que se originara sólo en las industrias: la agricultura, las formas de comunicación, la población, el comercio, el capital, la organización social, la educación y la evaluación del hombre toleraron alteraciones difíciles en compensación semejante a la industria.
por el hecho de ser Inglaterra el país donde se produjo este proceso, y por tanto donde con más claridad y con energía más agresiva se postula el ciclo naciente.
Para hacer una mayor visión sobre el tema podemos tomar la comercialización del sigo industrial con el contemporáneo, habiendo las formas de producción arcaicas de la agricultura, las cuales se vieron en la necesidad de evolucionar de manera rápida y eficiente. En la actualidad esos cambios han sido de gran importancia todos estos cambios ya que se conservan técnicas de la revolución industrial y por lo tanto su comercialización hasta otros horizontes nacionales e internacionales.
Una de las preferencias elementales de la producción moderna es que nunca supone a los procesos de producción como irreversibles o finalizados. De esta forma su plataforma técnico-científica es revolucionaria, generando así, el problema de la obsolescencia tecnológica en períodos cada vez más breves. Desde este aspecto puede afirmarse que todas las formas de producción anteriores a la industria moderna fueron esencialmente conservadoras. Sin embargo, esta característica de innovación no se ajusta a la ciencia y la tecnología, sino debe ampliarse a toda la organización económica de las sociedades modernas. En esta ideología de la innovación es, por definición, negación, pérdida, transformaciones, la alternativa es la esencia permanente de la modernidad.
A manera de concesión, todas las revoluciones poseen un punto muy objetivo, el extender el tiempo libre de que sitúa la humanidad, y uno negativo, el causar condiciones de vida precarias y sometimiento, como en el caso de la levantamiento agrario, desfigurada en el de la industrial.
De una forma general podemos decir que al revolución industrial ha sido el movimiento que ha marcado la vida comercial de la humanidad, ya que los avances que se suscitaron en éste fueron de vital importancia para el expansionismo del mercantilismo tanto europeo como mundial. La revolución industrial marca el cambio de vida de los hombres de una vida arcaica a una visa totalmente sistematizada en estructuras comerciales donde en la actualidad podemos encontrar lo métodos de comercialización que desde entonces se utilizaban.
“La revolución industrial marca el progreso de la humanidad”
Referencias bibliográficas:

1. Recuperado el 15 de septiembre del 2004 de: http://www.cnice.mecd.es/eos/MaterialesEducativos/bachillerato/historia/rev_industrial/introduccion.htm

2. Recuperado el 15 de septiembre del 2004 de:
http://www.fortunecity.es/imaginapoder/humanidades/587/industrializacion.htm

3. Recuperado el 15 de septiembre del 2004 de:
http://www.monografias.com/trabajos12/revin/revin.shtml

4. Recuperado el 15 de septiembre del 2004 de:
http://www.geocities.com/SunsetStrip/Studio/2982/revindust.html


Inicio