Inicio

La Empresa Pública en México.

“La responsabilidad social que asumen los sectores –actores-
se deriva de una mayor conciencia de los dilemas económicos
que enfrenta el país, ninguno de los cuales es resoluble
mediante actitudes unilaterales.”[1]



El desarrollo de la economía mexicana ha sido espectacularmente inestable, o mejor dicho, inexplicablemente inestable, en donde la política económica del sexenio se hacia patente en el destino del gasto gubernamental. Las empresas públicas jugaron un papel de suma importancia para el Estado mexicano ya que incrementaba su tamaño. El Doctor Omar Guerrero en su libro “Del Estado cívico al Estado gerencial” manifiesta que el Estado se ha tornado gordo, obeso, incapaz de cumplir con sus objetivos principales debido a la sobrecarga de funciones, que en el caso mexicano se manifiesta con la sobrecarga de empresas públicas. Tal y como señala Elia Marum Espinosa “la empresa publica es uno de los brazos de la realización de las funciones estatales, ha cobrado una importancia creciente en la actuación del Estado en la economía capitalista, ya que su reducción cuantitativa en muchos países ha servido para fortalecer la gestión estatal en el proceso de acumulación, yen México ha sido una de las alternativas para que el Estado adecue el modelo económico a los cambios en el capitalismo mundial.”[2] Por tanto a través de la empresa publica el Estado, en México, se vuelve controlador no solo de la política sino de la situación economica.

El intervencionismo estatal vía empresa pública busca establecer las condiciones básicas de unificación y consolidación económica, para lo cual se crean instituciones financieras y monetarias indispensables para el desarrollo económico, ya unificado el país se busca también crear la infraestructura básica para un desarrollo nacional independiente.

La formación de empresas publicas es un proceso económico y político que involucra el modo en que se va tomando y procesando la toma de decisiones. Los organismos públicos son moldeados en un contexto histórico determinado por características estructurales y por el poder relativo de los grupos sociales para influir en el cambio. Por tanto para explicar el desarrollo de la empresa pública en México y entender su importancia en el desarrollo y crecimiento del país, presentamos cuatro etapas que consideramos sobresalientes:

  1. Creación (19717-1940). Se considera que la creación de empresas públicas se da por agregación sistemática en la búsqueda de unificación nacional. Durante este periodo las empresas creadas en nuestro país son 57 entre las que destacan, el Banco de México, Nafinsa, Banco Hipotecario, PEMEX. Durante este periodo se institucionaliza la Revolución Mexicana con la creación en 1929 del PNR y la posterior transformación con Cárdenas en 1938 a PRM. Se comienza a forjar un Estado interventor en la economía.
  2. Consolidación (1940-1970). se busca que a través de las empresas públicas se consolide y hacer eficiente un desarrollo económico por medio de un desarrollo industrial e integral del país. Con la entrada de Miguel Alemán a la presidencia empieza la etapa de impulso a las empresas publicas, tan solo en el periodo de 1940-1952 las empresas publicas ascendieron a 158. ¿Por qué este incremento? Se pretendía apoyar la incipiente sustitución de importaciones y acelerar la formación privada de capital. Antes y durante de la Segunda Guerra Mundial la actividad de la economía del país se mantuvo en crecimiento debido al impacto en la balanza de pagos (alto porcentaje de exportaciones, principalmente de materias primas), se empezaron a crear pactos institucionales con la mayoría de las fuerzas políticas y económicas del país. “El impacto más importante de la guerra para México se dio en el terreno económico”.[3] Este crecimiento, y de acuerdo a las políticas hechas por el gobierno de Miguel Aleman “el presidente empresario” (Krauze, la presidencia imperial) inauguro una etapa de industrialización donde se confió, incluso en demasía, en un desarrollo prospero sustentado en el crecimiento económico. Empezaron los primeros pactos con los Estados Unidos, se inicia en la década de 1950 la etapa del conocido “milagro mexicano” (1956 – 1972), junto con la etapa de la industrialización inicia una descontrolada urbanización, se descuida el campo y principalmente se empieza a acentuar una inequidad y desigualdad en la distribución del ingreso. Se crece rápido pero no se desarrolla, se crece a tal magnitud que a la par la población urbana y la población en general aumentan (este es uno de los factores que hasta nuestros días se pagan como consecuencias de una mala planeación.) para 1970 se tenían 491 empresas publicas tales como: Banco Nacional de Crédito Agrícola, reorganización de Nafinsa, 1MSS, AHMSA, VAM, Cobre de México, Ayotla Textil, Guanos y Fertilizantes (actual Fertimex), Fundiciones de Hierro y Acero, Refnge radora del Noroeste, CAPFCE, Compania Minera del Real del Monte y Pachuca, Diesel Nacional, Rassini Theme. Comisión Nacional de Valores, AHMSA, Infonavit, Zincamex.
  3. Decadencia (1970-1982). En este periodo la conformación de empresas publicas se dio para complementar la inversión privada y que se hicieran lideres en varias de las reamas fundamentales de la actividad económica. Se da un impulso a la actividad pública en la economía por medio de subsidios y fomento industrial. Se tuvieron muchas ocasiones de desarrollo, tal vez se desperdiciaron, tal vez pudimos haber sido la punta de lanza de Latinoamérica, pero si nos quedamos en el pasado no solucionaremos nada, es mejor no volver a el. Hubo un auge petrolero del cual se aprovecho y también, se descuido. Dependemos en muchas cantidades porcentuales de un solo factor económico, si no son las exportaciones es el petróleo, mas nunca hemos armado una política económica en la cual todos o por lo menos la mayoría de los rubros de ingreso crezcan y desarrollen. Hemos heredado un lastre muy pesado del cual nos tenemos que deshacer, y considero que poco a poco se ha querido quitar; este lastre tiene nombre, se le ha llamado en los términos sofisticados de la economía, DEUDA tanto interna como externa. Antes de la década de los noventas se solucionaba contrayendo otra deuda. Este es un periodo critico para el país, en donde, como se menciona, se pudo haber evitado muchas cosas. Durante estos años se demuestra que el aparato estatal ya es demasiado grande ya que para 1982 se tenían 1155 empresas, incluyendo la Nacionalización de la Banca. De esto se dieron cuenta los sexenios anteriores para que de una vez se tratara de mejorar el rumbo. ¿A que se debió el crecimiento de empresas públicas? Una de las causas fue la falta de inversiones por parte del sector privado debido a que no tenían confianza en las acciones gubernamentales; por tanto, el Estado se hizo de las empresas para tratar de darles un desarrollo.
  4. Desaparición (1982-1990). ya para estos años comienza gradualmente el desmantelamiento del Estado, la disminución de empresas públicas es considerable. Se venden empresas como VAM, Mexicana de aviación, Atenquique, Ingenios azucareros, se clasifica la petroquímica, se cancelan, fusionan, transfieren y liquidan empresas mayoraritarias y se quitan de la administración paraestatal empresas minoritarias. Se crean FICORCA, Mexiconsult, Centro de enseñanza técnica industrial, Innovación y comunicación, Servicio Postal Mexicano, Telégrafos Nacionales.

A partir de la década de 1990 empieza un cambio estructural en el proyecto de intervención estatal debido a que el Estado cambia de estrategia para lograr una modernización del sector público. Se pretenden tres puntos principales:
  1. modernización del sector publico.
  2. redimensión del sector publico.
  3. elevación de eficiencia y eficacia de la administración publica.

“Para el sector de Empresas Publicas el cambio estructural, además de modernización tecnológica y administrativa, significa su reestructuración, esto es cancelar no estratégicas ni prioritarias, apuntalar a aquellas que sí lo son, fusionar y reorganizar empresas para aumentar su eficiencia y vender las no prioritarias y atractivas para la iniciativa privada”[4]

¿Por qué la desincorporación? No solo consiste en un proceso que sucedió en nuestro país, comenzó un proceso mundial, algunos le llaman Neoliberalismo, otros globalización. La idea general de esta nueva ideología económica consiste en hacer de la participación estatal, una participación mínima. No solo fue una moda, sino llego para quedarse. El país en 1988, con la entrada de Salinas, el país comenzó a inmiscuirse en este proceso mundial, se empezó a negociar la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Por tanto, era no solo necesario sino indispensable que el Estado empezara a adelgazar. No fue un proceso fácil, incluso se tuvieron que crear empresas para propiciar la desincorporacion de empresas, ya sea vía privatización, fusión o liquidación.

Si analizamos la actuación del sector público como un todo, las EP proporcionan a las finanzas gubernamentales más recursos de los que reciben vía transferencias, por lo que podemos afirmar que el sector EP es un aportador neto de recursos financieros al Estado, además de ser, como hemos discutido antes, el brazo ejecutor de algunas de las principales acciones de política económica para influir en el proceso de acumulación, así como uno de los factores para determinar la legitimidad y el consenso del sistema económico y del Estado mismo. Lo que se necesita es “Una empresa pública, libre de corrupción y con alta responsabilidad ética de cuidar el medio ambiente, es lo que requiere el planeta.”[5]

Hemos vivido o sobrevivido y en cierta medida sufrido un desarrollo Estabilizador, una industrialización, una sustitución de importaciones, un desarrollo compartido, un auge petrolero, una nacionalización de la banca, una crisis de la deuda, un terremoto, una apertura comercial, desincorporacion de empresas, privatización de las mismas, un asesinato de un candidato a la presidencia, un error de diciembre y a una alternancia en el poder, me pregunto ¿qué falta?, en mas de una ocasión el castillo de naipes que se ha construido se ha derribado, o lo han derribado. Es por eso el párrafo que principia esta reflexión. Tendremos que ser pacientes, más todavía, para ver un México viviendo un pleno Desarrollo, Económico, Político y primordialmente un desarrollo Social.

BIBLIOGRAFíA.

Marúm Espinosa Elia, Intervencionismo Estatal Y Transformaciones Del Sector Empresa Pública
En México. En, Alonso, Jorge. “El nuevo Estado Mexicano”. Tomo II. México, nueva Imagen, 1992.


Martínez Martínez Ricardo, Entrevista a James Petras: México sufrirá un desastre si privatiza su sector eléctrico, La Jornada, 23 noviembre 2003



Medina Luis. La búsqueda de la Estabilidad Económica., México.


[1] Medina Luis, La búsqueda de la Estabilidad Económica. Pág. 250
[2] Marúm Espinosa Elia, Intervencionismo Estatal Y Transformaciones Del Sector Empresa Pública En México, pp. 193
[3] Medina Luis, La búsqueda de la Estabilidad Económica, Pág. 122[]
4 Marúm Espinosa Elia, Intervencionismo Estatal Y Transformaciones Del Sector Empresa Pública En México, pp. 226
[5] Martinez Martinez Ricardo, Entrevista a James Petras: México sufrirá un desastre si privatiza su sector eléctrico, La Jornada, 23 noviembre 2003


Inicio