Inicio

“El bien, el mal y la razón”, de León Olivé


Salvador Carreño

Coeditado en el año 2000 por la Universidad Nacional Autónoma de México, a través del Seminario de Problemas Científicos y Filosóficos, y por la Editorial Paidós, el título de Olivé, “El bien, el mal y la razón”, está enmarcado en el terreno de la discusión de los problemas de la naturaleza arriba señalada en el mundo moderno, y en este caso enfocados desde la perspectiva del quehacer científico y tecnológico.

La obra de Olivé –producto, por otra parte, de conferencias y participaciones académicas en diversas partes del mundo, lo cual no le resta mérito ciertamente como obra unitaria, en tanto constituye como sea una muestra representativa del pensamiento del autor-, queda acompañada en la colección a la que pertenece, por títulos de autores tan importantes cono Ian Hacking (Representar el Intervenir) y Ambrosio Velasco (Racionalidad y cambio científico).

Resulta de agradecer, igualmente, el tono desenfadado y poco ortodoxo con el cual discurre Olivé por los tópicos que aborda, ya que equilibra en su discurso el relato propiamente científico con el filosófico y con el de comunicación pública, nociones las tres, que se hallan implicadas en el índice.

Entre los conceptos desarrollados se hallan algunos como los siguientes:

Los diferentes apartados de este libro están organizados como sigue:

Primera Parte
  1. ¿Qué es la Ciencia?
  2. La irracionalidad de desconfiar de la Ciencia y de confiar en exceso
  3. La Comunicación de la Ciencia y la Filosofía



Segunda Parte
  1. El bien, el mal y la razón
  2. Evaluación de la Ciencia y los problemas éticos
  3. Naturaleza, Tecnología y Ética

Personalmente, encuentro reducido el apartado que Olivé dedica a la reflexión ética, si bien entiendo que el índice no sugiere que se hubiere de abordar principalmente algún estudio sobre la Ética y la Ciencia. Sin embargo, toda vez que el propio título de la obra: “El bien, el mal y la razón” implica seriamente la noción del juicio ético, no sólo del juicio moral, habría sido conveniente explicitar algunos conceptos al respecto, de los cuales apenas se pueden formular suposiciones. Pero además, emplea con cierto desparpajo una expresión acerca de una pretendida “ética superior”, por efecto de una cita atribuida al premio Nobel Mario Molina. Sería de suponerse que el término, que condenaría a otros sujetos de razón al uso de alguna especie de “ética inferior” (todo lo cual es un contrasentido, porque no existe cosa tal como una superioridad de éticas) se debe a cierta suerte de autosuficiencia de Molina y no de Olivé, aunque éste se limita a la cita, y no aclara el concepto.

Varios ejemplares de la obra, disponibles en la Biblioteca Central de la UNAM.

Salvador Carreño. Comunicólogo. Profesor de Ética en los Negocios en la Facultad de Contaduría y Administración UNAM.

Inicio